Home Tags Posts tagged with "Marisma de Alday"

Marisma de Alday

Diego Glez Roiz de Eco-Tierra Mojada durante charla de Agricultura ecológica en Casa Naturaleza Humedales del Anillo Verde de la Bahía de Santander

“La esencia de la agricultura ecológica es la  salud, no solo la nuestra sino la de la Tierra que nos da mucho más”

 “En agricultura ecológica se hace mucho énfasis en la salud. Pero lo más importante es la responsabilidad con el medioambiente. Mi terreno no es solo mío. Si yo produzco contaminando, contamino todo”. Eso es lo que quiso resaltar Diego González Roiz de Eco-Tierra Mojada en la charla que impartió en la recién inaugurada Casa de la Naturaleza “Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday”, situada junto al parking del Centro Comercial Valle Real, en Camargo.

La charla, que formaba parte de las actividades de apertura de la Casa de la Naturaleza alrededor del Día Mundial de los Humedales, se centró en la agricultura ecológica y en cómo esta es más respetuosa con la naturaleza: “Tenemos que hacer una agricultura perdurable en el tiempo. Esa es la esencia de la agricultura ecológica. No es solo salud, es también responsabilidad ambiental”.

“en nuestra cesta de la compra hay muchísimo poder”

En España, para que unos cultivos sean considerados ecológicos, tienen que llevar un sello europeo que exige que cumplan determinadas condiciones, y lo fundamental para lograr tal distintivo es que no se utilicen químicos de síntesis en su producción.

Diego González Roiz, cuya empresa Eco-Tierra Mojada se dedica a la producción ecológica en un territorio de 3 hectáreas en el pueblo de Maoño, es hijo y nieto de agricultores y abogaba por la defensa del sector primario en general: “No voy a venir aquí a meterme con la agricultura convencional. Mis padres y abuelos eran agricultores y la mayor parte de la gente intenta hacer las cosas bien dentro de la legalidad”.

“De todas formas, yo prefiero usar productos de residuos cero porque es lo que vamos a comer. Además, las tierras de cultivo son cada vez menos compatibles con otras especies vegetales y animales. Y en Cantabria no está mal. Hay mucha vida en los campos”.

 “En agricultura ecológica no hacemos nada innovador. Cultivamos como se hacía antes de la “revolución verde”. La revolución verde se refiere al periodo entre las décadas de los 60 y los 70 en que, por medio de hibridaciones, aumentó enormemente la producción agrícola con variedades más resistentes de cultivos como trigo o maíz, pero a costa de perder diversidad en las semillas.

Eco-Tierra Mojada, con los pies en la tierra

Eco-Tierra Mojada, con los pies en la tierra

Esta producción tan uniforme, se quejaba González Roiz, requiere de una “cantidad enorme de energía para disponer de alimentos todo el año y acarrea un consumo brutal de agua procedente de los acuíferos”. “Nosotros sin embargo no tenemos tomates en enero. Producimos con el ritmo natural de las estaciones”.

Sobre la responsabilidad del consumidor en esta situación, el agricultor destacaba que “en nuestra cesta de la compra hay muchísimo poder. Si se produce así es por dinero. Pero si dejamos de consumir esos productos, dejarán de ser rentables”. Y puso el ejemplo de algunas grandes superficies comerciales, que está intentando sustituir el aceite de palma (cuya producción es la responsable de la deforestación de grandes extensiones de selva) de la composición de los alimentos que comercializan.

“La responsabilidad también la tiene un poco el consumidor. Cuando vamos a la tienda, queremos la manzana más bonita. Si vemos una fea, no la compramos”.

A pesar de las dificultades del sector, el agricultor quiso destacar que “se puede vivir de esto. Nosotros somos tres personas (y una más en verano) que hemos logrado un modo de vida ligado a 3 hectáreas de cultivos. Y producimos 40.000 toneladas de tomates al año. Con la agricultura convencional sabemos que lograríamos vivir un poco mejor. Con la ecológica nos cuesta más, pero creemos en ello. Y cada vez se extiende más su implantación”.

“La clave no es deshacernos del sector, sino luchar por él. Cantabria es un territorio muy fértil y además tenemos núcleos de población muy cercanos. Produces y puedes vender enseguida gracias a la proximidad”. Sobre esto, el agricultor alabó el modelo francés de explotaciones pequeñas que hacen venta directa. “Hacer caso a los franceses casi siempre es buena idea”, bromeaba.

También insistió en la necesidad de colaborar con otros productores ecológicos para afianzar el sector así como en acercarse al consumidor: “Nuestro cliente tiene que ser el que va al súper y no consume eco. Queremos llegar a todo ese tipo de personas que buscan calidad en lo que comen pero desconocen el mundo del consumo ecológico. Por eso cuando accedemos a personas acostumbradas a consumir producto convencional y finalmente optan por nuestros productos atraídos por su sabor nos sentimos orgullosos. Hemos conseguido aunar salud (somos lo que comemos) y un sabor extraordinario obtenido de una forma responsable con el medioambiente. Cuando conocen nuestra huerta las personas entienden porqué debemos cuidar la tierra que tanto nos da.”

Esta charla se celebró en el marco del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”. El proyecto, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE, cuenta con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

 Para ponerse en contacto con Eco-Tierra Mojada: ecotierramojada@hotmail.es

Jardin ecológico Casa Naturaleza Humedales Anillo Verde de la Bahia Santander

Durante la apertura de la Casa de la Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde, celebrada hoy jueves 1 de febrero, víspera del Día Mundial de los Humedales, el centro se ha desvelado, en palabras de la Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria Dña. Eva Díaz Tezanos, como un espacio idóneo para armonizar el encuentro entre la naturaleza y la ciudadanía que habita el entorno de la Bahía de Santander y una excelente manera de poner en valor el gran valor de los humedales.

Un punto de atención junto a las marismas de Alday, ubicadas en el municipio de Camargo, que servirá de puerta de entrada no solo a este humedal sino a todas las áreas de valor natural que se engloban en el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” en cuya preservación se trabaja desde la Comisión Europea y bajo la coordinación de Fundación Naturaleza y Hombre. Cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

Además de los ecosistemas de la Bahía de Santander que pueden conocerse en este centro interpretativo, situado frente al parking del centro comercial Valle Real, que ha renovado totalmente sus instalaciones se ponen de manifiesto dos pilares fundamentales para poner en valor los humedales como son la educación ambiental y la estrecha relación que el ser humano ha de mantener con su entorno para garantizar su calidad de vida y que en el caso de la Bahía de Santander viene reflejado por los humedales, espacios naturales que mañana día 2 de febrero se conmemoran en el Día Mundial de los Humedales.

Es una gran herramienta para garantizar la calidad de vida de los ciudadanos que necesitan de recursos, herramientas y esfuerzos para lograr esta nueva visión ante el gran valor de los humedales y la Casa de la Naturaleza es una gran herramienta para lograrlo según afirmaba Eva Díaz Tezanos.

Esther Bolado, Eva Diaz Tezanos y Carlos Sanchez durante la presentación de apertura de la Casa Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Esther Bolado, Eva Diaz Tezanos y Carlos Sanchez durante la presentación de apertura de la Casa Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde de la Bahía de Santander

El Anillo Verde de la Bahía de Santander engloba varios ecosistemas, entre los que se encuentran tanto humedales como bosques. La Casa de la Naturaleza Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday, ubicada en uno de los enclaves naturales más emblemáticos de esta área, será el punto de atención al visitante del primero de estos ecosistemas, los humedales, así como el futuro Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – Vivero Forestal El Pendo, de próxima apertura, lo será de los bosques.

La protección de esos paisajes debe alcanzar un valor tan importante como la riqueza cultural de nuestro entorno, ya que es la manera de fomentar una cultura medioambiental y dar importancia no solo a las marismas sino a zonas húmedas ubicadas en territorio de interior que reúnen un gran valor natural como la charca de Raos y la laguna del Pozón de la Dolores, declaraba la alcaldesa de Camargo, Dña. Esther Bolado en su bienvenida. Continuaba destacando que la apertura de este centro como punto de atención engloba una gran importancia pues impulsa acciones de organizaciones no gubernamentales que trabajan por la preservación y conservación de unas áreas de valor natural en territorio altamente antropizado como es la Bahía de Santander.

En su intervención D. Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, además de presentar el extraordinario valor de los ecosistemas y el esfuerzo del Anillo Verde por conectarlos, resaltaba su proximidad y por ello gran valor para la salud de la  ciudadanía; destacando a su ve sus valores estéticos y espirituales por lo que su aporte a los habitantes de la Bahía de Santander resulta imposible de cuantificar.

Doña Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del gobierno de Cantabria, Carlos Sánchez presidente de FNYH y los asistentes a la apertura

Doña Eva Diaz Tezanos, Carlos Sánchez y los asistentes a la apertura de la Casa de la Naturaleza

La Casa de la Naturaleza cuenta con dos plantas, con una funcionalidad bien diferenciada. Así se divide en dos claras secciones: la planta inferior exhibe el material interpretativo referente a los humedales e islas, fauna y flora asociada y del Anillo Verde de la Bahía de Santander. Anexo a estos compartimentos se dispone de una zona de descanso y juegos. Esta planta incluye también información general sobre los humedales presentes en el Anillo Verde de la Bahía de Santander, así como los servicios de los ecosistemas asociados y sobre la degradación que han sufrido estos espacios a lo largo del tiempo.

En la misma planta, que es accesible a personas discapacitadas, se muestra la fauna y flora presente en los humedales e islas de la Bahía de Santander. En este sentido se han colocado un total de seis acuarios. Dos de ellos se han diseñado para albergar especies autóctonas, en uno dulceacuícolas y en otro especies marinas, el resto para albergar especies invasoras. La cartelería explicativa sobre la biología de la especie ha sido diseñada en inglés y en castellano.

En la planta superior de la Casa de Naturaleza se halla la sala localizada al final de las escaleras de acceso se dedicada en exclusiva a la celebración de exposiciones temporales sobre diferentes temáticas medioambientales. La sala anexa está habilitada para la celebración de conferencias y cursos. Para ello dispone de todo el aparataje necesario para la correcta proyección y audición del material educativo de apoyo para las actividades.

La zona de los acuarios en la planta baja

La zona de los acuarios en la planta baja

Al exterior queda el jardín de plantas autóctonas cuyo objetivo principal es servir como centro de difusión de las posibilidades del uso ornamental de estas especies, tanto por razones de ahorro de los aportes hídricos y de nutrientes a las plantas como por los servicios ecosistémicos inherentes a la creación del nuevo espacio verde. Se han incluido especies arbóreas y arbustivas propias de hábitats de humedales. Una pequeña sección se ha destinado para el cultivo de variedades agrícolas locales.

Para las tareas de mantenimiento del espacio se aplican técnicas y métodos compatibles con la conservación de la biodiversidad, como son desbroces selectivos de matorral y zarzales, colocación de refugios para microvertebrados mediante la creación de rocallas aromáticas y colocación de estructuras de nidificación para aves.

En el mismo espacio se han habilitado un área para el descanso de los visitantes y para la realización de los talleres y actividades de educación ambiental.

Paneles en la planta baja para educación ambiental

Paneles en la planta baja para educación ambiental

Dada la proximidad de la reserva de las Marismas de Alday y la facilidad de acceso a la misma se ha diseñado un recorrido didáctico y autointerpretativo alrededor de la misma, de forma que el mismo espacio actúe como un elemento más del centro de interpretación, de forma que se acerque la naturaleza a la población.

El recorrido se inicia en la Casa de la Naturaleza y se puede realizar completo, recorriendo tanto la zona salada y la dulce de la marisma, o sólo una de las partes, y de forma totalmente independiente al personal de FNYH.

Como parte de las actividades de la Semana de los Humedales, el viernes por la tarde se celebrará una charla sobre agricultura ecológica y la incidencia de los productos químicos en el suelo por parte de Diego González Roiz de Eco-Tierra Mojada, mientras que el sábado por la mañana se ha programado una multiactividad gratuita pero que requiere previa inscripción, compuesta por una visita guiada por la marisma con material óptico para la observación de aves o un taller de creación de comederos de aves.

 

PROGRAMA SEMANA DE LOS HUMEDALES

Jueves, 1 de febrero
16:30 h.: Apertura al público.

Viernes, 2 de febrero
Día Mundial de los Humedales
10:00 h.: Actividades concertadas con colegios: talleres sobre humedales y visitas guiadas a la Marisma para escolares.
19:00 h.: Charla “Agricultura ecológica: el uso de químicos y el suelo”. Diego González Roiz (Eco-Tierra Mojada). Entrada libre.

Sábado, 3 de febrero
10:00 h.: Presentación sobre la importancia de las aves y los humedales, taller de comederos para aves y visita guiada a las Marismas de Alday con material óptico de observación. Actividad gratuita previa inscripción en 942 559 119 ó lifeanilloverde.org

Jornada de Responsabilidad Social Corporativa con CEOE-CEPYME Cantabria

El buen gobierno de las empresas y su compromiso con la naturaleza, a través de prácticas sostenibles hacia el medioambiente, ha sido el eje sobre el que se ha orientado la Jornada de Responsabilidad Social Corporativa organizada por Fundación Naturaleza y Hombre, a través de su proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, en colaboración con la CEOE-CEPYME de Cantabria.

Desde la perspectiva social la empresa tiene una responsabilidad a medio y largo plazo, contribuir a las mejoras de la sociedad y en las condiciones de vida de la ciudadanía. Cada vez resulta más imposible vivir en un mundo fracturado donde progresan los riesgos sociales y ambientales y que a su vez está desligado de los objetivos sociales del buen gobierno de las empresas. Una empresa que fortalezca su gestión solo mediante la obtención de beneficios ya no es suficiente para los inversores y para el sector empresarial que pretende destacar mediante un liderazgo responsable.

“Contribuir a la mejor calidad de la vida ciudadana, más allá de las obligaciones legales para implementar políticas activas que mejoren la relación de las empresas con vecinos y el entorno, un sistema complejo como el de la Bahía de Santander y de gran diversidad con el que hay que comprometerse” con esta dinamizadora declaración daba la bienvenida a los asistentes al evento Isabel Cuesta Rodríguez, Directora General de la CEOE-CEPYME Cantabria, una organización que es soporte donde defender intereses económicos y sociales del entramado de empresas cántabras.

En un mundo globalizado, similar a una Torre de Babel, en palabras de José Luis Fernández Fernández, Director de la Cátedra de Ética Económica de la Universidad Pontificia de Comillas, la toma de conciencia hacia el medio natural es un reto con el que deben comprometerse las empresas pues son las más globalizadas del mundo.

Continuaba su intervención afirmando que no podemos seguir creciendo hacia el infinito y atentando contra la base del sistema, el medioambiente, del que depende la sociedad, es un deber ético. El sistema económico lineal no es sostenible y hay que ir incorporando prácticas empresariales en la línea de la economía circular.

“Las empresas tienen que repensarse, cambiar de paradigma” José Luis Fernández Fernández

Gestionar bien e ir más allá de lo que predispone la ley es la clave de la Responsabilidad Social Corporativa. Respetar el medioambiente es la manera de gestionar con ética y no perder una imagen social a la vez que legitimamos nuestras acciones empresariales; ya que un capital medioambiental no es propiedad empresarial, solo puede administrarlo mediante un modelo de negocio responsable, sostenible y justo.

Isabel Cuesta, Jose Luis Rodríguez, Martín Silván y Carlos Sánchez en Jornada RSC con CEOE-CEPYME Cantabria

Isabel Cuesta, Jose Luis Rodríguez, Martín Silván y Carlos Sánchez en Jornada RSC con CEOE-CEPYME Cantabria

Martín Silván, Coordinador del Foro Empresarial de Desarrollo Sostenible y Energía de la la CEOE-CEPYME Cantabria, afirmaba que las empresas necesitan a veces prestar su apoyo a otros proyectos para crecer y sumar acciones positivas en la relación con el entorno y para ello el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” es un ejemplo magnífico.

“Los ecosistemas los necesitamos para vivir. Su funcionamiento nos aporta beneficios por ello debemos velar a través de su preservación por el bienestar de la comunidad donde las empresas se hallan enclavadas” así iniciaba su presentación  Carlos Sánchez, Presidente de Fundación Naturaleza y Hombre coordinadora de dicho proyecto que cuenta con la cofinanciación de la Comisión Europea y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España.

De hecho la Comisión Europea, a través de los proyectos LIFE, está generando ejemplos inspiradores que ofrecen muchas soluciones a los problemas sociales basándose solo en la naturaleza. Invitaba con la presentación del LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander” a disfrutar de una naturaleza cerca de casa, la que tenemos a nuestro alrededor y para ello las infraestructuras verdes son esenciales y muchas veces una fuente de sorpresas al natural, pues en ocasiones estos territorios albergan una gran biodiversidad.

El Anillo Verde se centra en conservar biodiversidad a través de la restauración de espacios con valores ecológicos pero con problemas ambientales dada la gran presión antrópica e industrial que soporta la Bahía de Santander. Es por ello que se trabaja con cada municipio de las áreas seleccionadas para facilitar el asesoramiento personalizado y que en sus planes urbanísticos estas zonas de gran valor ambiental no queden aisladas. Así ya se está trabajando en 13 reservas municipales naturales, se ha sensibilizado a 1646 alumnos a través de los programas de educación ambiental del proyecto LIFE y se busca que las empresas también se comprometan con el medioambiente donde se hallan ubicadas colaborando en su protección y que tengan en cuenta su desarrollo en un contexto socialmente responsable con el entorno donde vivimos.

Bahía Santander desde Alto de la Gigüela en encinar Peñas Negras durante Workshop Nature In The City

“A veces, alrededor de las ciudades es donde más biodiversidad se concentra porque es ahí donde más se trabaja por la conservación”. Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, se refería así a los esfuerzos que se hacen en algunas urbes por el cuidado de la Naturaleza que las circunda en la segunda jornada del Workshop “Nature in the City”, celebrada en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria el 16 de noviembre, y que contó con la presencia de destacados estudiosos en el mundo de las infraestructuras verdes y con representantes de varios proyectos LIFE de conservación medioambiental.

Las carreteras y la solución para salvarlas como son los pasos de fauna fueron analizadas por el investigador Víctor Colino, de la Universidad de Salamanca. Habló sobre el impacto de las estructuras lineales, particularmente carreteras, en la biodiversidad, y explicó que estas suponen una barrera que desconecta las poblaciones de especies, lo que contribuye a su desaparición. Además, cuando los animales se aventuran a cruzarlas, se lamentó, se arriesgan a ser atropellados. En el caso del lince ibérico, por ejemplo, advirtió de que se gastan muchos recursos para criarlos en cautividad, pero “después los soltamos y este año llevamos ya 20 linces muertos en carretera”.

“Los grandes carnívoros como el oso no sufren mucho este problema”, destacó, “pero como las poblaciones constan de pocos individuos cada incidente tiene importantes consecuencias”. Y en los atropellos a jabalíes o corzos, aparte de la pérdida del animal, los daños personales no suelen ser muchos, pero sí los materiales, pues el coste por colisión ronda los 1500 euros. En Europa se gastan cada año 1000 millones de euros por colisiones con especies faunísticas.

“Y lo de los anfibios”, se quejó, “es una tragedia, aunque la gente no suele ser consciente de ellos”. Además, “con poco se podía solucionar el problema, pues a la mayor parte se les suele atropellar en 4 o 5 días coincidiendo con las migraciones”.

En cuanto a las soluciones, se mostró a favor de los pasos de fauna, siempre y cuando estén bien diseñados. “Los pasos de fauna, en general, funcionan. En Yellowstone (EE.UU.), por ejemplo, el 86% de los osos los utiliza, aunque tardan en habituarse”.

Los insectos son la base de la biodiversidad, es algo que dejo manifiestamente claro otro de los ponentes, el entomólogo de la Universidad de Santiago de Compostela José Manuel Pereira, presentó su Guía de Insectos del Anillo Verde de la Bahía de Santander y defendió la relevancia de estos pequeños invertebrados. “Hablar de biodiversidad es hablar de insectos. Si ustedes se levantan un día por la mañana y miran debajo de la cama, se van a encontrar un insecto. No un mamífero, a menos que tengan un perro. Sin embargo, en las políticas de conservación son los olvidados. Entonces, ¿el tamaño importa? Parece que sí. No valoramos a los insectos solo por el tamaño que tienen”.

Algunos de los materiales dados a los participantes del Workshop Nature In The City

Algunos de los materiales entregados a los participantes del Workshop Nature In The City

La lucha contra las especies invasoras centró dos de las intervenciones de la jornada. Vicente Sancho, del LIFE Trachemys, describió los métodos de captura, algunos muy ingeniosos, que emplean con el Galápago de Florida (Trachemys scripta), y Víctor Sánchez presentó el Plan de Seguimiento de Especies Invasoras del Anillo Verde de la Bahía de Santander en realización. Sobre él, destacó que “es prácticamente imposible trabajar sin contar con la ciudadanía. Sin su colaboración, no se puede luchar contra las invasoras. Hay especies que, por muy bonitas que sean, no se pueden plantar en un jardín. Y si me sale un plumero, pues tengo que quitarlo, porque si no al año siguiente tengo 30”.

La conectividad ecológica en el Anillo Verde de la Bahía de Santander ha sido estudiada por José Luis Martínez Martí, técnico de Fundación Naturaleza y Hombre, expuso su estudio sobre la conectividad ecológica entre las distintas reservas del Anillo Verde de la Bahía de Santander, y explicó que, según de qué animal estemos hablando, los espacios estarán más o menos conectados, “pues a un ave no le resultará difícil volar entre las Marismas de Alday y el Pozón de la Dolores, por ejemplo”, pero para otra especie trasladarse entre estos dos lugares puede ser más difícil.

Jesús Varas Dirección General del Medio Natural de Cantabria_Carlos Sánchez FNYH durante Workshop Nature in the City en Paraninfo de Universidad de Cantabria

Jesús Varas (Dirección General del Medio Natural de Cantabria) y Carlos Sánchez (FNYH) conversan durante el Workshop Nature in the City celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria.

Jesús Varas, de la Dirección de Medio Natural de Cantabria, se centró en los esfuerzos del proyecto LIFE Arcos para la conservación de dunas cantábricas y destacó la creación de un voluntariado permanente asociado a él; Miguel Martín, del LIFE Albufera, contó cómo los humedales artificiales también pueden contribuir a la mejora del medio ambiente; y Pierre Davant vino desde Francia para mostrarnos la Reserva Natural Marais de Bruges y los retos de conservación de este humedal a orillas del Garona y bajo la influencia de una ciudad como Burdeos.

Y por último, Beatriz Fernández de Manuel mostró el trabajo que, desde la Universidad del País Vasco, están llevando a cabo para evaluar los servicios ecosistémicos del Anillo Verde de la Bahía de Santander.

Subida al encinar Peñas Negras durante Workshop Nature In The City

Subida al encinar de Peñas Negras en Maoño durante la visita de campo del Workshop Nature In The City

El viernes 17 de noviembre, la última jornada del seminario técnico internacional se ha centrado en una visita de campo en la que los participantes han podido contemplar los grandes retos medioambientales a los que se enfrentan humedales de gran presión urbana como es la marisma de Alday y que demuestran que es posible lograr el principal objetivo del proyecto como es “conectar la naturaleza y la ciudad”. También se ha visitado el encinar relicto de Peñas Negras en Maoño que recobra poco a poco a su esplendor vegetal gracias a las tareas de restauración que FNYH está llevando a cabo con el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander”.

El Workshop “Nature in the City”, organizado por Fundación Naturaleza y Hombre y la Oficina Ecocampus de la Universidad de Cantabria, forma parte del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE, y cuenta con la financiación del instrumento LIFE de la Unión Europea; el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente; y la cofinanciación de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria.

Workshop Internacional Nature In The City, 15-17 Nov 2017

Con la celebración del seminario técnico “Nature In The City” la Fundación Naturaleza y Hombre congrega durante tres días, a partir de mañana, en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria a expertos mundiales en infraestructuras verdes.

Los múltiples servicios a la sociedad que puede ofrecer una infraestructura verde o área del territorio cuyos ecosistemas se hallan en buen estado de conservación han demostrado aportar grandes valores a la sociedad. Sus beneficios no solo se reflejan en términos económicos, dada su gran rentabilidad con el paso del tiempo, lo que pone en valor las inversiones que se realicen en su creación, sino en los beneficios directos a la salud de la ciudadanía que provee, además de fomentar nuevas áreas de empleo.

Para conocer la importancia de una infraestructura verde y la relación de su coste con los beneficios que aporta a la naturaleza y a los ciudadanos, la importancia que supone disponer de una red de espacios naturales con sus procesos naturales en buen estado, los múltiples servicios que ello aporta a la sociedad o servicios ecosistémicos, su planificación e integración en entornos urbanos, el desarrollo de los proyectos y la conciencia ambiental que despiertan la Fundación Naturaleza y Hombre a través de su proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” ha organizado el Seminario Técnico Internacional “Nature In The City”.

Una de las principales herramientas para enfrentar las amenazas a la biodiversidad, las infraestructuras verdes, son también esenciales para mitigar el cambio climático e inciden directamente en la salud pública.

En colaboración con la Oficina Ecocampus de la Universidad de Cantabria el seminario se celebrará durante los días 15 y 16 de noviembre en el Paraninfo situado en la calle Sevilla, 6 de la ciudad de Santander. Culminando el día 17 de noviembre con una excursión para conocer algunos de los espacios naturales alrededor de la bahía de Santander donde está trabajando FNYH a través del proyecto LIFE Anillo Verde restaurando hábitats de humedales litoral –marisma de Alday- y de interior –Pozón de la Yesera-, así como un encinar relíctico de gran valor ambiental como es el de Peñas Negras.

El día 15 de noviembre comenzará con la inauguración de las jornadas técnicas, dirigidas tanto a público general como a gestores y público especializado, a cargo de:

Bienvenida

D. Alberto Ruiz Jimeno, Vicerrector de Doctorado y Relaciones Institucionales de la Universidad de Cantabria

Presentación inaugural

D. Jesús García Díaz, Director CIMA, Consejería Medio Ambiente, Gobierno de Cantabria

Dña. Rosa Inés García, Directora General MARE, Gobierno de Cantabria

D. Carlos Sánchez Martínez, Presidente Fundación Naturaleza y Hombre

Las ponencias organizadas en cuatro bloques: infraestructuras verdes, educación ambiental y uso público, servicios de los ecosistemas y conservación del patrimonio natural, reunirán a expertos internacionales y nacionales que aportarán sus conocimientos y experiencia tanto desde el ámbito de la Administración, como de la gestión de espacios protegidos, planificación, diseño y restauración de hábitats, así como de las herramientas y metodologías necesarias para evaluar y entender los valores y beneficios que aportan a la sociedad las infraestructuras verdes.

En respuesta a la estrategia de la Comisión Europea del 2013 de incentivar el uso de las infraestructuras verdes como una de las principales herramientas para abordar las amenazas a la biodiversidad, e integrarlas en otras políticas incluidas en las Directivas europeas que hagan posible la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad hasta  2020, FNYH gracias a través del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” promueve una red de espacios naturales que circundará la Bahía de Santander para preservar ciertos enclaves degradados pero de gran valor ecológico en los municipios del área más industrializada y que soporta mayor presión demográfica de la región.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE, cuenta con la cofinanciación de la Comisión Europea y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Estudiantes en Castro Valnera

Estudiantes de Grado de la Universidad Católica de Ávila visitan y colaboran con los proyectos LIFE que FNYN desarrolla en Cantabria.

Liérganes, 6 de julio de 2017

Ampliar el conocimiento acerca  de los hábitats y especies principales de Cantabria es el objetivo principal de los estudiantes del Curso de Experto en Defensa y Conservación de la Naturaleza, que desarrolla la Universidad Católica de Ávila. A lo largo de una semana, el equipo técnico de Fundación Naturaleza y Hombre ha acogido a un grupo de estudiantes de los Grados de Ciencias Ambientales, Ingeniería Forestal e Ingeniería Agropecuaria y del Medio Rural. Estos han podido conocer de primera mano las acciones que FNYH se encuentra desarrollando en el marco de los Proyectos LIFE Miera, a lo largo de la Cuenca del río Miera, y LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander, en el entorno de dicha Bahía.

Los universitarios visitando la isla Santa Marina

Los universitarios visitando la isla Santa Marina

Así han recorrido el nacimiento del río Miera, con la subida la cumbre de Castro Valnera, siguiendo la estela de los rebecos reintroducidos por FNYH hace una década; han visitado charcas para anfibios como la rana bermeja o el tritón palmeado; la ribera del río Miera; reservas entomológicas en robledales donde el ciervo volante y el gran capricornio son los protagonistas; o la Bahía de Santander y las Islas de Mouro y Santa Marina, donde FNYH actúa con decisión para eliminar la planta invasora llamada chilca y favorecer el hábitat del brezal costero.

Por otro lado, han visitado el Vivero El Pendo, donde FNYH produce toda la planta forestal autóctona que utiliza en sus proyectos de reforestación; aprovechando para ver la Cueva El Pendo, declarada Patrimonio de la Humanidad, el encinar de Peñas Negras en Maoño y las Marismas de Alday de Camargo, buque insignia de la conservación de la Bahía de Santander.

Foto de grupo con el equipo de FNYH

Foto de grupo con el equipo de FNYH

La colaboración de FNYH y de la Universidad Católica de Ávila es uno de los frutos de años de cooperación a través del Comité Español de la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) del que ambas entidades son miembros. Este comité, que fue presidido por FNYH entre 2007 y 2014, trabaja para influir, difundir y desarrollar en España los programas, actividades e iniciativas de la UICN.

“Experiencias de intercambio y colaboración entre entidades de conservación de la naturaleza y la comunidad universitaria son un gran estimulo para la protección de nuestro medio ambiente”, afirma Carlos Sánchez, Presidente de FNYH.

El coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde, el Presidente de Fundacion Naturaleza y Hombre y la Directora del CEARC

Hoy han tenido lugar las charlas del seminario “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, organizadas por la Fundación Naturaleza y Hombre, en las que destacados ponentes del ámbito de las infraestructuras verdes hablaron sobre sus experiencias profesionales de recuperación de hábitats en entornos urbanos. El encuentro tuvo lugar en la Finca de Riosequillo, en Villaescusa, Cantabria.

Estas ponencias forman parte del proyecto LIFE+ “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que trabaja en recuperar áreas degradadas pero de gran valor ecológico en torno a la bahía de Santander, tanto en los municipios limítrofes con la misma como en otros más alejados. Con ellas, se puso en común el conocimiento de expertos en este ámbito así como las experiencias similares que ya se están llevando a cabo en otros lugares, como la ciudad de Vitoria o la localidad cántabra de Campoo de Yuso.

Víctor Colino, de la Universidad de Salamanca, explicó qué es una infraestructura verde e hizo un repaso por las distintas concepciones sobre la conservación de la Naturaleza que se han ido dando a lo largo de la historia. Así, señaló que mientras en la época del Romanticismo se protegían los paisajes porque eran “muy bonitos”, esto fue evolucionando, de modo que en la actualidad se entiende el valor de preservar la biodiversidad. Para ello, además, destacó la importancia no solo de recuperar áreas aisladas sino de conectarlas entre sí, por medio de corredores verdes, como medio imprescindible de favorecer los esfuerzos de conservación.

El representante de la Consejería de Medio Ambiente, Ángel de Diego, expuso los esfuerzos que, desde el POL (Plan de Ordenación del Litoral) hasta la declaración del Plan Especial de la Bahía de 2014, se han venido haciendo para ayudar en la preservación de los espacios naturales en torno a la bahía de Santander. Defendió el POL como una iniciativa “valiente”, que no se limitaba a respetar un determinado número de metros desde el litoral, sino que tenía en cuenta que había piezas dignas de valorarse (ya fueran mieses, montes comunales o encinares), e incluso otras ligadas a usos industriales, mineros (una tan humilde como la caseta de un guardavías) o sanitarios (como las edificaciones de la Isla de Pedrosa).

Ángel de Diego, consejería de Medio ambiente de Cantabría

Ángel de Diego, Consejería de Medio Ambiente de Cantabria

Recordó lo difícil que fue acotar el tremendo desarrollo inmobiliario previo a la crisis económica y puso como ejemplo las presiones que hubieron de soportar por no permitir la construcción en las laderas de Peña Cabarga.

Además, se alegró de la existencia de otros esfuerzos previos, como el Plan de Movilidad Ciclista, a partir del cual se puede seguir luchando porque en un futuro “se pueda ir en bici bordeando toda la bahía”.

La intervención de Luis Orive (del Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz) era una de las más esperadas, pues había mucho interés entre los asistentes por saber cómo, bajo su dirección, se había ido creando el Anillo Verde de Vitoria, ya muy desarrollado y que le ha valido a la ciudad el reconocimiento como Capital Verde Europea.

En ese sentido, se mostró dispuesto a “ayudar para que no cometáis los mismos errores que nosotros, que han sido muchos” e insistió en lo importante que fue para ellos la voluntad política favorable a que el proyecto se llevara a cabo, a pesar de que también se encontraron con dificultades.

En cuanto a los elementos naturales que constituyen la base del Anillo Verde de Vitoria destacó dos: los montes del sur desde los que fluyen aguas hasta el río principal en el norte, y la existencia de humedales y pequeños bosques que se podían regenerar.

También otorgó mucha importancia a la educación ambiental y a la creación de una cultura favorable a las intervenciones de conservación y, al respecto, subrayó que el 70% del presupuesto del Centro de Estudios Ambientales de Vitoria, que dirige, se dedica a estos fines. Y en cuanto a los reparos por cuestiones económicas, contó cómo primero fue más difícil sortearlos, mientras que ahora es más fácil, porque lo verde “llena los hoteles” y tiene otros beneficios para el comerciante y los negocios inmobiliarios.

Luis A. Orive (Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz)

Luis A. Orive, Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz

Sobre las últimas actuaciones en el Anillo Verde, que no se da por concluido, destacó la plantación de 250.000 árboles y la creación de un bosque de ribera en una gran avenida, que los ciudadanos y los comerciantes acogieron bien, pese a que así habría menos plazas de aparcamiento.

Miguel Toca y Miguel Arsenio Sánchez Pérez técnicos del Ayuntamiento de Campoo de Yuso, contaron la experiencia con actuaciones como la creación de madrigueras para armiños, la restauración de charcas que sirven tanto a la fauna salvaje como a la ganadería, la instalación de cajas nido, la recuperación de tejos… y destacaron la importancia de explicar a los vecinos los beneficios de estas pequeñas acciones para proteger el paisaje. Así consideran que crear una red de microbosques en terrenos abandonados por ejemplo es contribuir a las infraestructuras verdes.

El siguiente grupo de ponencias se centró en la conectividad ecológica como forma de crear territorio. Así la intervención de Paula Gil del Museo de Ciencias Naturales (CSIC) se centró en la conectividad ecológica como herramienta esencial para crear una red ecológica planificada y gestionada con la finalidad de frenar la pérdida de biodiversidad. Con ello se aseguran los beneficios que la naturaleza aporta a nuestra salud.

El coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde con Paula Gil, Museo de Ciencias Naturales

El coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde con Paula Gil, Museo de Ciencias Naturales CSIC

Tras un descanso para comer la tarde continuó con el interesante enfoque que Jesús Varas de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, aportó sobre el paradigma de los espacios protegidos y como contribuyen a la conservación. La protección de espacios naturales aislados está obsoleta, sobre todo en entornos donde la actividad antrópica es alta. Su eficacia se basa en estar incluidos en un contexto más amplio de ordenación del uso del suelo y de los recursos naturales. Es mejor enfocar la conservación como una herramienta esencial de ordenación del territorio.

También se mostró partidario de mantener la protección de espacios naturales a nivel local, ya que así se convierten en estrellas de protección y adquieren más fuerza para convencer a la ciudadanía. Las personas son las que han de creer en los espacios naturales y en su protección.

Las especies invasoras tuvieron un espacio gracias a la charla de Jacobo Fernández Rojo  de IMATUR que presentó el Plan de Acción contra el Plumero en Cantabria. En su experta opinión es una planta invasora que no logrará ser erradicada íntegramente del territorio cántabro. El plan intenta reducir su área de expansión basándose en la gestión de especies invasoras que se viene realizando a nivel europeo en la que se incide consecutivamente en prevenir, contener y por último erradicar.

La visión de la naturaleza como generador de riqueza y bienestar cerró los bloques de ponencias contando con la visión de Lorena Peña y Beatriz Fernández de la Cátedra UNESCO sobre Desarrollo Sostenible y Educación Ambiental de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) que ven en la resiliencia del territorio la fuerza natural paras resistir a las especies invasoras.  Sus análisis basados en un moderno marco conceptual y metodológico del Programa Científico Internacional de Naciones Unidas denominado Evaluación de los Ecosistemas del Milenio han visto que informar sobre las consecuencias de los cambios que estamos provocando en los ecosistemas en una pieza clave para poner en valor ante la ciudadanía nuestro patrimonio natural, siendo la Educación Ambiental junto a la divulgación unas de las más potentes herramientas para sensibilizar ante la degradación del 60% de los servicios de los ecosistemas a los que nos enfrentamos en la actualidad.

El seminario concluyó con la presentación de Carlos Sáinz de la empresa Bahía de Santander, Ecoturismo y Educación Ambiental que destacó la sensibilización desde el ámbito ecoturístico y de la Educación Ambiental ante la biodiversidad y su protección como forma de provocar la sostenibilidad ambiental. Porque disfrutamos de los servicios que nos facilita la naturaleza pero con el compromiso de hacerlo con responsabilidad. A través de las actividades ecoturísticas que desarrolla su empresa interpretan los espacios en red Natura 2000 y los espacios protegidos en Cantabria transformando el lenguaje y los conceptos científicos para que lleguen a la ciudadanía y sea comprendida su importante función para el ser humano.

Los alumnos del colegio Pedro Velarde inmersos en el taller de educación ambiental.

En las Reservas Educativas del proyecto LIFE Anillo Verde de la bahía de Santander se han llevado a cabo 8 talleres durante el mes de enero. Orientados a los alumnos desde 1º de Primaria en adelante, de los colegios ubicados en la Bahía de Santander, para darles a conocer las reservas naturales de su entorno.  

El Astillero, 01/02/2017

Desde Fundación Naturaleza y Hombre hemos comenzado el 2017 desplegando el interés por las actividades de educación ambiental diseñadas para las Reservas Educativas del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander. La difusión de las diversas actividades medioambientales propuestas por los educadores ambientales de FNYH ha sido dada a conocer ampliamente en los colegios del área de actuación del proyecto, los cuales han mostrado una fantástica acogida por parte tanto de los escolares como de profesores.

Los alumnos del Colegio Dionisio García Barredo en la marisma de Alday.

Los alumnos del Colegio Dionisio García Barredo en la marisma de Alday.

Así los alumnos han aprendido desde el aula unas nociones básicas sobre la naturaleza y los recursos naturales. Posteriormente han acudido a la reserva natural más cercana al centro escolar, descubriéndola a través de diferentes temáticas: flora, aves, insectos, anfibios, reptiles y mamíferos, además de aprender sobre recursos naturales aprovechables.

Con una media de 25 alumnos por actividad, los grupos escolares acudieron a la marisma de Alday en transporte público, mediante el tren FEVE, acompañados en todo momento por los educadores ambientales de FNYH.

Esta forma de transporte fue elegida por FNYH para concienciar a los jóvenes sobre la importancia de utilizar el transporte público como alternativa al desplazamiento en vehículo privado, una costumbre que contribuye a reducir la contaminación medio ambiental.

La visita del colegio Pedro Velarde a la Marisma de Alday

La visita del colegio Pedro Velarde a la Marisma de Alday.

El primer colegio que ha participado en el programa de visitas a las reservas educativas fue el Pedro Velarde, donde unos 20 peques de Educación Infantil han conocido “El mundo de los insectos”, haciendo mariposas en barro. En otra sesión aprendieron a reconocer los mamíferos y, después de una presentación teórica, con barro y moldes hicieron huellas de corzo, jabalí, rebeco, lobo, zorro y tejón.

Los peques del Colegio Pedro Velarde durante el taller sobre los insectos y mamífero

Los peques del Colegio Pedro Velarde durante el taller sobre los insectos y mamífero.

A mediados de enero los educadores ambientales volvieron al colegio Pedro Velarde, esta vez proponiendo el taller de mamíferos a dos aulas del mismo curso de 2º Educación Primaria. Se facilitó así mismo una caja de erizos a cada clase para que la coloquen en el siguiente taller en la marisma de Alday a la vez que aprenden sobre tan simpático mamífero de su entorno.

Desde el colegio Fuentes de la Salud participaron grupos de alumnos de 5º y 6º de Educación Primaria. Así, 41 estudiantes visitaron la marisma de Alday conociendo más de cerca el humedal y las especies que lo habitan desde la zona de influencia mareal hasta la de agua dulce.

Colegio Fuentes de la salud observando aves

Colegio Fuentes de la salud observando aves.

El objetivo final que persiguen estas actividades de educación ambiental en las reservas educativas del Anillo Verde de la bahía de Santander es tomar conciencia de que los seres humanos no son solo beneficiarios, sino también gestores responsables de los recursos naturales de su entorno.

Tallere de Aves en el Colegio Magallanes

Talleres de Aves en el Colegio Magallanes.

Marisma de Alday

EL PASADO DOMINGO 18 DE DICIEMBRE EN CAMARGO SE LLEVÓ A CABO UNA DE LAS ACTIVIDADES  ORGANIZADAS POR FUNDACIÓN NATURALEZA Y HOMBRE EN EL MARCO  DEL PROYECTO LIFE ANILLO VERDE DE LA BAHÍA DE SANTANDER.

Este domingo, día 18 de diciembre a las 11h, las Educadoras Ambientales de FNYH organizaron una ruta guida por la Marisma de Alday.

Paseando por la marisma

Paseando por la marisma de Alday

Más de 20 personas, entre adultos y niños, se encontraron en el aparcamiento del centro comercial Valle Real donde se encuentra la Casa de la Naturaleza de propiedad de la Fundación Naturaleza y Hombre, donde las educadoras entregaron a cada participante una mochila y material informativo, además de prismáticos para disfrutar de la naturaleza y ver más de cerca las vegetaciones de nuestro humedal.

Uno de los peques, dibujando la marisma.

Uno de los peques, dibujando la marisma

Con esta ruta, llana y sencilla, e ideal para toda la familia, se pudo observar la vegetación típica de los humedales, así como algunas plantas invasoras que están ocupando este bonito paisaje. De vez en cuando las educadoras hacían parada para explicar de forma profesional pero sencilla las diferentes especies autóctonas de flora y fauna que forman parte de nuestro ecosistema y de las amenaza que conllevan las especies alóctonas, como la Onagraria (identificada como Ludwigia peploides) que está afectando la marisma.

Los participante durante una parada explicativa

Los participante durante una parada explicativa

 Gracias al material óptico proporcionado, disfrutaron de los animales que habitan la marisma, tales como  el pato cuchara, el porrón común, la focha y el aguilucho lagunero.

La visita terminó con la plantación de algunas de la plantas que FNYH cultiva en el Vivero del Pendo para la reforestación de las aéreas degradadas. Padres con hijos, colaboraron juntos para colocar la plantita recién nacida en  los huecos hechos con la herramienta entregada por FNYH, aprovechando de este momento para aprender los nombres de los diferentes árboles como el laurel, la encina, el madroño, el abedul, el aliso y el fresno.

La Educadora Ambiental llevando los árboles para la plantación

La Educadora Ambiental llevando los árboles para la plantación

Colaborando juntos para plantar árboles.

Colaborando juntos para plantar árboles

Una ruta importante y significativa, para enseñar y concienciar a la población la importancia de la conservación de nuestro ecosistema. Los participantes se despidieron, después de algunas horas,  con mucha ilusión por la actividad que acababan de terminar.

En este sentido el empeño por parte de todo el equipo de FNYH ya tiene planeado para el año que viene muchas actividades para cada proyecto que está puesto en marcha.

0 884

La cita será el sábado 14 de mayo a las 10:30 en la Casa de la Naturaleza situada en el parking del Centro Comercial Valle Real. La actividad organizada por la Fundación Naturaleza y Hombre forma parte del Programa de Educación Ambiental y Voluntariado de Cantabria, PROVOCA, promovido Gobierno de Cantabria. La jornada es gratuita, aunque requiere inscripción previa.

La jornada comenzará con el encuentro de los voluntarios/as a las 10:30 en la Casa de la Naturaleza situada en el aparcamiento del Centro Comercial Valle Real. La jornada, que durará toda la mañana, está dirigida a todas las personas, desde los más pequeñitos hasta los más mayores.

El objetivo de la actuación será dar a conocer esta marisma pieza insigne de la Red de Reservas del Anillo Verde de la Bahía de Santander y área objeto de distintos proyectos de restauración ambiental, identificando especies de flora invasoras y los perjuicios que su proliferación ocasiona a los hábitats costeros. La actividad está dirigida a todos los públicso ya que se compaginarán las labores de eliminación de plumeros con la de limpieza de residuos. De este modo los voluntarios/as contribuirán a la mejora del hábitat de esta Marisma.

A fin de facilitar el transporte para la actividad, FNYH ha puesto en marcha una plataforma para compartir coche. Todo aquel que disponga de vehículo o que necesite de uno puede rellenar un sencillo formulario y FNYH se encargará de poner en contacto a las personas interesadas.

Marismas de Alday

Marismas de Alday

La Fundación Naturaleza y Hombre, trabaja desde hace una década en la lucha contra las especies de flora invasoras en el arco de la bahía, siendo la Marisma de Alday uno de los enclaves en los que ha focalizado su esfuerzo. Muchos han sido los proyectos de restauración, mejora e innovación, como muestra la incorporación de los caballos losinos para el control de estas especies.

TOMAR NOTA: Actividad gratuita, necesaria inscripción, plazas limitadas

10:30 Casa de la Naturaleza. Aparcamiento Valle Real.

Las inscripciones se podrán formalizar enviando un e-mail a amigos@fnyh.org o por teléfono al 942 559 119 / 679 181 483. No os olvidéis de decirnos nombre, apellidos y DNI. Se recomienda ropa y calzado cómodo para actividad en campo. Habrá a disposición de los voluntarios un completo avituallamiento.