Home Tags Posts tagged with "Fundación Naturaleza y Hombre"

Fundación Naturaleza y Hombre

Aerogenerador

Más de cien aerogeneradores amenazan la candidatura de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre, WWF, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo queremos alertar sobre la instalación de industrias eólicas en plenos Valles Pasiegos y Montaña Oriental, espacios con grandes valores paisajísticos y culturales.

Los proyectos contemplan, por el momento, la instalación de 144 aerogeneradores distribuidos en distintos parques eólicos: Ribota, Berana y Monte Garmas (Villacarriedo, San Roque, Selaya, Saro y Santa María de Cayón); Cildá (Luena, Molledo y Corvera de Toranzo); La Rasa y Garma Blanca (Arredondo, Ruesga, Solórzano, Entrambasaguas, Río Tuerto y Miera); y Zalama (Soba).

Algunos de estos parques están situados entre las cuencas de los ríos Pas, Pisueña y Miera, y junto al Lugar de Interés Comunitario (LIC) Montaña Oriental, perteneciente a la Red Natura 2000, y suponen un asalto inútil al paisaje.

A ello hay que sumar los proyectos situados fuera de la Montaña Pasiega, como Bustasur en el Monte Hijedo con 17 aerogeneradores más, y otros.

Estos planes son incompatibles con la deseada declaración de los Valles Pasiegos como Reserva de la Biosfera, cuyo objeto es la conservación del paisaje, las especies, los ecosistemas naturales y la biodiversidad para, a partir de ahí, promover un desarrollo socioeconómico sostenible y compatible.

En la Montaña Pasiega ya se han ubicado diferentes instalaciones  de energías renovables y numerosas en Cantabria y Burgos, por lo que es imprescindible evaluar el impacto acumulativo del conjunto, en lugar de tratar individualmente cada parque.

Impacto sinérgico y biodiversidad

La industrialización de la montaña repercutirá negativamente en el paisaje, aparte de por los propios aerogeneradores, por la instalación de tendidos eléctricos kilométricos, la apertura de accesos o la construcción de  instalaciones complementarias como edificaciones o subestaciones eléctricas.

Los parques eólicos, en algunos de los emplazamientos en que se quieren levantar, implicarán la destrucción de hábitats de gran calidad como turberas altas degradadas, brezales húmedos atlánticos de zonas templadas con Erica tetralix (brezo de turbera), que todavía pueden regenerarse de manera natural.

La fauna se vería gravemente afectada, en particular las aves, y especialmente planeadoras como el buitre leonado, el alimoche, de las que existen poblaciones muy importantes en el inmediato LIC Montaña Oriental, y otras rupículas que, según los diferentes estudios, se ven afectadas por frecuentes colisiones. En este sentido, las industrias eólicas se pretenden ubicar a escasos metros de las zonas de Red Natura 2000, en contra de lo recomendado por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), así como de lo contemplado por la propia Directiva Comunitaria de Hábitats.

Economía local

El proyecto podría afectar seriamente a la economía local y al turismo, y a emprendimientos como alojamientos rurales, hostelería, rutas de montaña, educación ambiental…

El plan altera el paisaje y afectará a algunas de las mejores áreas pasiegas, con excelentes panorámicas, cabañales y rutas turísticas. Supone un grave impacto que pondría en riesgo la declaración de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos, fundamentada en la integridad de un paisaje construido por el hombre y marcado por el uso ancestral que este ha hecho de prados, cabañas, bosques y pastos.

Una de las industrias eólicas previstas afecta precisamente al núcleo de la proyectada Reserva de la Biosfera, lo que podría frustar esta importante iniciativa.

Las organizaciones firmantes están comprometidas con la lucha contra el cambio climático y las energías renovables pero recuerdan que esta debe desplegarse protegiendo la biodiversidad para evitar la posible fragmentación de hábitats, la perdida de conectividad ecológica, la muerte por colisión de vertebrados voladores, la destrucción de paisajes conservados y otros efectos de índole social. Motivos todos ellos suficientes para que su ubicación necesite una valoración exhaustiva al objeto de dotar a la misma de todo su sentido.

Por último, las organizaciones firmantes apoyan el documento que ya en 2011 presentó Fundación Naturaleza y Hombre, con una Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica en Cantabria refrendada por numerosas entidades dedicadas a la conservación del medio ambiente, y que pretendía servir de herramienta para el desarrollo sostenible de las energías renovables tanto para los promotores eólicos como para las administraciones encargadas de velar por la conservación de la biodiversidad en Cantabria, así como para ONG’s y asociaciones.

En dicha propuesta se recomendaba que un área tan excepcional como la de Ribota y Alto del Caracol, donde iría uno de los parques proyectados, o la de Monte Garmas, deberían estar excluídas sin duda de cualquier proyecto como el que se quiere llevar a cabo. Y también el Plan Regional de Ordenación Territorial (PROT) contemplaba como zonas de exclusión eólica aquellas en las que se quieren instalar los parques.

Las organizaciones firmantes abogamos por un desarrollo territorial respetuoso con la biodiversidad, el paisaje y los recursos endógenos, en donde una propuesta de Reserva de la Biosfera debería ser el emblema para la protección de un área de gran significación e identidad regional.

FIRMANTES:
Fundación Naturaleza y Hombre, WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo.

MÁS RECURSOS:
Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica

No es algo nuevo el empeño y la atención que FNYH pone en la parte de educación juvenil, sensibilización y colaboración con otras entidades con el fin de alcanzar a un número siempre más grande de jóvenes y cooperar en su desarrollo cultural, dando a conocer los proyectos LIFE+ que se están llevando a cabo en Cantabria y en el Oeste Ibérico.

Este año,  en colaboración con el proyecto europeo Erasmus SVE, se han englobado en las diferentes aéreas de actuaciones voluntarios provenientes de toda Europa.

En este sentido, FNYH ha acogido a 6 estudiantes de Italia, Francia y República Checa. Dos de ellos están hospedado en Cantabria, y cuatro en la reserva salmantina de Campanarios de Azaba en Castilla y León. En las diferentes aéreas de actuaciones se incorporarán  en las múltiples actividades de conservación y restauración de ecosistemas que la FNYH está llevando a cabo en los proyectos LIFE+.

Qué es el proyecto ERASMUS+

El Servicio Voluntario Europeo (SVE) facilita los desplazamientos de los jóvenes al extranjero para participar en proyectos de voluntariado. Para reforzar la cohesión y fomentar la solidaridad en las sociedades europeas, la Comisión Europea ha promovido la puesta en marcha de un Cuerpo Europeo de Solidaridad, con el objetivo de crear una comunidad de jóvenes comprometidos en diversas actividades solidarias, mediante servicios de voluntariado.

Los proyectos de voluntariado pueden abarcar múltiples actividades en diversos ámbitos (trabajo con jóvenes, actividades culturales, asistencia social o protección del medio ambiente, entre otras).

Las actividades de voluntariado deben durar un mínimo de dos semanas y un máximo de 12 meses y están dirigidas a jóvenes de entre los 18 y 30 años de edad.

Las organizaciones deben proporcionar apoyo antes, durante y después del proyecto de voluntariado. El apoyo es personal, relacionado con las tareas a realizar, lingüístico y administrativo (seguro, visado, permiso de residencia).

Todos los costes esenciales de la participación de los voluntarios están cubiertos (alojamiento, manutención y transporte local que los voluntarios puedan necesitar), además de estar cubiertos por un seguro durante su estancia en el extranjero.

El punto de vista del voluntario

Así cuentan los propios voluntarios cómo han vivido su experiencia:

Carmela (Italia): experiencia de voluntariado en Cantabria

Me llamo Carmela y soy una chica italiana licenciada en ingeniería genética. Tengo 26 años. Debido a mis estudios, me aficioné a la educación y a la divulgación científica. Además, viajando y visitando las diferentes reservas, me di cuenta del valor que tiene el trabajo por el cuidado del medio ambiente.

Elegí participar en un proyecto SVE por unas cuantas razones, personales y profesionales. Creo que esta es una buena oportunidad para valorar mis capacidades y vivir en otro país que tiene una cultura diferente de la mía. Escogí un SVE también para aprender cómo divulgar y educar por medio de las ciencias ambientales y, al mismo tiempo, aprender cómo trabajar en una posible carrera laboral. En particular, elegí FNYH por varias razones: por el proyecto mismo, porque está muy estructurado y es muy completo, y por la organización. Después de investigar el trabajo de la Fundación en la red, decidí proponerme como candidata. Otra razón es por el país: no hay forma mejor que aprender un idioma si no en el país mismo en el que se habla.

Carmela y Ricardo, los voluntarios de Cantabria

Carmela y Riccardo, los voluntarios de Cantabria.

Espero, una vez terminado este proyecto, haber aprendido no solo el idioma, sino también las habilidades y competencias que pueda emplear en futuros estudios y en una carrera. Además, espero crecer como persona y ampliar mis conocimientos.

Hasta ahora he visto un poco de todo y ya estoy empezando a entender cuáles de las actividades se conforman más con mí misma, actitud y capacidades. Es interesante y estimulante poder observar y participar en las distintas actividades. El SVE me parece una excelente manera de ensayar hacia un trabajo futuro, seguir un interés que nos apasiona y al mismo tiempo experimentar la vida en el extranjero sin hacerlo obligatoriamente durante los estudios universitarios.

Toni (República Checa): experiencia de voluntariado en Castilla y León

Desde que llegué aquí, he tenido un relación muy buena con todas las personas de mi pueblo: Espeja. Ha hecho mucho frío al principio (febrero, marzo, abril…), y cuando no ha hecho frío, estaba lloviendo por lo menos. En estos días, para mí era lo mejor estar en el bar, hablar con la gente, ver los partidos, tomar unas cervezas y cosas como estas. Después pude ver que me llevaba bien con la gente, que me aceptan como uno de ellos.

Cuando ha empezado el mundial de fútbol, todas las relaciones que ya estaban bien, mejoraron mucho más :)

Al final, quería devolver algo al pueblo, así que he empezado a pensar y podía ver que una escuela de circo podía ser una idea muy buena, porque en el pueblo había muchos niños de allí o que habían venido a a pasar el verano.

Yo pensaba que podía enseñarles juegos en los que no se usa el móvil. Así que  lo comenté con con mis amigas voluntarias.. Quería ver qué pensaban ellas de esta idea… Y como me dijeron que les parecía guay, eso me dio más motivación… También hablé con la gente del pueblo y con una chica que se llama Araya, que ya tenía otro taller con los niños, pero que también tenía ganas de ayudarme.

Tres días después ya tenía la escuela abierta y niños en clases. Cada día venían entre 10 y 15  niños. Hemos jugado con las pelotas (malabares) y con el diábolo también. Después de 10 días podía ver que los niños ahora podían hacer cosas que no son tan fáciles y eso significaba que mi taller tenía éxito. Estoy muy feliz porque ahora, cuando paseo por la calle, veo que los niños hacen malabares aunque no estén en mi clase.

Eso es algo que me da mucha felicidad y ganas de continuar con este proyecto. Pero ahora tenemos un problema… Como casi se ha acabado el verano y todo el mundo se ha marchado, no hay tantos niños. Hay entre tres u ocho, depende del día. Tengo que pensar si voy a continuar con el circo, o si voy a añadir alguna actividad más…

SABER MÁS:
Un voluntario europeo nos cuenta su experiencia en la Fundación.

Fuente: SVE y voluntarios.

Completa, junto con la Casa de los Humedales en Camargo, las instalaciones divulgativas del Anillo Verde de la Bahía de Santander.

El proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander ha inaugurado su ‘Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – El Pendo’, en Escobedo de Camargo, junto a la cueva del mismo nombre. La presentación la llevó a cabo la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado; el Director del CIMA (Centro de Investigación del Medio Ambiente), Jesús García; y el Presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, y contó también con la presencia del Director de MARE, Felipe Lavín. Se completan, así, las instalaciones dedicadas a la difusión de los valores medioambientales de los espacios naturales del Anillo, pues ya a principios de año se estrenó la reformada ‘Casa de los Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday’.

Tanto Carlos Sánchez, de FNYH, como Jesús García, cuyo centro depende de la Dirección General de Medio Ambiente de Cantabria, han hecho especial hincapié en el carácter etnobotánico del complejo, integrado por un centro divulgativo en un edificio singular, con un techo en el que crece la hierba; un vivero de especies autóctonas “que ya llevaba 20 años en funcionamiento”; y zonas verdes en las que se hallan representados diversos hábitats cantábricos.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el Director del CIMA,  Jesús García  y el Presidente de FNYH, Carlos Sánchez

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el Director del CIMA, Jesús García y el Presidente de FNYH, Carlos Sánchez

Biodiversidad doméstica

“La biodiversidad doméstica (aquella que se ha desarrollado en estrecha relación con el ser humano para su uso por el mismo) se está perdiendo, y nosotros queremos servir también para conservarla”, señaló el presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, que coordina el proyecto. “Actualmente, la humanidad se está alimentando principalmente de 15 especies vegetales”.

En ese proceso de conservación medioambiental, el naturalista considera fundamental la participación de los ciudadanos. “Queremos animar a crear huertos y jardines ecológicos, y si esto lo hace mucha gente, habrá mucha más biodiversidad”. Precisamente el de creación de Huertos Ecológicos es uno de los talleres que se empezarán a impartir en el centro a partir de ahora.

Visita por el Centro Etnobotánico

Visita por el Centro Etnobotánico

Reivindicación del ANEI

Hace año y medio que el área en el que se integran tanto el Centro Etnobotánico como las cuevas de El Pendo o la de Los Covachos se ampara bajo la figura de protección Área Natural de Especial Interés (ANEI), y tanto la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, como el coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde, Antonio Urchaga, reivindicaron la importancia de este hecho y expresaron su deseo de que esa protección vaya a más.

“El ANEI fue un compromiso que adquirimos tanto el Ayuntamiento como el Gobierno de Cantabria y Jesús Oria (Consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación). Fue un trabajo de las dos administraciones”, quiso recordar Esther Bolado, alcaldesa de Camargo, donde se enclava el Centro Etnobotánico. Y resaltó que toda el área cuenta con una gran riqueza no solo biológica sino también rupestre, motivo por el que la cueva de El Pendo es “Patrimonio de la Humanidad”.

Antonio Urchaga, coordinador del proyecto, destacó especialmente los valores medioambientales del encinar cantábrico, “que alberga muchísimas especies, no solo encinas, y del que en Camargo hay muchos ejemplos, aunque pequeños en extensión”. “Los encinares cantábricos se encuentran en una situación vulnerable por la actividad humana: usos extractivos, plantación de especies foráneas, incendios… Figuras como el ANEI intentan revertir eso, pero es deseable más protección”.

El Centro Etnobotánico ‘Bosques del Anillo Verde · El Pendo’ cuenta con un edificio que servirá de centro divulgativo en un edificio rústico bastante singular, con un techo verde en el que crece la hierba y un invernadero adosado que albergará plantas autóctonas. El edificio cuenta también con una zona dedicada a exposición y un aula para impartir talleres y conferencias.

El Centro Etnobotánico desde la paserela

El Centro Etnobotánico desde la paserela

Además, en el entorno podemos encontrar representados diversos hábitats cantábricos como el bosque de galería, el bosque mixto o la pradera atlántica, y también hay una charca para anfibios, una plantación de especies aromáticas o un huerto ecológico, además de ovejas que ayudan a la gestión del terreno.

En el vivero, que lleva en marcha desde 1996, se cultivan “hasta 100 especies autóctonas, que sirven a las acciones de reforestación que Fundación Naturaleza y Hombre lleva a cabo”.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que trata de crear una red de espacios de gran valor ecológico en torno a la bahía, está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y se lleva a cabo gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. La creación del centro ha contado, asimismo, con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

CÓMO LLEGAR:

CONSULTAR HORARIOS

0 266
Logo del proyecto Interreg Biofrontera BIN-SAL

Se necesita un Técnico Forestal o titulación similar para trabajos de gestión e implementación de proyectos, para trabajar en nuestro programa de prevención de incendios Biofrontera BIN SAL (Interreg Poctep 0033). El trabajo se llevará a cabo en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba (Espeja – Salamanca) y su duración será hasta la finalización del proyecto. Se valorará experiencia en trabajos forestales, fincas agroganaderas y gestión de proyectos.

Envíanos tu currículum a campanarios@fnyh.org .

Fecha límite: 27 de julio de 2018.

El equipo de FNYH, ATN y de USAL con el monitor LIFE

El solsticio de verano acompañó la llegada de la visita de la Comisión Europea a las áreas que pertenecen al Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico que  tiene a la Fundación Naturaleza y Hombre como beneficiario coordinador de proyecto y cuenta además con la Associaçao Transumânza e Natureza (ATN) de Portugal, la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados y con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

La visita tuvo comienzo en la Finca “La Parrilla” y en la Finca Atoquedo, situadas en el Parque nacional de Monfragüe, enclavado en la provincia de Cáceres.

Durante el recorrido por las fincas extremeñas, el monitor LIFE pudo valorar las múltiples actuaciones realizadas, como

  • restauración y mejora del hábitat de la dehesa, y la construcción de nuevo cercón de cría de conejos de montes por la mejora de los recursos tróficos.
  • construcción de nuevo muladar, hábitat de las aves necrófagas, como el buitre negro, una de las especies objetivo del proyecto de conservación.
  • restauración de charcas para la cigüeña negra y la construcción de palomares que darán cobijo al águila perdicera.
  • restauración del ecosistema de bosque de ribera.

El viaje hacia la reserva biológica Campanarios de Azaba en Castilla y León dio por finalizada la primera de las dos jornadas de visita.

La mañana del viernes 22 de junio amaneció con un recorrido por Campanarios de Azaba en el que se pudo enseñar las nuevas acciones llevadas a cabo, como el nuevo cercón de cría y nuevas mejoras en cercados de presuelta de conejo de monte por la mejora de recursos tróficos para predadores.

Los dos días de visita llegaron a su fin con la parte teórica de consulta técnica y administrativa del proyecto LIFE.

0 240
Logo del proyecto Interreg Biofrontera BIN-SAL

Se necesita un capataz y un peón forestal para trabajos de campo en nuestro proyecto de prevención de incendios Biofrontera BIN SAL (Interreg Poctep 0033). El trabajo se llevará a cabo en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba (Espeja – Salamanca) y su duración será hasta la finalización del proyecto. Se valorará experiencia en trabajos forestales, fincas agroganaderas y conocimientos de albañilería.

Envíanos tu currículum a campanarios@fnyh.org

Fecha límite de solicitud: 3 de julio 2018.

En la Casa de la Naturaleza con el monitor

El Astillero, a 20 de junio de 2018

El 18 y 19 de junio, EL monitor de la Comisión Europea vino a visitarnos para visionar de primera mano los resultados y avances del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad, que está llevando a cabo la Fundación Naturaleza y Hombre, en colaboración con la empresa pública MARE, y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería además de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

La visita tuvo comienzo en la recién estrenada Casa de la Naturaleza de las Marisma de Alday, donde  se analizaron los avances del proyecto y las áreas de actuaciones.

Reunión técnica de proyecto

Reunión técnica de proyecto

La tarde se enfocó en la visita a la reserva del Pozón de la Yesera, en Gajano, una de las áreas recuperadas y restauradas en colaboración con la empresa pública MARE. Se enseñaron los paneles informativos y los trabajos llevados a cabo para la eliminación de las plantas invasoras que antes del acuerdo entre la Junta Vecinal de Gajano y FNYH, asfixiaban este territorio y los árboles autóctonos que se fueron plantando, convirtiendo el Pozón de la Yesera en un precioso rincón verde.

La mañana del martes amaneció con la visita al centro Etnobotánico “El Pendo”, anexo al Vivero que FNYH gestiona para el cultivo de plantas autóctonas destinadas a la reforestación de las áreas que forman parte de los diferentes proyectos LIFE que se están llevando a cabo. El nuevo centro Etnobotánico pretende ser un conjunto más para la gestión y dinamización del Anillo Verde.

Dejando Escobedo de Camargo, sede del centro, la visita siguió por la Marisma de Alday y Casa de la Naturaleza. Se valoraron las acciones del proyecto sobre la restauración de humedales litorales y la gestión de la Casa de la Naturaleza como otro  centro de gestión y dinamización del Anillo Verde.

No faltaron temas tan fundamentales como la eliminación de las especies invasoras, las acciones llevadas a cabo, los resultados obtenidos y los acuerdos de custodias conseguidos para terrenos incluidos como áreas del Anillo Verde.

La primera parte de la jornada se cerró con una presentación visual sobre las acciones de educación ambiental llevadas a cabo por el departamento de educación ambiental en el que se pretende, a través de talleres para adultos y para los escolares de los colegios de la Bahía de Santander, poner en valor la riqueza de la biodiversidad que alberga la comarca. La proyección terminaba con la parte de comunicación y divulgación.

Los dos días de visita llegaron a su fin con la parte teórica de consulta técnica y administrativa del proyecto LIFE.

Visita supervisión LIFE Miera 2018

Como cada año, el proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera” ha recibido la visita de seguimiento del programa Life. Durante dos jornadas se ha desarrollado la evaluación de las actuaciones que se están llevando a cabo, realizada por José Alvarez, supervisor del proyecto, y Santiago Urquijo, de la Unidad Life de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea.

El recorrido por este proyecto, que coordina Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que además cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España y del programa LIFE de la Unión Europea, comenzó en la cuenca alta del Miera y siguió su curso fluvial hasta llegar a la ría de Cubas; extraordinaria desembocadura del río en la Bahía de Santander frente a la que se sitúa la isla de Santa Marina con cuya visita se puso fin al reconocimiento de las zonas de actuación del proyecto.

Las reforestaciones llevadas a cabo con especies autóctonas en el área de Peña Negra en el LIC Montes de Valnera, un recorrido a pie por la finca El Cabañal, donde se inicia las rutas interpretativas para lo que se han instalado paneles informativos en el Alto Pas y Miera. Asimismo se prolongó el itinerario por las áreas donde se ha realizado mejoras de hábitats de nutria en la unión de las cuencas del río Pas y el Miera. También se ha actuado en sus zonas de alimentación como charcas en las que se han mejorado sus condiciones naturales con la finalidad de favorecer la reproducción y presencia de anfibios. Junto a las restauraciones de zonas de turberas y tremedales fueron en conjunto los enclaves que centraron la atención en los valles pasiegos.

Revisión de la cartelería interpretativa

Revisión de la cartelería interpretativa

Durante el trayecto también se analizaron los resultados obtenidos en cuanto a custodia del territorio, en los que el proyecto ha desarrollado acuerdos tanto con la administración pública, como ayuntamientos, como con propietarios privados y con la adquisición de terrenos por parte de FNYH. La comitiva se detuvo en la finca La Jarrota, en el LIC Montaña Oriental, donde se ha vallado y reforestado para fomentar el bosque montano.

Al llegar a Liérganes se hizo hincapié en las actuaciones para la mejora del hábitat del salmón visitando las acciones hechas de permeabilización en el ZEC Río Miera concretamente en la presa de Rubalcaba, donde FNYH construyó un estanque intermedio para facilitar el ascenso por una cascada natural que actúa a modo de escala para peces migratorios. Asimismo se visitó la presa y escala para peces de la presa de Revolvo o Regolgo, ejecutada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y de la presa del Arral, donde se ubicará la escala para peces durante el verano 2018.

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

La bondad climatológica de la segunda jornada de supervisión comenzó en la finca Rubalcaba en ZEC Río Miera donde se analizaron las reforestaciones realizadas para la mejora del bosque ripario, así como las actuaciones practicadas con la finalidad de mejorar el hábitat de la nutria gracias a la instalación de un refugio-madriguera junto al que se encontraron huellas y rastros de nutria.

En la zona se revisaron los acuerdos de custodia del territorio establecidos para proseguir con la visita de la futura Reserva Entomológica del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus) en Liérganes. Al llegar a Rucandio se supervisaron las actuaciones de protección y restauración de la población del helecho Woodwardia radicans, otra de las especies objetivo del proyecto, que han sido posibles gracias al acuerdo de custodia del territorio establecido con el ayuntamiento de Riotuerto.

Brezal costero en Isla Santa Marina

Brezal costero en Isla Santa Marina

Sin salir del ZEC Río Miera al llegar a Ceceñas se pudieron contemplar las actuaciones de restauración del hábitat y de sensibilización y difusión del Parque Fluvial La Regata, que será futura Reserva Entomológica del caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y del ciervo volante (Lucanus cervus). Durante el recorrido se avistó a la libélula caballito del diablo, así como los hoteles de insectos, algunos de los cuales servirán de refugio para este último, construidos durante las actividades de educación ambiental ya desarrolladas con los estudiantes de la zona para motivarlos y despertar su sensibilización ambiental.

Tras una parada para almorzar en la zona exterior del ecomuseo Fluviarium, en Liérganes, con productos locales, se procedió a presentar los resultados obtenidos en materia de educación ambiental, divulgación y comunicación del proyecto. Tras lo que se partió hacia Pedreña para embarcar camino de la isla Santa Marina incluida en el ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera. En esta localidad costera también se aprovechó para supervisar la restauración realizada en la población de Woodwardia radicans.

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Es así como se pudo comprobar el gran trabajo realizado para la eliminación de las especies invasoras y restauración del brezal costero acompañados por Gonzalo Valdeoliva y Javier Goñi, los botánicos colaboradores del proyecto. Resultó un magnífico broche natural por ver el asombroso cambio conseguido desde el comienzo de los trabajos de eliminación de plantas invasoras y como el brezal se ha extendido con fuerza y por toda la superficie insular a medida que la chilca desaparecía. Dada la recuperación del territorio y la espléndida primavera de lluvias los botánicos pudieron constatar nuevas especies de plantas no censadas en las salidas anteriores. Lo que antes era solo una masa de chilca se está convirtiendo, gracias a los trabajos de FNYH, en un paraje natural que empieza a albergar una notable biodiversidad.

El grito de las gaviotas acompañó durante el recorrido por la isla hasta la vuelta al barco que esperaba para adentrarse con la bajamar por la ría de Cubas, donde el río desemboca y encuentra el mar en la Bahía de Santander.

Los participantes preparando el abrazo a la isla

Igual que en la pasada edición de 2017, Fundación Naturaleza y Hombre, en el marco del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, ha apoyado la edición 2018 de la convocatoria de sensibilización sobre la importancias de los mares promovida por “Unidos x Océanos + Sanos” organizada por la escuela y centro de buceo, Mourosub.

 El Día Mundial de los Océanos se celebra cada 8 de junio con el fin de sensibilizar a la población sobre la necesidad de conservar los mares y océanos, así como las especies que los habitan. La isla de Mouro, área en la que se desarrollaron las actividades, está situada en la Bahía de Santander y alberga una gran diversidad biológica en sus fondos marinos y está incluida dentro de la Red Natura 2000.

La escuela de sub hacia la isla

La escuela de sub hacia la isla

El pasado domingo 10 de junio, para conmemorar ese día,  se organizó una  jornada fotográfica, la travesía a nado y el abrazo a la isla de Mouro.  La jornada fotográfica, además de descubrir la belleza y riqueza que alberga nuestra bahía, tuvo también fines de conservación, recopilando por medio de las imágenes, datos de los hábitats marinos prioritarios y sus especies, como base para futuros proyectos de divulgación y educación ambiental.

Un recorrido a nado de 1.000 metros, desde el Embarcadero Real de la Magdalena hasta la isla de Mouro, caracterizó la travesía, mientras que el abrazo a la isla tuvo lugar hacia mediodía. Los participantes formaron un anillo humano en torno a este espacio. La asociación UxO+S pretende con este acto fomentar la participación de la sociedad en la protección de esta Reserva Marina, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y ZEPA, y por extensión de los océanos.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” está coordinado por FNYH, y cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español.

Isabel Gurbindo, Esther Bolado y Carlos Sanchez

Fundación Naturaleza y Hombre, a través de su proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander, hoy ha presentado una nueva visión en soporte multimedia de la Bahía de Santander y su entorno natural en la Casa Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde, marisma de Alday.

Con motivo del lanzamiento de una página web de visita virtual en 360 grados de las reservas municipales en las que trabaja por su restauración y conservación el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Gobierno de España, se ha presentado a los medios de comunicación en el día de hoy en la Casa de la Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde.

En su bienvenida al municipio de Camargo, donde se enclava la marisma de Alday, junto a la que se sitúa dicho centro de interpretación de los humedales, la alcaldesa Dña. Esther Bolado ha destacado los esfuerzos por promocionar los valores sostenibles del proyecto LIFE y concretamente de este centro de divulgación sobre los humedales ubicado en el municipio que regenta.

Isabel Gurbindo, Esther Bolado y Carlos Sanchez

Isabel Gurbindo, Esther Bolado y Carlos Sanchez

Continuaba resaltando el gran compromiso que las administraciones públicas han de mantener con su entorno. “La gestión de lo público, en relación con la conservación de los espacios verdes, es el mejor legado que podemos dejar a las generaciones futuras” en palabras de la edil.

Las infraestructuras verdes y azules como forma de no solo de conservar nuestro medio ambiente sino como vía para mejorar la movilidad entre áreas verdes es un beneficio para la salud de la ciudadanía y directamente para los seres vivos que las habitan.

La alcaldesa ha mostrado interés por este recurso audiovisual que hoy se ha hecho disponible en web “ya que no solo es un recurso para todos los cántabros sino una práctica manera para inculcar en los niños y jóvenes en valor de proteger nuestro medio natural” según afirmaba.

Isabel Gurbindo, responsable del proyecto LIFE en la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, ha destacado la notable tarea de este proyecto de participación institucional en el que la Consejería es socio financiador, que controla tanto técnica como administrativamente las acciones llevadas a cabo, ya que trabaja en un área de gran presión humana e industrial. Muchos de los ecosistemas de la Bahía necesitan ser recuperados y otros ser preservados ante esa presión a la biodiversidad que albergan.

En su opinión “la financiación europea tan alta asignada a este proyecto LIFE, un 60%, es un indicativo del gran interés de la Unión Europea por preservar entornos ampliamente afectados por el hombre y sus actividades.

En la intervención de Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, ha agradecido el compromiso por el medio ambiente que viene desarrollando el municipio de Camargo desde hace más de dos décadas.

Participantes rueda prensa junto a representante Mourosub y_Jaime Rodriguez

Participantes rueda prensa junto a representante Mourosub y_Jaime Rodriguez

Así mismo ha presentado los avances del proyecto LIFE Anillo Verde en conectividad ecológica y movilidad sostenible, para la que se está diseñando una red de senderos en todas las reservas, a la vez que una gran ruta que las una a través de la Bahía de Santander.

A su vez se progresa en la búsqueda de nuevos acuerdos del territorio que se sumen a los ya establecidos con las juntas vecinales de Maoño, Gajano, Igollo de Camargo y Pámanes además del firmado con el Ayuntamiento de Camargo. Además se avanza rápido en la tramitación ante la Demarcación de Costas sobre la concesión solicitada para la marisma de Engoa.

Se continúa trabajando sin tregua en la eliminación de especies invasoras en las reservas del Anillo Verde y en breve se publicará el Plan de Especies Invasoras apoyado por un material divulgativo de fichas descargables. También va perfilándose el cartografiado y análisis de los valores ambientales de los servicios ecosistémicos, así como en el Plan de Acción de Ecoturismo del proyecto.

También se busca el llegar a acuerdos con empresas de la Bahía de Santander en la que se ha contado con una jornada informativa organizada en colaboración con la CEOE para lograr adherir empresas como cofinanciadores o donantes de tierras.

El programa de educación ambiental del proyecto LIFE ha alcanzado ya, durante el año 2018, a 1.100 alumnos de 20 centros educativos. También se ha convocado el interés internacional sobre el proyecto gracias a la realización de dos seminarios técnicos o workshops.

El centro de Interpretación de El Pendo está acabando sus intervenciones de adecuación y expositivas en vías a una próxima apertura; asimismo varios vídeos estarán en breve disponibles sobre la Marisma de Alday y un segundo enfocado a las acciones del proyecto LIFE Anillo Verde.

Ayudados por las indicaciones de navegación de la empresa Virtual Media 360º, quien ha diseñado la página web multimedia, se ha llevado a cabo la presentación de la misma que llega a las 15 áreas naturales de actuación actuales del proyecto. El soporte virtual y todos los recursos que ofrece ya está disponible en: http://fnyh.virtualmedia360.es/ANILLOVERDE/

Jaime Rodriguez_Mourosub junto a exposicion fotos_premiadas

Jaime Rodriguez_Mourosub junto a exposicion fotos_premiadas

Por último y como vía para fomentar la sensibilización y conocimiento que la Bahía de Santander alberga en cuanto a biodiversidad subacuática se han presentado las imágenes del concurso “Unidos por océanos más sanos” que cada año convoca el club de buceo Mourosub. El ganador absoluto, Jaime Rodríguez, ha explicado el valor de las fotografías para poner en valor la riqueza en invertebrados de la Bahía y sus islas y penínsulas como la de la Magdalena, ellos son la muestra de la gran biodiversidad de los fondos marinos de la Bahía apoyados por la buena calidad de las aguas marítimas que la bañan.

HAZ CLIC AQUÍ PARA LA VISITA VIRTUAL