Home Tags Posts tagged with "LIFE Anillo Verde"

LIFE Anillo Verde

Completa, junto con la Casa de los Humedales en Camargo, las instalaciones divulgativas del Anillo Verde de la Bahía de Santander.

El proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander ha inaugurado su ‘Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – El Pendo’, en Escobedo de Camargo, junto a la cueva del mismo nombre. La presentación la llevó a cabo la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado; el Director del CIMA (Centro de Investigación del Medio Ambiente), Jesús García; y el Presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, y contó también con la presencia del Director de MARE, Felipe Lavín. Se completan, así, las instalaciones dedicadas a la difusión de los valores medioambientales de los espacios naturales del Anillo, pues ya a principios de año se estrenó la reformada ‘Casa de los Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday’.

Tanto Carlos Sánchez, de FNYH, como Jesús García, cuyo centro depende de la Dirección General de Medio Ambiente de Cantabria, han hecho especial hincapié en el carácter etnobotánico del complejo, integrado por un centro divulgativo en un edificio singular, con un techo en el que crece la hierba; un vivero de especies autóctonas “que ya llevaba 20 años en funcionamiento”; y zonas verdes en las que se hallan representados diversos hábitats cantábricos.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el Director del CIMA,  Jesús García  y el Presidente de FNYH, Carlos Sánchez

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el Director del CIMA, Jesús García y el Presidente de FNYH, Carlos Sánchez

Biodiversidad doméstica

“La biodiversidad doméstica (aquella que se ha desarrollado en estrecha relación con el ser humano para su uso por el mismo) se está perdiendo, y nosotros queremos servir también para conservarla”, señaló el presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, que coordina el proyecto. “Actualmente, la humanidad se está alimentando principalmente de 15 especies vegetales”.

En ese proceso de conservación medioambiental, el naturalista considera fundamental la participación de los ciudadanos. “Queremos animar a crear huertos y jardines ecológicos, y si esto lo hace mucha gente, habrá mucha más biodiversidad”. Precisamente el de creación de Huertos Ecológicos es uno de los talleres que se empezarán a impartir en el centro a partir de ahora.

Visita por el Centro Etnobotánico

Visita por el Centro Etnobotánico

Reivindicación del ANEI

Hace año y medio que el área en el que se integran tanto el Centro Etnobotánico como las cuevas de El Pendo o la de Los Covachos se ampara bajo la figura de protección Área Natural de Especial Interés (ANEI), y tanto la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, como el coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde, Antonio Urchaga, reivindicaron la importancia de este hecho y expresaron su deseo de que esa protección vaya a más.

“El ANEI fue un compromiso que adquirimos tanto el Ayuntamiento como el Gobierno de Cantabria y Jesús Oria (Consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación). Fue un trabajo de las dos administraciones”, quiso recordar Esther Bolado, alcaldesa de Camargo, donde se enclava el Centro Etnobotánico. Y resaltó que toda el área cuenta con una gran riqueza no solo biológica sino también rupestre, motivo por el que la cueva de El Pendo es “Patrimonio de la Humanidad”.

Antonio Urchaga, coordinador del proyecto, destacó especialmente los valores medioambientales del encinar cantábrico, “que alberga muchísimas especies, no solo encinas, y del que en Camargo hay muchos ejemplos, aunque pequeños en extensión”. “Los encinares cantábricos se encuentran en una situación vulnerable por la actividad humana: usos extractivos, plantación de especies foráneas, incendios… Figuras como el ANEI intentan revertir eso, pero es deseable más protección”.

El Centro Etnobotánico ‘Bosques del Anillo Verde · El Pendo’ cuenta con un edificio que servirá de centro divulgativo en un edificio rústico bastante singular, con un techo verde en el que crece la hierba y un invernadero adosado que albergará plantas autóctonas. El edificio cuenta también con una zona dedicada a exposición y un aula para impartir talleres y conferencias.

El Centro Etnobotánico desde la paserela

El Centro Etnobotánico desde la paserela

Además, en el entorno podemos encontrar representados diversos hábitats cantábricos como el bosque de galería, el bosque mixto o la pradera atlántica, y también hay una charca para anfibios, una plantación de especies aromáticas o un huerto ecológico, además de ovejas que ayudan a la gestión del terreno.

En el vivero, que lleva en marcha desde 1996, se cultivan “hasta 100 especies autóctonas, que sirven a las acciones de reforestación que Fundación Naturaleza y Hombre lleva a cabo”.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que trata de crear una red de espacios de gran valor ecológico en torno a la bahía, está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y se lleva a cabo gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. La creación del centro ha contado, asimismo, con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

CÓMO LLEGAR:

En la Casa de la Naturaleza con el monitor

El Astillero, a 20 de junio de 2018

El 18 y 19 de junio, EL monitor de la Comisión Europea vino a visitarnos para visionar de primera mano los resultados y avances del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad, que está llevando a cabo la Fundación Naturaleza y Hombre, en colaboración con la empresa pública MARE, y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería además de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

La visita tuvo comienzo en la recién estrenada Casa de la Naturaleza de las Marisma de Alday, donde  se analizaron los avances del proyecto y las áreas de actuaciones.

Reunión técnica de proyecto

Reunión técnica de proyecto

La tarde se enfocó en la visita a la reserva del Pozón de la Yesera, en Gajano, una de las áreas recuperadas y restauradas en colaboración con la empresa pública MARE. Se enseñaron los paneles informativos y los trabajos llevados a cabo para la eliminación de las plantas invasoras que antes del acuerdo entre la Junta Vecinal de Gajano y FNYH, asfixiaban este territorio y los árboles autóctonos que se fueron plantando, convirtiendo el Pozón de la Yesera en un precioso rincón verde.

La mañana del martes amaneció con la visita al centro Etnobotánico “El Pendo”, anexo al Vivero que FNYH gestiona para el cultivo de plantas autóctonas destinadas a la reforestación de las áreas que forman parte de los diferentes proyectos LIFE que se están llevando a cabo. El nuevo centro Etnobotánico pretende ser un conjunto más para la gestión y dinamización del Anillo Verde.

Dejando Escobedo de Camargo, sede del centro, la visita siguió por la Marisma de Alday y Casa de la Naturaleza. Se valoraron las acciones del proyecto sobre la restauración de humedales litorales y la gestión de la Casa de la Naturaleza como otro  centro de gestión y dinamización del Anillo Verde.

No faltaron temas tan fundamentales como la eliminación de las especies invasoras, las acciones llevadas a cabo, los resultados obtenidos y los acuerdos de custodias conseguidos para terrenos incluidos como áreas del Anillo Verde.

La primera parte de la jornada se cerró con una presentación visual sobre las acciones de educación ambiental llevadas a cabo por el departamento de educación ambiental en el que se pretende, a través de talleres para adultos y para los escolares de los colegios de la Bahía de Santander, poner en valor la riqueza de la biodiversidad que alberga la comarca. La proyección terminaba con la parte de comunicación y divulgación.

Los dos días de visita llegaron a su fin con la parte teórica de consulta técnica y administrativa del proyecto LIFE.

Los participantes preparando el abrazo a la isla

Igual que en la pasada edición de 2017, Fundación Naturaleza y Hombre, en el marco del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, ha apoyado la edición 2018 de la convocatoria de sensibilización sobre la importancias de los mares promovida por “Unidos x Océanos + Sanos” organizada por la escuela y centro de buceo, Mourosub.

 El Día Mundial de los Océanos se celebra cada 8 de junio con el fin de sensibilizar a la población sobre la necesidad de conservar los mares y océanos, así como las especies que los habitan. La isla de Mouro, área en la que se desarrollaron las actividades, está situada en la Bahía de Santander y alberga una gran diversidad biológica en sus fondos marinos y está incluida dentro de la Red Natura 2000.

La escuela de sub hacia la isla

La escuela de sub hacia la isla

El pasado domingo 10 de junio, para conmemorar ese día,  se organizó una  jornada fotográfica, la travesía a nado y el abrazo a la isla de Mouro.  La jornada fotográfica, además de descubrir la belleza y riqueza que alberga nuestra bahía, tuvo también fines de conservación, recopilando por medio de las imágenes, datos de los hábitats marinos prioritarios y sus especies, como base para futuros proyectos de divulgación y educación ambiental.

Un recorrido a nado de 1.000 metros, desde el Embarcadero Real de la Magdalena hasta la isla de Mouro, caracterizó la travesía, mientras que el abrazo a la isla tuvo lugar hacia mediodía. Los participantes formaron un anillo humano en torno a este espacio. La asociación UxO+S pretende con este acto fomentar la participación de la sociedad en la protección de esta Reserva Marina, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y ZEPA, y por extensión de los océanos.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” está coordinado por FNYH, y cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español.

Isabel Gurbindo, Esther Bolado y Carlos Sanchez

Fundación Naturaleza y Hombre, a través de su proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander, hoy ha presentado una nueva visión en soporte multimedia de la Bahía de Santander y su entorno natural en la Casa Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde, marisma de Alday.

Con motivo del lanzamiento de una página web de visita virtual en 360 grados de las reservas municipales en las que trabaja por su restauración y conservación el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Gobierno de España, se ha presentado a los medios de comunicación en el día de hoy en la Casa de la Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde.

En su bienvenida al municipio de Camargo, donde se enclava la marisma de Alday, junto a la que se sitúa dicho centro de interpretación de los humedales, la alcaldesa Dña. Esther Bolado ha destacado los esfuerzos por promocionar los valores sostenibles del proyecto LIFE y concretamente de este centro de divulgación sobre los humedales ubicado en el municipio que regenta.

Isabel Gurbindo, Esther Bolado y Carlos Sanchez

Isabel Gurbindo, Esther Bolado y Carlos Sanchez

Continuaba resaltando el gran compromiso que las administraciones públicas han de mantener con su entorno. “La gestión de lo público, en relación con la conservación de los espacios verdes, es el mejor legado que podemos dejar a las generaciones futuras” en palabras de la edil.

Las infraestructuras verdes y azules como forma de no solo de conservar nuestro medio ambiente sino como vía para mejorar la movilidad entre áreas verdes es un beneficio para la salud de la ciudadanía y directamente para los seres vivos que las habitan.

La alcaldesa ha mostrado interés por este recurso audiovisual que hoy se ha hecho disponible en web “ya que no solo es un recurso para todos los cántabros sino una práctica manera para inculcar en los niños y jóvenes en valor de proteger nuestro medio natural” según afirmaba.

Isabel Gurbindo, responsable del proyecto LIFE en la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, ha destacado la notable tarea de este proyecto de participación institucional en el que la Consejería es socio financiador, que controla tanto técnica como administrativamente las acciones llevadas a cabo, ya que trabaja en un área de gran presión humana e industrial. Muchos de los ecosistemas de la Bahía necesitan ser recuperados y otros ser preservados ante esa presión a la biodiversidad que albergan.

En su opinión “la financiación europea tan alta asignada a este proyecto LIFE, un 60%, es un indicativo del gran interés de la Unión Europea por preservar entornos ampliamente afectados por el hombre y sus actividades.

En la intervención de Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, ha agradecido el compromiso por el medio ambiente que viene desarrollando el municipio de Camargo desde hace más de dos décadas.

Participantes rueda prensa junto a representante Mourosub y_Jaime Rodriguez

Participantes rueda prensa junto a representante Mourosub y_Jaime Rodriguez

Así mismo ha presentado los avances del proyecto LIFE Anillo Verde en conectividad ecológica y movilidad sostenible, para la que se está diseñando una red de senderos en todas las reservas, a la vez que una gran ruta que las una a través de la Bahía de Santander.

A su vez se progresa en la búsqueda de nuevos acuerdos del territorio que se sumen a los ya establecidos con las juntas vecinales de Maoño, Gajano, Igollo de Camargo y Pámanes además del firmado con el Ayuntamiento de Camargo. Además se avanza rápido en la tramitación ante la Demarcación de Costas sobre la concesión solicitada para la marisma de Engoa.

Se continúa trabajando sin tregua en la eliminación de especies invasoras en las reservas del Anillo Verde y en breve se publicará el Plan de Especies Invasoras apoyado por un material divulgativo de fichas descargables. También va perfilándose el cartografiado y análisis de los valores ambientales de los servicios ecosistémicos, así como en el Plan de Acción de Ecoturismo del proyecto.

También se busca el llegar a acuerdos con empresas de la Bahía de Santander en la que se ha contado con una jornada informativa organizada en colaboración con la CEOE para lograr adherir empresas como cofinanciadores o donantes de tierras.

El programa de educación ambiental del proyecto LIFE ha alcanzado ya, durante el año 2018, a 1.100 alumnos de 20 centros educativos. También se ha convocado el interés internacional sobre el proyecto gracias a la realización de dos seminarios técnicos o workshops.

El centro de Interpretación de El Pendo está acabando sus intervenciones de adecuación y expositivas en vías a una próxima apertura; asimismo varios vídeos estarán en breve disponibles sobre la Marisma de Alday y un segundo enfocado a las acciones del proyecto LIFE Anillo Verde.

Ayudados por las indicaciones de navegación de la empresa Virtual Media 360º, quien ha diseñado la página web multimedia, se ha llevado a cabo la presentación de la misma que llega a las 15 áreas naturales de actuación actuales del proyecto. El soporte virtual y todos los recursos que ofrece ya está disponible en: http://fnyh.virtualmedia360.es/ANILLOVERDE/

Jaime Rodriguez_Mourosub junto a exposicion fotos_premiadas

Jaime Rodriguez_Mourosub junto a exposicion fotos_premiadas

Por último y como vía para fomentar la sensibilización y conocimiento que la Bahía de Santander alberga en cuanto a biodiversidad subacuática se han presentado las imágenes del concurso “Unidos por océanos más sanos” que cada año convoca el club de buceo Mourosub. El ganador absoluto, Jaime Rodríguez, ha explicado el valor de las fotografías para poner en valor la riqueza en invertebrados de la Bahía y sus islas y penínsulas como la de la Magdalena, ellos son la muestra de la gran biodiversidad de los fondos marinos de la Bahía apoyados por la buena calidad de las aguas marítimas que la bañan.

HAZ CLIC AQUÍ PARA LA VISITA VIRTUAL

Foto de los participantes desde el mirador

Un total de 20 personas se encontraron ayer por la mañana en Maoño, Santa Cruz de Bezana, para realizar una ruta interpretativa por el encinar de Peñas Negras hasta llegar al Alto de la Gigüela. La reserva municipal, espacio gestionado por FNYH, fruto de un acuerdo de custodia del territorio con la Junta Vecinal de Maoño fue organizada, con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, en el marco del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander.

Con una duración aproximada de 3 horas, los asistentes pudieron aprender en la ruta circular por el encinar de Peñas Negras, pasando por el Alto de la Gigüela y el Pico Mayor, sobre la flora y la fauna que alberga un ambiente tan exclusivo como el del encinar cantábrico.

De ruta por el encinar

De ruta por el encinar

 Hoy en día, este tipo de encinares han quedado reducidos a una pequeña parte de su extensión original debido a que se hallan en zonas climáticas diferentes a las cálidas donde se desarrollaron originalmente. No obstante, siguen acogiendo una gran biodiversidad, y en Peñas Negras se pueden encontrar encinas (Quercus ilex), madroños (Arbutus unedo), y endrinos (Prunus spinosa) que dan refugio a mochuelos (Athene noctua), zorros (Vulpes vulpes) y ardillas (Sciurus vulgaris), entre muchas otras especies de flora y fauna.

A lo largo de la ruta, se realizaron paradas para que los monitores de FNYH destacaran lo más relevante de la reserva municipal. Además de los carteles interpretativos que se encuentran junto al sendero para ayudar a los excursionistas a conocer mejor la fauna, flora y geología de Peñas Negras. Al alcanzar el Alto de la Gigüela los asistentes pudieron disfrutar del mirador recientemente construido que ofrece una impresionante vista de la Bahía de Santander. En el mismo se ha instalado un nuevo panel panorámico interpretativo, gracias a la colaboración de FNYH con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana. También se explicaron los trabajos realizados en este espacio natural municipal de gran interés ecológico, como la eliminación de especies exóticas invasoras, la mejora de la vegetación autóctona, el mantenimiento de senderos y material de uso público para que cualquier visitante pueda disfrutar de este paraje natural.

Mirador Peñas Negras

Mirador Peñas Negras

La conservación de espacios municipales de gran valor natural como el encinar de Peñas Negras contribuye a formar una red de infraestructuras verdes y azules (ríos y humedales) alrededor de la Bahía de Santander que aporten beneficios directos a la ciudadanía como mejorar su entorno y  condiciones de vida más saludables o fomenten nuevas actividades en el territorio como el turismo sostenible.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” está coordinado por FNYH, y cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria (MARE) como beneficiario asociado. El proyecto cuenta con el apoyo económico de la Comisión Europea a través del instrumento financiero LIFE, FNYH y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria.

Desde el mirador

Desde el mirador

El próximo domingo 13 mayo la Fundación Naturaleza y Hombre de la mano de su proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” y en colaboración en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana organiza una ruta interpretativa por el encinar de Peñas Negras, espacio gestionado por FNYH, fruto de un acuerdo de custodia del territorio con la Junta Vecinal de Maoño.

Se trata de una de las reservas educativas en las que trabaja el proyecto, que cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español.

Durante la ruta se comprobará como este valioso encinar se recupera gracias a que el proyecto se centra en mejorar el estado de la vegetación autóctona con la reforestación de especies tales como encina, roble y castaño como árboles característicos que se ven acompañados de pequeños árboles y arbustos como el madroño, laurel, aladierno, espino albar, cornejo, acebo, avellano, mostajo, labiérnago y serbal entre otros.

Al mismo tiempo trabaja en impedir la proliferación de especies exóticas invasoras en los enclaves naturales seleccionados alrededor de la Bahía de Santander y concretamente en este excepcional encinar relicto, superviviente de antiguas épocas climáticas más secas y calurosas, que a su vez un magnífico mirador ubicado al oeste de la bahía santanderina.

La ruta gratuita a desarrollar el próximo domingo durante 3 horas y que tiene su punto de origen en la bolera de Maoño a las 10 horas incide en fomentar el uso público de la zona de 50 hectáreas de extensión gracias a la adecuación de los senderos y el aprovechamiento de los paneles interpretativos instalados para tal fin y que ayudan a conocer la fauna y flora tan diversa del lugar.

La conservación de espacios municipales de gran valor natural como el encinar de Peñas Negras contribuye a formar una red de infraestructuras verdes y azules (ríos y humedales) alrededor de la Bahía de Santander que aporten beneficios directos a la ciudadanía como mejorar su entorno y  condiciones de vida más saludables o fomenten nuevas actividades en el territorio como el turismo sostenible.

Esta ruta interpretativa, accesible para toda la familia, llevará por un encinar único que recupera toda su belleza natural. Inscríbete aquí.

Los Viernes del Fluviarium, Charla Ganaderia para gestion silvopastoral del común por Juan Busqué

Ovejas apafuegos, vacas montañeras… las razas autóctonas de ganado conservadas en Cantabria, por su evolución y excelente adaptación al territorio de montaña de la comunidad, han demostrado ser las mejores aliadas para la conservación de la biodiversidad.

“La gran riqueza de razas de ganadería autóctona que existen en Cantabria y su actual uso, que no se corresponde con aquel para el cual sus condiciones fueron optimizadas, se enfrenta a grandes cambios”. Así comenzaba su charla “Ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible de los terrenos comunales en Cantabria” que dio Juan Busqué Marcos, investigador del CIFA (Centro de Investigación y Formación Agrarias de Cantabria) dependiente de la Dirección General de Ganadería y Desarrollo Rural de la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria.

La mecanización de los sistemas agropecuarios, durante los años 50 del pasado siglo, indujo notables modificaciones en el mundo rural. Siendo la principal la gran emigración del campo hacia la ciudad que originó. Fue así como se inició una pérdida en los usos de razas de ganadería autóctona y con ello la extinción de algunas de ellas y la puesta en riesgo de otras muchas.

Hoy, que las ayudas económicas europeas priman a los ganaderos para que mantengan este tipo de razas ganaderas únicas para así lograr su supervivencia, se ha comprobado que, junto a sus aprovechamientos pasados, estos animales son capaces de mejorar la gestión de las fincas sobre todo en los terrenos comunales de cada municipio y valle.

Por su demostrada capacidad para desenvolverse en los pastos de montaña, gracias a su notable evolución de años, y así impedir la matorralización de los montes degradados y con ello evitar el gran riesgo de incendios al que estas fincas están expuestas en su abandono, las juntas vecinales deben considerar a este ganado, perfectamente adaptado al territorio durante muchos años, como la mejor forma de gestión silvopastoral.

Los Viernes del Fluviarium, Presidente de FNYH, investigador del CIFA Juan Busqué Marcos y el Coordinador del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Los Viernes del Fluviarium, Presidente de FNYH, investigador del CIFA Juan Busqué Marcos y el Coordinador del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Un instrumento de gestión que las juntas vecinales y los propios ayuntamientos deben ordenar para el correcto aprovechamiento y mantenimiento de los terrenos comunales. Pero para ello es esencial que se les de el testigo para su gestión a dichos organismos, tanto a juntas vecinales como a los ayuntamientos implicados.

La ganadería extensiva se destaca como un buen aliado de la conservación del medio natural sobre todo en zonas desfavorecidas. Cantabria por tener una elevadísima proporción de pastos permanentes en zona de montaña está considerada mayoritariamente así. No obstante la cultura que antaño estaba asociada a estos pastos de montaña, menos productivos pero desde el punto de vista natural de los más valiosos, por su rica diversidad en plantas y seres vivos asociados a ellos. Además poseen una gran capacidad para fijar gases emitidos a la atmósfera que son los que están acelerando el cambio climático.

Aunque en desuso mayoritariamente, estos pastos del común, sin embargo, no pueden ser transformados a otros usos como sería el de pasto forrajero para practicar la ganadería intensiva, ya que la Comisión Europea exige su mantenimiento mediante las ayudas que provee a través de la PAC (Política Agraria Común de la Unión Europea).

Ganadería autóctona Charla en los Viernes del Fluviarium durante presentación de Juan Busque, investigador del CIFA

Ganadería autóctona Charla en los Viernes del Fluviarium durante presentación de Juan Busque, investigador del CIFA

“Si se valorase la labor de conservación que este ganado autóctono puede realizar en la conservación de los pastos de montaña, haría que estas razas autóctonas de animales domésticos fueran más susceptibles de recibir ayudas europeas para su mantenimiento”, afirmaba el investigador Juan Busqué.

“Es imposible recuperar la cultura rural de Cantabria, actualmente empobrecida. Se ha perdido mucho conocimiento sobre el aprovechamiento del monte y las ventajas que ello suponía para el ganado. Es una cultura difícil de recuperar…” mantenía el ponente.

Sin embargo esa coevolución de los animales domésticos y las plantas se ha mantenido hasta nuestros días por lo que la ganadería autóctona es un patrimonio genético y una fuente para mantener la biodiversidad. No solo las razas emblemáticas como la vaca tudanca, animal de excelentes condiciones para el tiro por lo que fue seleccionada hasta los años 50 del pasado siglo y criada en todos los valles campurrianos, sino las ovejas y las cabras, ganadero menor poco apoyado por las administraciones regionales y la PAC de la Unión Europea.

No obstante estas razas menores como la autóctona oveja carranzana con sus excelentes condiciones para resistir la vida en el monte y con una espesa lana que le alivia el permanecer bajo la lluvia serían una fuente de trabajo para el mundo rural de nuestro siglo. Apoyado en las tecnologías y más sencillos sistemas de gestión de los ganados cuando permanecen en el monte. La presencia humana de nuevo en el campo ayudaría a su vez a convivir con el lobo, una especie que retorna pero que se mantendría a distancia si la montaña estuviera de nuevo vigilada por estos pastores comprometidos en la renovación del mundo rural.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, en cuya preservación se trabaja desde la Comisión Europea y bajo la coordinación de Fundación Naturaleza y Hombre. Cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

Para ver la presentación completa de Juan Busqué Marcos pincha aquí.

La ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible en las charlas del Fluviarium el 23 marzo 2018.

Llega una nueva cita cultural enfocada a la concienciación ambiental dentro de los Viernes del Fluviarium. Será el próximo 23 de marzo cuando haremos espacio a la “Ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible de los terrenos comunales de Cantabria” gracias a la charla que impartirá Juan Busqué Marcos, investigador del CIFA (Centro de Investigación y Formación Agrarias de Cantabria) dependiente de la Dirección General de Ganadería y Desarrollo Rural de la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre, dentro de los diferentes proyectos que estamos llevando a cabo, realizamos una charla divulgativa mensual de temas relacionados con la conservación del medio natural.

La ganadería como herramienta fundamental para la gestión sostenible del territorio es el tema medioambiental que este mes se tratará desde el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, en cuya preservación se trabaja desde la Comisión Europea y bajo la coordinación de Fundación Naturaleza y Hombre. Cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

La interacción de las prácticas ganaderas con razas autóctonas en el territorio es una manera de optimizar la producción y ahorrar costes, pero queremos saber qué otros beneficios puede derivar en la gestión silvopastoral de las montañas cantábricas por la excelente adaptación al territorio que estas razas ganaderas presentan.

La ganadería es la producción agraria de mayor importancia económica en Cantabria. En general se trata de una actividad con fuerte base territorial, siendo la superficie utilizada con fines ganaderos, ya sea en forma de pastos herbáceos o leñosos, la predominante en nuestra región.

La nueva Política Agraria Común Europea considera a la ganadería como una herramienta fundamental para la gestión sostenible del territorio rural. Desde este punto de vista, es fundamental conocer los efectos de la actividad ganadera sobre el medio ambiente con el fin de diseñar sistemas de producción animal sostenibles.

Desde el Área de Sistemas de Producción Animal del CIFA, se trabaja en proyectos de investigación relacionados con la interacción entre el ganado y el territorio donde se asienta, buscando sistemas ganaderos que optimicen la producción ganadera y la productividad y sostenibilidad de los recursos forrajeros.

El mundo rural necesita mucho apoyo y refuerzo para una supervivencia acorde a la preservación del medioambiente, por eso estaremos encantados de acoger tu interés el próximo viernes 23 de marzo a las 19 horas en el Fluviarium. Liérganes. Recuerda que la entrada es gratuita y el aforo limitado.

Acto de firma del convenio entre Fundación Acorde y FNYH

Educar y sensibilizar a toda la ciudadanía en materia ambiental, concretamente sobre el entorno natural que abarca el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” es el objetivo que se ha resaltado en este convenio que la Fundación Acorde, a través de su presidente Andrés Damián González, y FNYH, con la presencia de su presidente Carlos Sánchez, han establecido mediante la realización de cinco talleres y charlas a impartir a los miembros de la citada fundación.

Las actividades se llevarán a cabo durante seis meses dentro del programa de Educación Ambiental no reglada que la Fundación Acorde realiza y sin coste alguno para dicha organización tal y como establece el programa LIFE cofinanciado por la Unión Europea.

Las actividades se realizarán en instalaciones designadas por la Fundación Acorde y contarán con la asistencia de miembros de la misma que se enfrentan a diferentes situaciones de recuperación de su estado psicosocial y su calidad de vida.

El medioambiente necesita de toda la sociedad; además, colaborar en su conservación es un magnífico camino para favorecer la inclusión de las personas. Su implicación permite reforzar a aquellos ciudadanos que se encuentran en riesgo de exclusión, ya sea por razones físicas, sociales o culturales. Educar en valores, promover el voluntariado y sobre todo fomentar la sensibilidad ciudadana sobre un aspecto tan esencial para el ser humano como es su entorno son las claves del éxito para la recuperación de los participantes y al mismo tiempo incidir en la mejora ambiental.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” es coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE, cuenta con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

Para saber más sobre la Fundación Acorde pincha aquí.

Diego Glez Roiz de Eco-Tierra Mojada durante charla de Agricultura ecológica en Casa Naturaleza Humedales del Anillo Verde de la Bahía de Santander

“La esencia de la agricultura ecológica es la  salud, no solo la nuestra sino la de la Tierra que nos da mucho más”

 “En agricultura ecológica se hace mucho énfasis en la salud. Pero lo más importante es la responsabilidad con el medioambiente. Mi terreno no es solo mío. Si yo produzco contaminando, contamino todo”. Eso es lo que quiso resaltar Diego González Roiz de Eco-Tierra Mojada en la charla que impartió en la recién inaugurada Casa de la Naturaleza “Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday”, situada junto al parking del Centro Comercial Valle Real, en Camargo.

La charla, que formaba parte de las actividades de apertura de la Casa de la Naturaleza alrededor del Día Mundial de los Humedales, se centró en la agricultura ecológica y en cómo esta es más respetuosa con la naturaleza: “Tenemos que hacer una agricultura perdurable en el tiempo. Esa es la esencia de la agricultura ecológica. No es solo salud, es también responsabilidad ambiental”.

“en nuestra cesta de la compra hay muchísimo poder”

En España, para que unos cultivos sean considerados ecológicos, tienen que llevar un sello europeo que exige que cumplan determinadas condiciones, y lo fundamental para lograr tal distintivo es que no se utilicen químicos de síntesis en su producción.

Diego González Roiz, cuya empresa Eco-Tierra Mojada se dedica a la producción ecológica en un territorio de 3 hectáreas en el pueblo de Maoño, es hijo y nieto de agricultores y abogaba por la defensa del sector primario en general: “No voy a venir aquí a meterme con la agricultura convencional. Mis padres y abuelos eran agricultores y la mayor parte de la gente intenta hacer las cosas bien dentro de la legalidad”.

“De todas formas, yo prefiero usar productos de residuos cero porque es lo que vamos a comer. Además, las tierras de cultivo son cada vez menos compatibles con otras especies vegetales y animales. Y en Cantabria no está mal. Hay mucha vida en los campos”.

 “En agricultura ecológica no hacemos nada innovador. Cultivamos como se hacía antes de la “revolución verde”. La revolución verde se refiere al periodo entre las décadas de los 60 y los 70 en que, por medio de hibridaciones, aumentó enormemente la producción agrícola con variedades más resistentes de cultivos como trigo o maíz, pero a costa de perder diversidad en las semillas.

Eco-Tierra Mojada, con los pies en la tierra

Eco-Tierra Mojada, con los pies en la tierra

Esta producción tan uniforme, se quejaba González Roiz, requiere de una “cantidad enorme de energía para disponer de alimentos todo el año y acarrea un consumo brutal de agua procedente de los acuíferos”. “Nosotros sin embargo no tenemos tomates en enero. Producimos con el ritmo natural de las estaciones”.

Sobre la responsabilidad del consumidor en esta situación, el agricultor destacaba que “en nuestra cesta de la compra hay muchísimo poder. Si se produce así es por dinero. Pero si dejamos de consumir esos productos, dejarán de ser rentables”. Y puso el ejemplo de algunas grandes superficies comerciales, que está intentando sustituir el aceite de palma (cuya producción es la responsable de la deforestación de grandes extensiones de selva) de la composición de los alimentos que comercializan.

“La responsabilidad también la tiene un poco el consumidor. Cuando vamos a la tienda, queremos la manzana más bonita. Si vemos una fea, no la compramos”.

A pesar de las dificultades del sector, el agricultor quiso destacar que “se puede vivir de esto. Nosotros somos tres personas (y una más en verano) que hemos logrado un modo de vida ligado a 3 hectáreas de cultivos. Y producimos 40.000 toneladas de tomates al año. Con la agricultura convencional sabemos que lograríamos vivir un poco mejor. Con la ecológica nos cuesta más, pero creemos en ello. Y cada vez se extiende más su implantación”.

“La clave no es deshacernos del sector, sino luchar por él. Cantabria es un territorio muy fértil y además tenemos núcleos de población muy cercanos. Produces y puedes vender enseguida gracias a la proximidad”. Sobre esto, el agricultor alabó el modelo francés de explotaciones pequeñas que hacen venta directa. “Hacer caso a los franceses casi siempre es buena idea”, bromeaba.

También insistió en la necesidad de colaborar con otros productores ecológicos para afianzar el sector así como en acercarse al consumidor: “Nuestro cliente tiene que ser el que va al súper y no consume eco. Queremos llegar a todo ese tipo de personas que buscan calidad en lo que comen pero desconocen el mundo del consumo ecológico. Por eso cuando accedemos a personas acostumbradas a consumir producto convencional y finalmente optan por nuestros productos atraídos por su sabor nos sentimos orgullosos. Hemos conseguido aunar salud (somos lo que comemos) y un sabor extraordinario obtenido de una forma responsable con el medioambiente. Cuando conocen nuestra huerta las personas entienden porqué debemos cuidar la tierra que tanto nos da.”

Esta charla se celebró en el marco del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”. El proyecto, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE, cuenta con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

 Para ponerse en contacto con Eco-Tierra Mojada: ecotierramojada@hotmail.es