Home Tags Posts tagged with "LIFE"

LIFE

Visita supervisión LIFE Miera 2018

Como cada año, el proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera” ha recibido la visita de seguimiento del programa Life. Durante dos jornadas se ha desarrollado la evaluación de las actuaciones que se están llevando a cabo, realizada por José Alvarez, supervisor del proyecto, y Santiago Urquijo, de la Unidad Life de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea.

El recorrido por este proyecto, que coordina Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que además cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España y del programa LIFE de la Unión Europea, comenzó en la cuenca alta del Miera y siguió su curso fluvial hasta llegar a la ría de Cubas; extraordinaria desembocadura del río en la Bahía de Santander frente a la que se sitúa la isla de Santa Marina con cuya visita se puso fin al reconocimiento de las zonas de actuación del proyecto.

Las reforestaciones llevadas a cabo con especies autóctonas en el área de Peña Negra en el LIC Montes de Valnera, un recorrido a pie por la finca El Cabañal, donde se inicia las rutas interpretativas para lo que se han instalado paneles informativos en el Alto Pas y Miera. Asimismo se prolongó el itinerario por las áreas donde se ha realizado mejoras de hábitats de nutria en la unión de las cuencas del río Pas y el Miera. También se ha actuado en sus zonas de alimentación como charcas en las que se han mejorado sus condiciones naturales con la finalidad de favorecer la reproducción y presencia de anfibios. Junto a las restauraciones de zonas de turberas y tremedales fueron en conjunto los enclaves que centraron la atención en los valles pasiegos.

Revisión de la cartelería interpretativa

Revisión de la cartelería interpretativa

Durante el trayecto también se analizaron los resultados obtenidos en cuanto a custodia del territorio, en los que el proyecto ha desarrollado acuerdos tanto con la administración pública, como ayuntamientos, como con propietarios privados y con la adquisición de terrenos por parte de FNYH. La comitiva se detuvo en la finca La Jarrota, en el LIC Montaña Oriental, donde se ha vallado y reforestado para fomentar el bosque montano.

Al llegar a Liérganes se hizo hincapié en las actuaciones para la mejora del hábitat del salmón visitando las acciones hechas de permeabilización en el ZEC Río Miera concretamente en la presa de Rubalcaba, donde FNYH construyó un estanque intermedio para facilitar el ascenso por una cascada natural que actúa a modo de escala para peces migratorios. Asimismo se visitó la presa y escala para peces de la presa de Revolvo o Regolgo, ejecutada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y de la presa del Arral, donde se ubicará la escala para peces durante el verano 2018.

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

La bondad climatológica de la segunda jornada de supervisión comenzó en la finca Rubalcaba en ZEC Río Miera donde se analizaron las reforestaciones realizadas para la mejora del bosque ripario, así como las actuaciones practicadas con la finalidad de mejorar el hábitat de la nutria gracias a la instalación de un refugio-madriguera junto al que se encontraron huellas y rastros de nutria.

En la zona se revisaron los acuerdos de custodia del territorio establecidos para proseguir con la visita de la futura Reserva Entomológica del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus) en Liérganes. Al llegar a Rucandio se supervisaron las actuaciones de protección y restauración de la población del helecho Woodwardia radicans, otra de las especies objetivo del proyecto, que han sido posibles gracias al acuerdo de custodia del territorio establecido con el ayuntamiento de Riotuerto.

Brezal costero en Isla Santa Marina

Brezal costero en Isla Santa Marina

Sin salir del ZEC Río Miera al llegar a Ceceñas se pudieron contemplar las actuaciones de restauración del hábitat y de sensibilización y difusión del Parque Fluvial La Regata, que será futura Reserva Entomológica del caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y del ciervo volante (Lucanus cervus). Durante el recorrido se avistó a la libélula caballito del diablo, así como los hoteles de insectos, algunos de los cuales servirán de refugio para este último, construidos durante las actividades de educación ambiental ya desarrolladas con los estudiantes de la zona para motivarlos y despertar su sensibilización ambiental.

Tras una parada para almorzar en la zona exterior del ecomuseo Fluviarium, en Liérganes, con productos locales, se procedió a presentar los resultados obtenidos en materia de educación ambiental, divulgación y comunicación del proyecto. Tras lo que se partió hacia Pedreña para embarcar camino de la isla Santa Marina incluida en el ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera. En esta localidad costera también se aprovechó para supervisar la restauración realizada en la población de Woodwardia radicans.

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Es así como se pudo comprobar el gran trabajo realizado para la eliminación de las especies invasoras y restauración del brezal costero acompañados por Gonzalo Valdeoliva y Javier Goñi, los botánicos colaboradores del proyecto. Resultó un magnífico broche natural por ver el asombroso cambio conseguido desde el comienzo de los trabajos de eliminación de plantas invasoras y como el brezal se ha extendido con fuerza y por toda la superficie insular a medida que la chilca desaparecía. Dada la recuperación del territorio y la espléndida primavera de lluvias los botánicos pudieron constatar nuevas especies de plantas no censadas en las salidas anteriores. Lo que antes era solo una masa de chilca se está convirtiendo, gracias a los trabajos de FNYH, en un paraje natural que empieza a albergar una notable biodiversidad.

El grito de las gaviotas acompañó durante el recorrido por la isla hasta la vuelta al barco que esperaba para adentrarse con la bajamar por la ría de Cubas, donde el río desemboca y encuentra el mar en la Bahía de Santander.

EU Green Week 2018 en FNYH

El próximo lunes 21 de mayo comienza la Semana Verde Europea (EU Green Week) en la que, al igual que iniciativas de todo el continente, buscamos que los ciudadanos se impliquen en un entorno más saludable y adecuado para trabajar y vivir. Si mostramos que es posible vivir en un entorno con menos ruido, mejor calidad del aire, con más naturaleza y biodiversidad a nuestro alrededor lograremos no solo que las autoridades se impliquen en su cuidado sino animar a los ciudadanos y habitantes de zonas rurales a trabajar en la misma línea por un futuro más sostenible para todos.

Fundación Naturaleza y Hombre así lo enfoca desde todos sus proyectos. Por ello el próximo sábado 19 de mayo ha organizado el primer encuentro entre propietarios de la cuenca del río Miera que se han sumado a las iniciativas de custodia del territorio en el área donde actúa el proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”.

La custodia del territorio consiste en un conjunto de medidas para implicar tanto a los propietarios como a los usuarios en la conservación y buen uso de los recursos naturales, culturales y paisajísticos. Los acuerdos establecidos entre FNYH y propietarios privados no buscan el lucro sino, como entidad de custodia del territorio, pactar el modo de llevar a cabo acciones de mejora ambiental en la finca que contribuyan a conservar el territorio. Así durante la jornada, en la que no faltará una comida campera, FNYH mostrará los exitosos resultados de plantaciones realizadas que ya cuentan con más de una década de antigüedad.

El lunes 21 de mayo se celebra el Día Europeo Red Natura 2000 que conmemora la importancia del amplio territorio europeo de gran valor ecológico que abarca 26.000 espacios y cerca de 1 millón cuadrado de hectáreas, a los que España contribuye en mayor medida de todo el continente con un 30% de su territorio y nada menos que 2.000 espacios, y todos considerados en la Directiva Hábitats que trabaja por su mejora y recuperación de biodiversidad a través del programa LIFE.

Así el día previo, domingo 20 mayo en colaboración con el programa PROVOCA del Gobierno de Cantabria vamos a realizar una interesante actividad “Nuestra cultura y tradiciones: la muda pasiega” que tendrá lugar en la cuenca Alta del Miera. Ya que este río en el que trabajamos desde el año 2014 actuamos en 4 espacios en Red Natura 2000: desde su cabecera (LIC Montaña Oriental y LIC Montes de Valnera); a través de su curso medio (ZEC Río Miera) hasta su desembocadura (ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera). Esta actividad requiere previa inscripción. Hazlo aquí.

La comarca pasiega donde se realizará la actividad de la muda pasiega con el rebaño de ovejas autóctonas de FNYH, que contribuyen al mantenimiento de las plantaciones de árboles y a evitar incendios, es un territorio delimitado por las cabeceras de los ríos Pas, Pisueña y Miera, y presenta hoy un paisaje de singular belleza. Componen el núcleo central de la comarca las tres villas pasiegas: San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera y Vega de Pas.

La Semana Verde Europea continuará, tanto en Cantabria como en Salamanca, con la asistencia a actividades de educación ambiental de los proyectos LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, LIFE “Club de Fincas del Oeste Ibérico” y LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” y visitas al ecomuseo Fluviarium de alrededor de 500 niños y jóvenes.

El miércoles 23 de mayo será el taller “Elaboración de desodorantes con productos naturales” la actividad abierta al público en territorio salmantino,que se realizará en el pueblo de Fuentes de Oñoro. El viernes 25 de mayo un nuevo taller “Elaboración de saquitos térmicos” reunirá a todos los interesados y de manera gratuita en El Sahúgo en Salamanca.

Volvemos a Cantabria para culminar una semana tan verde y dinámica y contribuir a despertar la conciencia ambiental de la ciudadanía sobre la importancia de nuestro entorno tanto para nuestra economía como para nuestro bienestar, en la Casa de la Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde, marisma de Alday en la Bahía de Santander, hemos organizado el sábado 26 de mayo un taller abierto al público de manera gratuita.

Su temática será sobre “Jardinería Urbana, combatir las especies invasoras desde tu jardín o balcón”. Desde las 10.30 h a las 13.30 h descubriremos un montón de ideas para nuestro jardín, nos pondremos manos a la obra creando un jardín vertical para culminar con una sorpresa muy verde. Para inscribirse: https://goo.gl/UEp2d7

El próximo domingo 13 mayo la Fundación Naturaleza y Hombre de la mano de su proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” y en colaboración en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana organiza una ruta interpretativa por el encinar de Peñas Negras, espacio gestionado por FNYH, fruto de un acuerdo de custodia del territorio con la Junta Vecinal de Maoño.

Se trata de una de las reservas educativas en las que trabaja el proyecto, que cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español.

Durante la ruta se comprobará como este valioso encinar se recupera gracias a que el proyecto se centra en mejorar el estado de la vegetación autóctona con la reforestación de especies tales como encina, roble y castaño como árboles característicos que se ven acompañados de pequeños árboles y arbustos como el madroño, laurel, aladierno, espino albar, cornejo, acebo, avellano, mostajo, labiérnago y serbal entre otros.

Al mismo tiempo trabaja en impedir la proliferación de especies exóticas invasoras en los enclaves naturales seleccionados alrededor de la Bahía de Santander y concretamente en este excepcional encinar relicto, superviviente de antiguas épocas climáticas más secas y calurosas, que a su vez un magnífico mirador ubicado al oeste de la bahía santanderina.

La ruta gratuita a desarrollar el próximo domingo durante 3 horas y que tiene su punto de origen en la bolera de Maoño a las 10 horas incide en fomentar el uso público de la zona de 50 hectáreas de extensión gracias a la adecuación de los senderos y el aprovechamiento de los paneles interpretativos instalados para tal fin y que ayudan a conocer la fauna y flora tan diversa del lugar.

La conservación de espacios municipales de gran valor natural como el encinar de Peñas Negras contribuye a formar una red de infraestructuras verdes y azules (ríos y humedales) alrededor de la Bahía de Santander que aporten beneficios directos a la ciudadanía como mejorar su entorno y  condiciones de vida más saludables o fomenten nuevas actividades en el territorio como el turismo sostenible.

Esta ruta interpretativa, accesible para toda la familia, llevará por un encinar único que recupera toda su belleza natural. Inscríbete aquí.

Jóvenes arboles plantados en Cornueva, Rubalcaba

El paisaje de las Tetas de Liérganes se hace más natural gracias a la adquisición de 1.5 km2 de ribera fluvial por Fundación Naturaleza y Hombre.

El programa LIFE de la Comisión Europea lo tiene claro, los espacios en Red Natura 2000 deben conservar la singularidad natural y cultural de su paisaje. Para lograrlo, son idóneas las alianzas por el medio ambiente que vengan impulsadas dentro de sus proyectos tales como el “LIFE Conservación de la Biodiversidad en el Río Miera” que es coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre.

Organización entregada a la conservación del patrimonio natural que ha procedido a la adquisición de 1.5 kilómetros cuadrados de la ribera fluvial, incluidos en la Zona de Especial Conservación Río Miera, concretamente en el área de ladera de las Tetas de Liérganes, en el paraje de Cornueva ubicado en el pueblo de Rubalcaba perteneciente a dicho municipio.

Un área del territorio donde el encajonado valle del Miera le confiere todo el protagonismo al curso fluvial. Su margen derecha se corresponde con el tramo más natural mientras que en la orilla opuesta queda la carretera que atraviesa el núcleo rural de llamativo conjunto arquitectónico barroco de Rubalcaba.

Es así como FNYH, adscribiendo parcialmente al proyecto LIFE un territorio de 11 hectáreas, destina más espacio a la conservación de la naturaleza y contribuye a la preservación de la biodiversidad. Tarea que viene realizando con el proyecto LIFE desde su comienzo para avanzar en la mejora del estado de conservación y de la superficie de los hábitats naturales dentro su ámbito concreto de actuación: desde la cabecera del río, donde abarca los Lugares de Interés Comunitario LIC Montaña Oriental y LIC Montes de Valnera, pasando por su curso medio, en la Zona de Especial Conservación ZEC Río Miera, y llegando hasta su desembocadura en la ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera.

Para iniciar la restauración ambiental en esta nueva área de preservación natural se han llevado a cabo diversas medidas conservacionistas, con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria. Ya que cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería y de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España; además del instrumento financiero del programa LIFE de la Comisión Europea.

Es así como FNYH ha restringido el acceso del ganado a la ribera fluvial y a la vez disminuido la presión ganadera que sufría la zona. Asimismo, en su objetivo de desarrollar una red de fincas reforestadas con planta autóctona, ha procedido a la plantación de especies de árboles y arbustos propios del bosque mixto originario. Con su desarrollo lograrán reconectar naturalmente el bosque de ribera fluvial con el robledal que se extiende por la ladera del Pico Levante. Además reportará una serie de beneficios ambientales como la fijación del suelo frente a la erosión, el incremento en la complejidad de los ecosistemas y, por tanto mejorará los nichos ecológicos para diferentes especies animales y vegetales que en conjunto elevarán la calidad paisajística del área.

Con su uso, destinado en perpetuidad a la conservación de la naturaleza, estas 11 hectáreas de territorio del curso del Miera se suman a las cerca de 100 hectáreas situadas en las cabeceras de los valles pasiegos destinadas a la preservación que FNYH gestiona en las montañas cántabras.

Los Viernes del Fluviarium, Charla Ganaderia para gestion silvopastoral del común por Juan Busqué

Ovejas apafuegos, vacas montañeras… las razas autóctonas de ganado conservadas en Cantabria, por su evolución y excelente adaptación al territorio de montaña de la comunidad, han demostrado ser las mejores aliadas para la conservación de la biodiversidad.

“La gran riqueza de razas de ganadería autóctona que existen en Cantabria y su actual uso, que no se corresponde con aquel para el cual sus condiciones fueron optimizadas, se enfrenta a grandes cambios”. Así comenzaba su charla “Ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible de los terrenos comunales en Cantabria” que dio Juan Busqué Marcos, investigador del CIFA (Centro de Investigación y Formación Agrarias de Cantabria) dependiente de la Dirección General de Ganadería y Desarrollo Rural de la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria.

La mecanización de los sistemas agropecuarios, durante los años 50 del pasado siglo, indujo notables modificaciones en el mundo rural. Siendo la principal la gran emigración del campo hacia la ciudad que originó. Fue así como se inició una pérdida en los usos de razas de ganadería autóctona y con ello la extinción de algunas de ellas y la puesta en riesgo de otras muchas.

Hoy, que las ayudas económicas europeas priman a los ganaderos para que mantengan este tipo de razas ganaderas únicas para así lograr su supervivencia, se ha comprobado que, junto a sus aprovechamientos pasados, estos animales son capaces de mejorar la gestión de las fincas sobre todo en los terrenos comunales de cada municipio y valle.

Por su demostrada capacidad para desenvolverse en los pastos de montaña, gracias a su notable evolución de años, y así impedir la matorralización de los montes degradados y con ello evitar el gran riesgo de incendios al que estas fincas están expuestas en su abandono, las juntas vecinales deben considerar a este ganado, perfectamente adaptado al territorio durante muchos años, como la mejor forma de gestión silvopastoral.

Los Viernes del Fluviarium, Presidente de FNYH, investigador del CIFA Juan Busqué Marcos y el Coordinador del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Los Viernes del Fluviarium, Presidente de FNYH, investigador del CIFA Juan Busqué Marcos y el Coordinador del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Un instrumento de gestión que las juntas vecinales y los propios ayuntamientos deben ordenar para el correcto aprovechamiento y mantenimiento de los terrenos comunales. Pero para ello es esencial que se les de el testigo para su gestión a dichos organismos, tanto a juntas vecinales como a los ayuntamientos implicados.

La ganadería extensiva se destaca como un buen aliado de la conservación del medio natural sobre todo en zonas desfavorecidas. Cantabria por tener una elevadísima proporción de pastos permanentes en zona de montaña está considerada mayoritariamente así. No obstante la cultura que antaño estaba asociada a estos pastos de montaña, menos productivos pero desde el punto de vista natural de los más valiosos, por su rica diversidad en plantas y seres vivos asociados a ellos. Además poseen una gran capacidad para fijar gases emitidos a la atmósfera que son los que están acelerando el cambio climático.

Aunque en desuso mayoritariamente, estos pastos del común, sin embargo, no pueden ser transformados a otros usos como sería el de pasto forrajero para practicar la ganadería intensiva, ya que la Comisión Europea exige su mantenimiento mediante las ayudas que provee a través de la PAC (Política Agraria Común de la Unión Europea).

Ganadería autóctona Charla en los Viernes del Fluviarium durante presentación de Juan Busque, investigador del CIFA

Ganadería autóctona Charla en los Viernes del Fluviarium durante presentación de Juan Busque, investigador del CIFA

“Si se valorase la labor de conservación que este ganado autóctono puede realizar en la conservación de los pastos de montaña, haría que estas razas autóctonas de animales domésticos fueran más susceptibles de recibir ayudas europeas para su mantenimiento”, afirmaba el investigador Juan Busqué.

“Es imposible recuperar la cultura rural de Cantabria, actualmente empobrecida. Se ha perdido mucho conocimiento sobre el aprovechamiento del monte y las ventajas que ello suponía para el ganado. Es una cultura difícil de recuperar…” mantenía el ponente.

Sin embargo esa coevolución de los animales domésticos y las plantas se ha mantenido hasta nuestros días por lo que la ganadería autóctona es un patrimonio genético y una fuente para mantener la biodiversidad. No solo las razas emblemáticas como la vaca tudanca, animal de excelentes condiciones para el tiro por lo que fue seleccionada hasta los años 50 del pasado siglo y criada en todos los valles campurrianos, sino las ovejas y las cabras, ganadero menor poco apoyado por las administraciones regionales y la PAC de la Unión Europea.

No obstante estas razas menores como la autóctona oveja carranzana con sus excelentes condiciones para resistir la vida en el monte y con una espesa lana que le alivia el permanecer bajo la lluvia serían una fuente de trabajo para el mundo rural de nuestro siglo. Apoyado en las tecnologías y más sencillos sistemas de gestión de los ganados cuando permanecen en el monte. La presencia humana de nuevo en el campo ayudaría a su vez a convivir con el lobo, una especie que retorna pero que se mantendría a distancia si la montaña estuviera de nuevo vigilada por estos pastores comprometidos en la renovación del mundo rural.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, en cuya preservación se trabaja desde la Comisión Europea y bajo la coordinación de Fundación Naturaleza y Hombre. Cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

Para ver la presentación completa de Juan Busqué Marcos pincha aquí.

Cascada y valle del Asón en el LIC Montaña Oriental

Nosotros lo sabemos hace tiempo, el valle de Soba enamora con su belleza paisajística y sus valores ambientales, pero ahora queremos que España entera lo sepa. Te animamos a que lo votes como “el rincón más bonito en Red Natura 2000 de España”.

Cuando veas la bellísima cascada en la que se despeña el río Asón en su nacimiento, divises a un rebeco triscar por los roquedos calcáreos o sobrevolarlos por buitres y águilas te entrarán unas ganas irresistibles de recorrer este valle considerado entre los secretos mejor guardados de la naturaleza cantábrica.

Conocemos sus extraordinarios valores ambientales desde hace más de 20 años cuando comenzamos a trabajar en la restauración de su biodiversidad. Empezamos con la reintroducción del rebeco cantábrico (Rupicapra pyrenaica parva) en la Montaña Oriental de Cantabria, un Espacio Natura 2000, y a su vez Zona de Especial Conservación (ZEC) “Río Asón”.

Desde septiembre del año 2011 que realizamos el plan de reintroducción del rebeco con 100 ejemplares hemos visto con satisfacción cómo se incrementaba notablemente la presencia de este ungulado de montaña de aspecto caprino. Es inconfundible porque es más pequeño que sus congéneres pirenaicos.

rebeco-y-cria

Su espeso pelaje invernal y su capacidad tremenda de desenvolverse ágilmente por los roquedos más abruptos lo convierten en uno de los mamíferos mejor adaptados al medio rocoso que caracteriza las zonas altas y medias del valle. Sabemos que aún puede mejorar su presencia ya que estimamos que una densidad de 8 a 10 ejemplares por km2 es la situación óptima, así es cada año los vigilamos y censamos con ilusión en la espera de que alcance un tamaño de 600 individuos que sería su nivel óptimo de población.

Sabemos que al valle de Soba lo ha situado entre los 20 rincones más bonitos del paisaje en Red Natura 2000 de España la cascada del Asón. La crea el río en su nacimiento desde una surgencia cárstica suscitando la leyenda de que un hada del bosque o anjana, hechizada por su hermana, quedó petrificada salvo por su cabellera que se despeña 70 metros en el vacío en hilos de agua que según la luz parecen de plata.

Para llegar al puesto 8 en que se encuentra entre los 20 seleccionados en el ranking promovido por el proyecto LIFE+ Infonatur 2000 para dar a conocer los valores y el significado de dicha red europea de espacios protegidos. Se ha enfrentado a la belleza paisajística de otros 1.800 espacios de la Red Natura 2000 que abarcan cerca del 30% del territorio nacional.

Puedes votarla aquí nosotros ya lo hemos hecho. Mientras tanto seguimos trabajando desde este territorio de grandes valores ambientales porque las cabeceras de los valles orientales sigan conservando su magnífico estado natural destacado dentro de la Red Natura 2000 como es la cuenca del río Miera.

puerto-de-lunada-mirador

Desde marzo del 2014 trabajamos en ella mediante el proyecto Life+Naturaleza “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”. Actuamos a lo largo de los espacios Natura 2000, desde su cabecera (LIC Montaña Oriental y LIC Montes de Valnera); a través de su curso medio (ZEC Río Miera) hasta su desembocadura (ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera).

La comarca pasiega, territorio delimitado por las cabeceras de los ríos Pas, Pisueña y Miera, presenta hoy un paisaje de singular belleza. Componen el núcleo central de la comarca las tres villas pasiegas: San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera y Vega de Pas.

La singularidad del paisaje pasiego es herencia, en primer lugar, de la actividad en los astilleros de la región en los siglos XVII y XVIII, que provocó una fuerte deforestación en los montes pasiegos al existir una ingente demanda de madera tanto en la Real Fábrica de Artillería de La Cavada y Liérganes, donde la madera era utilizada como combustible para la fundición del hierro; como en los Astilleros de Guarnizo, donde la madera era utilizada para la construcción de los navíos de la Armada Española. En segundo término, es legado de la actividad ganadera extensiva, asociada al modo de vida pasiego, que ha potenciado los prados en detrimento de los bosques.

Alto valle del Miera

Alto valle del Miera

El objeto de la Red de Fincas del Alto Pas-Miera es contribuir a la mejora de la Montaña Pasiega y Oriental, desde una perspectiva ambiental y cultural. Para ello, FNYH desarrolla una importante labor de reforestación con planta autóctona en la Red de Fincas, rehabilita cabañas pasiegas e implanta una gestión silvopastoral en sus fincas mediante rebaños de ovejas lachas, que, pastando en ellas previenen los incendios derivados de las quemas de rastrojos. Además, gestiona rebaños de razas autóctonas locales como la vaca roja pasiega, el caballo losino y el burro español. Tanto la vaca pasiega como la oveja lacha se crían dentro de las premisas de la ganadería ecológica, certificada por el Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Cantabria.

El aumento de superficie forestal en la Red de Fincas reporta una serie de beneficios ambientales: fijación del suelo frente a la erosión, incremento en la complejidad de los ecosistemas y, por ende, de los nichos ecológicos para diferentes especies animales y vegetales y mejora de la calidad paisajística del espacio.

En definitiva, la Red de Fincas participa en la creación de un corredor ecológico de pequeños bosques que mejoren la comunicación para la fauna forestal (corzos, pícidos, gato montés, jabalí, azor, etc.) entre los bosques de la Montaña Pasiega, aumentando la permeabilidad de especies en un territorio mayor (Comarca del Pas, Asón, Montaña Burgalesa, Comarca del Besaya).

La ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible en las charlas del Fluviarium el 23 marzo 2018.

Llega una nueva cita cultural enfocada a la concienciación ambiental dentro de los Viernes del Fluviarium. Será el próximo 23 de marzo cuando haremos espacio a la “Ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible de los terrenos comunales de Cantabria” gracias a la charla que impartirá Juan Busqué Marcos, investigador del CIFA (Centro de Investigación y Formación Agrarias de Cantabria) dependiente de la Dirección General de Ganadería y Desarrollo Rural de la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre, dentro de los diferentes proyectos que estamos llevando a cabo, realizamos una charla divulgativa mensual de temas relacionados con la conservación del medio natural.

La ganadería como herramienta fundamental para la gestión sostenible del territorio es el tema medioambiental que este mes se tratará desde el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, en cuya preservación se trabaja desde la Comisión Europea y bajo la coordinación de Fundación Naturaleza y Hombre. Cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

La interacción de las prácticas ganaderas con razas autóctonas en el territorio es una manera de optimizar la producción y ahorrar costes, pero queremos saber qué otros beneficios puede derivar en la gestión silvopastoral de las montañas cantábricas por la excelente adaptación al territorio que estas razas ganaderas presentan.

La ganadería es la producción agraria de mayor importancia económica en Cantabria. En general se trata de una actividad con fuerte base territorial, siendo la superficie utilizada con fines ganaderos, ya sea en forma de pastos herbáceos o leñosos, la predominante en nuestra región.

La nueva Política Agraria Común Europea considera a la ganadería como una herramienta fundamental para la gestión sostenible del territorio rural. Desde este punto de vista, es fundamental conocer los efectos de la actividad ganadera sobre el medio ambiente con el fin de diseñar sistemas de producción animal sostenibles.

Desde el Área de Sistemas de Producción Animal del CIFA, se trabaja en proyectos de investigación relacionados con la interacción entre el ganado y el territorio donde se asienta, buscando sistemas ganaderos que optimicen la producción ganadera y la productividad y sostenibilidad de los recursos forrajeros.

El mundo rural necesita mucho apoyo y refuerzo para una supervivencia acorde a la preservación del medioambiente, por eso estaremos encantados de acoger tu interés el próximo viernes 23 de marzo a las 19 horas en el Fluviarium. Liérganes. Recuerda que la entrada es gratuita y el aforo limitado.

Acto de firma del convenio entre Fundación Acorde y FNYH

Educar y sensibilizar a toda la ciudadanía en materia ambiental, concretamente sobre el entorno natural que abarca el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” es el objetivo que se ha resaltado en este convenio que la Fundación Acorde, a través de su presidente Andrés Damián González, y FNYH, con la presencia de su presidente Carlos Sánchez, han establecido mediante la realización de cinco talleres y charlas a impartir a los miembros de la citada fundación.

Las actividades se llevarán a cabo durante seis meses dentro del programa de Educación Ambiental no reglada que la Fundación Acorde realiza y sin coste alguno para dicha organización tal y como establece el programa LIFE cofinanciado por la Unión Europea.

Las actividades se realizarán en instalaciones designadas por la Fundación Acorde y contarán con la asistencia de miembros de la misma que se enfrentan a diferentes situaciones de recuperación de su estado psicosocial y su calidad de vida.

El medioambiente necesita de toda la sociedad; además, colaborar en su conservación es un magnífico camino para favorecer la inclusión de las personas. Su implicación permite reforzar a aquellos ciudadanos que se encuentran en riesgo de exclusión, ya sea por razones físicas, sociales o culturales. Educar en valores, promover el voluntariado y sobre todo fomentar la sensibilidad ciudadana sobre un aspecto tan esencial para el ser humano como es su entorno son las claves del éxito para la recuperación de los participantes y al mismo tiempo incidir en la mejora ambiental.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” es coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE, cuenta con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

Para saber más sobre la Fundación Acorde pincha aquí.

Voluntariado Ambiental en Pozón de la Yesera_Anillo Verde Bahia de Santander

Crear un entorno verde alrededor de la Bahía de Santander recuperando los valores naturales de espacios degradados con la ayuda del sector empresarial es el objetivo de la jornada de RSC que Fundación Naturaleza y Hombre va a realizar en colaboración la CEOE-CEPYME de Cantabria.

 

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es la forma de conducir las empresas teniendo en cuenta los impactos que sus actividades generan no solo sobre clientes y empleados sino también con respecto a la comunidad local, el medioambiente y en definitiva sobre la sociedad en general.

Para sensibilizar a las empresas del entorno de la Bahía Santander en su compromiso ambiental la Fundación Naturaleza y Hombre, a través de su proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, ha organizado una jornada informativa el 17 de enero del 2018 en colaboración con la CEOE-CEPYME de Cantabria con el fin de impulsar una dinámica empresarial que contribuya de forma activa a la mejora social y económica, gracias a la colaboración empresarial, en la medida de sus posibilidades, en el cuidado del medioambiente y a su vez con el desarrollo de los derechos humanos.

Los numerosos espacios naturales del entorno de la Bahía de Santander que, aunque degradados en su mayoría por la actividad humana, resultan óptimos por la posibilidad de restaurar sus valores naturales y con ello aportar servicios ecosistémicos a la sociedad, mejorando así las condiciones de salud de la ciudadanía, son el enclave perfecto para desarrollar la Responsabilidad Social Corporativa vinculada el medio natural de la Bahía de Santander.

Desde la dinamización de voluntariado por el medioambiente hasta la compensación de CO2 emitido a la atmósfera por la actividad industrial, pasando por acuerdos de Custodia del Territorio o campañas específicas acordes a sus objetivos empresariales cada empresa puede hallar su fórmula para contribuir a que el Anillo Verde la Bahía de Santander siga creciendo y con ello a que un entorno humano más saludable para todos. Integrar el medioambiente en los programas de RSC se fomenta la conexión de la cuidad con su entorno natural tal y como propone la Unión Europea y está desarrollando gracias a sus programa LIFE del que este proyecto forma parte.

En la jornada que tendrá lugar en la sede de la CEOE-CEPYME de Cantabria (calle Tres de Noviembre, 38. 39010 Santander) de 10 a 13 horas y para amplificar el compromiso de las empresas de nuestro siglo con la RSC y las directrices europeas en materia de cuidado del medioambiente intenvendrán:

  • Jose Luis Fernández, Catedrático de Ética Empresarial de la Universidad Pontificia de Comillas, Cantabria.
  • Lorenzo Vidal de la Peña, Presidente de la CEOE-CEPYME Cantabria.
  • Martín Silván, Coordinador del Foro Empresarial de Desarrollo Sostenible y Energía de CEOE- CEPYME Cantabria.
  • Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre.

 

Las personas interesadas en participar pueden reservar su plaza a través de este enlace

Más información:

CEOE-CEPYME Cantabria

Lugar de realización de la Jornada Técnica, sede de CEOE-CEPYME Cantabria

Técnicos de Fundación Biodiversidad en el paseo de campo por la reserva biológica

Técnicos de Fundación Biodiversidad eligen la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba, entre los proyectos con los que colaboran, para disfrutar de unas jornadas de campo.

Se prometían un fin de semana diferente, lejos del ruido de la ciudad y del estrés de los ritmos habituales. Llegaron con ropa cómoda y de tonalidades campestres, sabían a lo que iban, sus prismáticos, mochilas y telescopios eran la mejor prueba.

Eligieron un fin de semana otoñal donde los días aún son cálidos y las horas de luz todavía permiten disfrutar lentamente de la jornada. Eran 14 personas que llegaron capitaneados por el entusiasmo contagioso del subdirector de Fundación Biodiversidad, Ignacio Torres.

El atardecer les daba la bienvenida en Campanarios de Azaba, mientras el grupo iba reuniéndose y se preparaba la primera de las salidas de campo. Sería en la oscuridad de la noche en busca de tres visitantes de los más sigilosos de la reserva biológica: la gineta, la garduña y el zorro.

El otoño permitió disfrutar de los paseos de campo en la reserva biológica

El otoño permitió disfrutar de los paseos de campo en la reserva biológica

La siguiente mañana el reto era enfrentarse a buitres leonados y negros, las rapaces que en esta época más frecuentan el muladar. Pero la naturaleza decidió no ponérselo fácil y la espera se alargaba mientras los buitres se resistían al bocado tentador de la carroña. En su paciencia y capacidad de entender los ritmos de la naturaleza vimos su empeño por conocerla y aceptar lo imprevisible como parte de su magia natural.

Un recorrido en vehículo todoterreno pronto desvió la atención hacia las razas ganaderas autóctonas como el magnífico caballo de las Retuertas y la vaca Sayaguesa que con su alimentación y deambular por la reserva biológica contribuyen al mantenimiento del paisaje adehesado.

Fue nada menos que con el imponente toro semental de esa gran raza de bovino ibérico con quien se encontraron en el recorrido. La sorpresa no era solo verse ante los 1.200 kilos del animal, sino a pesar de su robusta apariencia comprobar su beatífica actitud que refleja el ancestral carácter de este bovino y su capacidad para el trabajo de campo, labor que tradicionalmente realizaba hasta que, con la mecanización agrícola, fue raza destinada para la producción de carne.

No obstante echamos pie a tierra para iniciar una ruta senderista guiada por una de nuestras educadoras ambientales quien aportó los secretos del bosque mediterráneo al grupo de naturalistas.

El grupo reunido con el equipo de Fundación Naturaleza y Hombre frente al lodge

El grupo reunido con el equipo de Fundación Naturaleza y Hombre frente al lodge

La tarde fue una delicia aderezada por un atardecer rosado que culminó con el agasajo de una cena con productos locales. Los sabores de alimentos de kilómetro cero degustados en el corazón del bosque mediterráneo mientras se encendían las estrellas sobre el porche del lodge añadieron aún más magia al descanso de la tarde antes de encaminarnos de nuevo a disfrutar de los hides nocturnos y los misteriosos habitantes que los frecuentan.

No fue hasta la siguiente mañana, después de un extraordinario amanecer, cuando se logró un “espectáculo absolutamente bestial” en palabras de Ignacio Torres. Ya que fue entonces cuando por fin se logró la observación de las aves rapaces. Nada menos que 250 buitres leonados y 40 ejemplares de buitre negro se reunieron ante sus ojos, una experiencia única e imborrable que les ha vinculado a la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba por siempre.