Home Tags Posts tagged with "Fluviarium"

Fluviarium

Los Viernes del Fluviarium, Charla Ganaderia para gestion silvopastoral del común por Juan Busqué

Ovejas apafuegos, vacas montañeras… las razas autóctonas de ganado conservadas en Cantabria, por su evolución y excelente adaptación al territorio de montaña de la comunidad, han demostrado ser las mejores aliadas para la conservación de la biodiversidad.

“La gran riqueza de razas de ganadería autóctona que existen en Cantabria y su actual uso, que no se corresponde con aquel para el cual sus condiciones fueron optimizadas, se enfrenta a grandes cambios”. Así comenzaba su charla “Ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible de los terrenos comunales en Cantabria” que dio Juan Busqué Marcos, investigador del CIFA (Centro de Investigación y Formación Agrarias de Cantabria) dependiente de la Dirección General de Ganadería y Desarrollo Rural de la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria.

La mecanización de los sistemas agropecuarios, durante los años 50 del pasado siglo, indujo notables modificaciones en el mundo rural. Siendo la principal la gran emigración del campo hacia la ciudad que originó. Fue así como se inició una pérdida en los usos de razas de ganadería autóctona y con ello la extinción de algunas de ellas y la puesta en riesgo de otras muchas.

Hoy, que las ayudas económicas europeas priman a los ganaderos para que mantengan este tipo de razas ganaderas únicas para así lograr su supervivencia, se ha comprobado que, junto a sus aprovechamientos pasados, estos animales son capaces de mejorar la gestión de las fincas sobre todo en los terrenos comunales de cada municipio y valle.

Por su demostrada capacidad para desenvolverse en los pastos de montaña, gracias a su notable evolución de años, y así impedir la matorralización de los montes degradados y con ello evitar el gran riesgo de incendios al que estas fincas están expuestas en su abandono, las juntas vecinales deben considerar a este ganado, perfectamente adaptado al territorio durante muchos años, como la mejor forma de gestión silvopastoral.

Los Viernes del Fluviarium, Presidente de FNYH, investigador del CIFA Juan Busqué Marcos y el Coordinador del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Los Viernes del Fluviarium, Presidente de FNYH, investigador del CIFA Juan Busqué Marcos y el Coordinador del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Un instrumento de gestión que las juntas vecinales y los propios ayuntamientos deben ordenar para el correcto aprovechamiento y mantenimiento de los terrenos comunales. Pero para ello es esencial que se les de el testigo para su gestión a dichos organismos, tanto a juntas vecinales como a los ayuntamientos implicados.

La ganadería extensiva se destaca como un buen aliado de la conservación del medio natural sobre todo en zonas desfavorecidas. Cantabria por tener una elevadísima proporción de pastos permanentes en zona de montaña está considerada mayoritariamente así. No obstante la cultura que antaño estaba asociada a estos pastos de montaña, menos productivos pero desde el punto de vista natural de los más valiosos, por su rica diversidad en plantas y seres vivos asociados a ellos. Además poseen una gran capacidad para fijar gases emitidos a la atmósfera que son los que están acelerando el cambio climático.

Aunque en desuso mayoritariamente, estos pastos del común, sin embargo, no pueden ser transformados a otros usos como sería el de pasto forrajero para practicar la ganadería intensiva, ya que la Comisión Europea exige su mantenimiento mediante las ayudas que provee a través de la PAC (Política Agraria Común de la Unión Europea).

Ganadería autóctona Charla en los Viernes del Fluviarium durante presentación de Juan Busque, investigador del CIFA

Ganadería autóctona Charla en los Viernes del Fluviarium durante presentación de Juan Busque, investigador del CIFA

“Si se valorase la labor de conservación que este ganado autóctono puede realizar en la conservación de los pastos de montaña, haría que estas razas autóctonas de animales domésticos fueran más susceptibles de recibir ayudas europeas para su mantenimiento”, afirmaba el investigador Juan Busqué.

“Es imposible recuperar la cultura rural de Cantabria, actualmente empobrecida. Se ha perdido mucho conocimiento sobre el aprovechamiento del monte y las ventajas que ello suponía para el ganado. Es una cultura difícil de recuperar…” mantenía el ponente.

Sin embargo esa coevolución de los animales domésticos y las plantas se ha mantenido hasta nuestros días por lo que la ganadería autóctona es un patrimonio genético y una fuente para mantener la biodiversidad. No solo las razas emblemáticas como la vaca tudanca, animal de excelentes condiciones para el tiro por lo que fue seleccionada hasta los años 50 del pasado siglo y criada en todos los valles campurrianos, sino las ovejas y las cabras, ganadero menor poco apoyado por las administraciones regionales y la PAC de la Unión Europea.

No obstante estas razas menores como la autóctona oveja carranzana con sus excelentes condiciones para resistir la vida en el monte y con una espesa lana que le alivia el permanecer bajo la lluvia serían una fuente de trabajo para el mundo rural de nuestro siglo. Apoyado en las tecnologías y más sencillos sistemas de gestión de los ganados cuando permanecen en el monte. La presencia humana de nuevo en el campo ayudaría a su vez a convivir con el lobo, una especie que retorna pero que se mantendría a distancia si la montaña estuviera de nuevo vigilada por estos pastores comprometidos en la renovación del mundo rural.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, en cuya preservación se trabaja desde la Comisión Europea y bajo la coordinación de Fundación Naturaleza y Hombre. Cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

Para ver la presentación completa de Juan Busqué Marcos pincha aquí.

La ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible en las charlas del Fluviarium el 23 marzo 2018.

Llega una nueva cita cultural enfocada a la concienciación ambiental dentro de los Viernes del Fluviarium. Será el próximo 23 de marzo cuando haremos espacio a la “Ganadería autóctona para la gestión silvopastoral sostenible de los terrenos comunales de Cantabria” gracias a la charla que impartirá Juan Busqué Marcos, investigador del CIFA (Centro de Investigación y Formación Agrarias de Cantabria) dependiente de la Dirección General de Ganadería y Desarrollo Rural de la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre, dentro de los diferentes proyectos que estamos llevando a cabo, realizamos una charla divulgativa mensual de temas relacionados con la conservación del medio natural.

La ganadería como herramienta fundamental para la gestión sostenible del territorio es el tema medioambiental que este mes se tratará desde el proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, en cuya preservación se trabaja desde la Comisión Europea y bajo la coordinación de Fundación Naturaleza y Hombre. Cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

La interacción de las prácticas ganaderas con razas autóctonas en el territorio es una manera de optimizar la producción y ahorrar costes, pero queremos saber qué otros beneficios puede derivar en la gestión silvopastoral de las montañas cantábricas por la excelente adaptación al territorio que estas razas ganaderas presentan.

La ganadería es la producción agraria de mayor importancia económica en Cantabria. En general se trata de una actividad con fuerte base territorial, siendo la superficie utilizada con fines ganaderos, ya sea en forma de pastos herbáceos o leñosos, la predominante en nuestra región.

La nueva Política Agraria Común Europea considera a la ganadería como una herramienta fundamental para la gestión sostenible del territorio rural. Desde este punto de vista, es fundamental conocer los efectos de la actividad ganadera sobre el medio ambiente con el fin de diseñar sistemas de producción animal sostenibles.

Desde el Área de Sistemas de Producción Animal del CIFA, se trabaja en proyectos de investigación relacionados con la interacción entre el ganado y el territorio donde se asienta, buscando sistemas ganaderos que optimicen la producción ganadera y la productividad y sostenibilidad de los recursos forrajeros.

El mundo rural necesita mucho apoyo y refuerzo para una supervivencia acorde a la preservación del medioambiente, por eso estaremos encantados de acoger tu interés el próximo viernes 23 de marzo a las 19 horas en el Fluviarium. Liérganes. Recuerda que la entrada es gratuita y el aforo limitado.

Guillermo Palomero, presidente de Fundación Oso Pardo, durante la charla en los Viernes del Fluviarium

“Lo peor que puede pasar es que un oso se habitúe a los humanos”, afirmó Guillermo Palomero, presidente de Fundación Oso Pardo, en la charla que dio el 16 de febrero en los “Viernes del Fluviarium” sobre los retos de conservación que enfrenta este gran mamífero en la Cordillera Cantábrica.

La conferencia, organizada por Fundación Naturaleza y Hombre dentro del programa LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” que coordina, se incorpora a la serie de charlas de difusión y concienciación sobre diversas cuestiones medioambientales y que se celebran cada mes en el ecomuseo que FNYH gestiona en Liérganes.

El tema está de actualidad, pues los últimos meses un par de jóvenes osos (uno de un año herido en una pata y otro algo mayor) estuvieron deambulando por núcleos de población en la comarca de Liébana. Finalmente, el osezno herido fue capturado en la localidad de Cambarco para tratar de recuperarlo y devolverlo al medio natural, mientras que  el otro se fue -según Palomero-  “posiblemente a hibernar”.

Guillermo Palomero: “Hay que evitar que los osos se habitúen a los humanos”

“El pequeño osezno hacía gracia a los vecinos y visitantes que lo avistaron. Pero claro, tú acostúmbrale y ya verás como vuelva el año que viene. Es un problema, porque estos osos no vienen a hacer daño a nadie, pero ya nos encargaremos nosotros de crear una situación en la que se sientan amenazados y entonces pueden ser un peligro. Hay que intervenir. Lo de que se habitúen no se puede permitir”.

El problema de la habituación tiene que ver también con el turismo, como señaló el presidente de FOP en relación a la práctica de parar los vehículos en las carreteras para observar a estos animales de cerca: “Hay que conseguir que el turismo no sea un problema para la conservación. Y es muy fácil. Se puede observar a distancia, con telescopios…”.

Otra práctica perjudicial, que Fundación Oso Pardo ha denunciado, es la de seguir con el coche a alguno de estos animales para grabarlo y subirlo a las Redes Sociales. Y los consejos al respecto son claros: “Si ves un oso disfrútalo pero no lo sigas. Reduce la velocidad o aparca. El oso lo que quiere es salir de la carretera. Y si se acerca, hay que hablarle, no amenazante, para que se vaya. Dejarlo que se acerque para verlo bien es muy peligroso”.

“Si ves un oso en la carretera disfrútalo pero no lo sigas. Reduce la velocidad o aparca”

A pesar de todo, el número de osos sigue creciendo en la Cordillera Cantábrica. Se reparten en dos núcleos separados geográficamente pero con una incipiente mezcla entre ellos. Se calcula que hay más de 200 individuos en la población occidental, fundamentalmente en Asturias y León, y otros 40 ó más ejemplares en la población oriental, que se desenvuelve entre la Montaña Palentina, la Montaña Oriental Leonesa y los montes de Campoo de Suso y Liébana en Cantabria. Además ha empezado a haber un pequeño trasvase genético entre ellas, porque algunos ejemplares de la zona occidental han pasado a la oriental, lo que va a favorecer la recuperación.

“Seguramente fue por puro azar que la población oriental no se extinguiera. Puesto que poseían la más baja variabilidad genética que se conocía”, contaba el ponente. Y sin embargo, “en 2016 hubo 40 osas con crías. Y en el 2015 también se contabilizaron 40 osas con crías. Son cifras que si me las llegan a decir previamente no me las hubiera creído”. De hecho, un asistente a la charla recordó cómo 20 años atrás, resignado, el mismo Palomero le había dicho que “hay que proteger al oso, pero el oso se va a extinguir”, a lo que el viernes contestó: “Es lo que pensaba entonces”.

Guillermo Palomero en compañía de Carlos Sánchez al finalizar la charla sobre el oso pardo y los retos para su conservación

Guillermo Palomero en compañía de Carlos Sánchez al finalizar la charla sobre el oso pardo y los retos para su conservación

Estas cifras indican que el oso pardo ha empezado a recuperarse (aunque aún está considerado una especie en peligro de extinción), y el conservacionista tiene claro que para que eso haya ocurrido es fundamental el apoyo social, “hablando con los ganaderos, con los apicultores…”.

“Somiedo es un ejemplo perfecto. Es el primer parque natural que se creó en la Cordillera y que fue querido por los vecinos. No le digas a un ganadero que le quitas un oso pardo porque te da un cachavazo. Es un territorio que vive del turismo de naturaleza, el único del mundo donde ves a los osos pardos de manera natural, sin atraerles, sin cebos”.

“Los costes de los daños que causa el oso tienen que recaer en la sociedad, no en los apicultores o los ganaderos”

“Los osos hacen poco daño. No matan ganado prácticamente. Roban alguna oveja de vez en cuando… Sobre todo hay problemas con los apicultores. Como dejes un colmenar sin protección, lo van a tocar. Así que hay que protegerlos. Incluso trabajar en nuevos sistemas para prevenir que no entren los osos pardos. Habitualmente ponemos 4 líneas de pastor eléctrico. Mejor solar, para poder meterle 4 kilojulios, que es lo que duele”.

Sin embargo, esto no garantiza que el animal no se salga con la suya, reconocía Palomero: “Hay un oso que ha aprendido incluso a pisar las varillas (estructuras que sujetan el alambre electrificado). No es 100% seguro pero es muy eficaz si lo mantienes óptimamente”. Eso sí, “los costes de mantener estos sistemas, y de los daños que causa el oso, tienen que recaer en la sociedad, no solo en el apicultor o el ganadero”.

Afortunadamente las épocas más duras del furtivismo ya han pasado

“Hay que hablar con los cazadores también. Porque hay que cazar jabalíes, que son competidores del oso. Solo hay que ver cómo hacerlo, en qué época… Y disparar siempre a pieza vista, para que no haya confusiones, que las hay”.

Afortunadamente, las épocas más duras del furtivismo ya han pasado: “Antes había silencio. Ahora vete a contar a un bar que has matado un oso pardo… Pues a lo mejor te encuentras con una denuncia anónima. Un delito tan grave contra la naturaleza ya no te va a salir tan bien como antes”.

El proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”, dentro de cuyas actividades de difusión se enmarcan estas charlas, está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria. Y cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería; de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

MÁS INFO:
Fundación Oso Pardo

Oso Pardo

Este mes, Guillermo Palomero nos hablará sobre el oso pardo cantábrico y los retos de su conservación en la habitual charla mensual de los Viernes del Fluviarium. Guillermo Palomero es el director de Fundación Oso Pardo y esta actividad forma parte del ciclo de conferencias mensuales del proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”, que trata de concienciar sobre los valores ambientales de la zona e implicar a la población en su conservación.

El proyecto LIFE Miera está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria. Y cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería; de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

Guillermo Palomero, director de Fundación Oso Pardo

Guillermo Palomero, director de Fundación Oso Pardo. Foto de Fundación Oso Pardo.

DATOS PRÁCTICOS:
Charla: Retos de conservación del oso pardo cantábrico.
Ponente: Guillermo Palomero (Director de Fundación Oso Pardo).
Lugar: Fluviarium de Liérganes
Fecha: viernes, 16 de febrero
Hora: 19 h.
Gratis.
Entrada libre hasta completar aforo.

0 303
Doctor en geología y biólogo Enrique Francés Arriola

Se avecina un gran cambio en nuestro entorno y el gran agente modelador de nuestro paisaje va a ser el cambio climático. Alteración del clima mundial que ha llegado para quedarse y ante la que hay que ponerse las pilas desde todos los ámbitos.

“La Península Ibérica y el Mediterráneo van a ser de las áreas más amenazadas por el cambio climático” apenas unos minutos de la presentación del doctor en geología y biólogo Enrique Francés nos situaba de frente a una situación real y a la que ya nos enfrentamos a nivel planetario.

Ocurría en el ecomuseo Fluviarium, a comienzos de diciembre, cuando se hacía hueco al cambio climático dentro del programa de divulgación “Los viernes de FNYH” que dedica la tarde de un viernes cada mes a un tema de actualidad sobre nuestro entorno a través del proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad en el río Miera coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y que cuenta, además, con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria, S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Otras de las grandes presentaciones realizadas a lo largo del año 2017 fueron sobre la anguila europea de mano de Amadeo Rodríguez, presidente de la ACAAP quien en dos charlas nos introdujo en la importancia para la biodiversidad de que un curioso pez como es la anguila europea vuelvan a realizar su migración en los ríos cántabros. Jornadas que culminaron con dos repoblaciones cada una de un centenar de ejemplares de jóvenes anguilas europeas en el río Miera a su paso por el Pozo Negro y el barrio de Rubalcaba.

La amenaza a la que se enfrentan los anfibios y concretamente la salamandra, que por culpa de un virus ya ha desaparecido de países como Holanda en apenas cuatro años, llegó de la mano del investigador David Lastra de la Universidad de Ciencias Naturales de Praga, República Checa.

El geólogo Enrique Francés Arriola durante el animado debate que se generó después de su presentación.

El geólogo Enrique Francés Arriola durante el animado debate que se generó después de su presentación.

Un ave emblemática que retorna a las montañas cantábricas como es el quebrantahuesos tuvo su espacio gracias a la Fundación Quebrantahuesos y su presidente Gerardo Báguena, quien nos hizo mirar al cielo de la alta montaña cántabra de una forma esperanzadora.

Un espacio grande en nuestra concepción naturalística también lograron los insectos gracias a la crucial labor que realizan para el mantenimiento de la biodiversidad tal y como nos explicó Jorge Garzón de la Asociación ALAS dedicada al estudio y la conservación de los lepidópteros y odonatos ibéricos.

O el grave problema al que nos enfrentamos por culpa de la avispa asiática, en donde reunimos varios expertos para enfocar su desaparición de la manera más efectiva por la grave amenaza que supone para la diversidad de polinizadores de nuestros ecosistemas. No menos preocupante son los incendios que cada año calcinan bosques en la Montaña Oriental, razón por la que fomentamos el encuentro de expertos en el ecomuseo Fluviarium un año más.

Enrique Francés en compañía de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, la coordinadora del proyecto LIFE Miera Blanca Serrano y la coordinadora del programa de Educación Ambiental, Laura Dorado.

Enrique Francés en compañía de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, la coordinadora del proyecto LIFE Miera, Blanca Serrano, y la coordinadora del programa de Educación Ambiental, Laura Dorado.

Enrique Francés cerraba el ciclo de charlas del 2017 al mismo tiempo que nos demostraba que no estábamos ante un “artefacto” como se denomina cuando en ciencia se propaga una información falsa.  Afortunadamente Cantabria cuenta con una buena red de estaciones meteorológicas de las que ya se están extrayendo fiables modelos predictivos.

Es por ello que en el año 2090 afirmaba el investigador “el litoral de Cantabria será como hoy es Liébana y los valles interiores tendrán el clima actual de Murcia”. Por lo que urgía en que se difundan y tomen medidas gubernamentales y sociales de adaptación al cambio climático que se avecina.

Y en una comunidad como la cántabra que sustenta su productividad en el sector primario debe prepararse para los grandes cambios paisajísticos que motivarán otros usos del territorio como el que ya se vaticina para el mundo agrícola; o la drástica disminución de los pastos que se va a producir y que afectará directamente a la ganadería de leche. La urgencia del investigador se sumaba al interés de los asistentes quienes culminaron la presentación con un interesante debate salpicado de preguntas por un mejor futuro social y medioambiental.

Si quieres ver la presentación completa de Enrique Francés Arriola sobre el Cambio climático en Cantabria.

Distintivo de Calidad Rural Valles Pasiegos concedido al ecomuseo Fluviarium

Sigue la huella y no dejes rastro. La puerta de entrada a los Valles Pasiegos, el ecomuseo Fluviarium, propone un taller muy especial para el puente de la Constitución.

Cuando los visitantes que recorren el admirable trazado urbano de Liérganes, recortado de típicas casonas cántabras,  se encuentran con una gigantesca nutria asomada frente a la Casa Consistorial poco se imaginan lo que les espera en la que fuera antigua casa del carpintero. Hoy, convertida en un pequeño museo sobre los valores naturales de la montaña y cuencas fluviales pasiegas, persigue entusiasmar al recién llegado, iniciarle en el conocimiento de los hábitats fluviales, en el carácter montaraz de los ríos pasiegos como el Miera que discurre junto al museo. Además de incitarles a descubrir la cultura pasiega, una de las más vivas y arraigadas en territorio cántabro.

Si bien es cierto que las simpáticas y juguetonas nutrias que acogen sus instalaciones son la estrella del ecomuseo, sus diferentes acuarios que reproducen el entorno natural de un río cantábrico y las especies habituales indicadoras de su buen estado ambiental despiertan un gran interés entre todos los visitantes. Ninguno se resiste a observar una anguila europea, admirar el singular aspecto de un esturión o ver de cerca a los auténticos cangrejos de río, entre otros muchos animales.

No es un secreto que Liérganes, uno de los pueblos turísticos más destacados de Cantabria, se sitúa además entre los Pueblos más Bonitos de España. La presencia del ecomuseo sin embargo añade un atractivo turístico diferente, una ventana a la naturaleza de la montaña pasiega que provoca ganas de vivir nuevas experiencias recorriéndola. Tanto es así que los servicios hosteleros de la localidad no dudan en orientar a sus clientes hacia el Fluviarium en cuanto se les requiere una mirada personalizada del pueblo y cómo descubrir atractivos próximos.

Taller de Huellas y Rastros en ecomuseo Fluviarium de Lierganes

Taller de Huellas y Rastros en ecomuseo Fluviarium de Liérganes

Por esta razón el ecomuseo Fluviarium ha logrado este año ser distinguido con el sello de Calidad Rural Valles Pasiegos, un distintivo que resalta su compromiso con el medio ambiente, la responsabilidad social y económica, así como su empeño por generar actividad en el territorio.

Buscando una oferta especial para sus visitantes durante el puente de la Constitución, el ecomuseo Fluviarium ha incluido junto a su entrada el taller ambiental “Sigue la huella y no dejes rastro”. Se realizarán dos talleres la jornada del 9 de diciembre después de la alimentación de las nutrias (a las 12:30 h y 17:30h). Los participantes, además de descubrir los rastros que dejan de su paso y actividad la fauna de los valles pasiegos, aprenderán a reconocer sus huellas y cómo nuestras acciones en la naturaleza dejan más huella de la deseable. Realizar un molde de aquellas que más les hayan gustado será un recuerdo muy especial para llevar de regreso a casa después de una jornada vivida en pleno contacto con los valles pasiegos.

0 150
El viaje de la anguila europea ahora sigue en libertad por el río Miera

En pos de un viaje único, el de la recuperación de la anguila europea y la biodiversidad de nuestros ríos, unos luchadores por naturaleza, como son los miembros de la Asociación Cofradía de Amigos de la Anguila del Pas (ACAAP), de la mano de su presidente Amadeo Rodríguez, nos han llevado con su presentación realizada en las charlas del ecomuseo Fluviarium que FNYH desarrolla a través de su proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”, por el ciclo vital y la situación de conservación en que se halla un pez singular que habita en el norte del océano Atlántico y en todos los mares que bañan el continente europeo.

“No hay país en el mundo que se coma los alevines de anguila europea salvo en España”, así enfrentaba Amadeo Rodríguez la grave regresión que vive este pez de gran importancia comercial. Afectado además por la sobrepesca, la calidad de las aguas fluviales, la degradación de su hábitat en estuarios, y por la construcción de presas sin pasos piscícolas adecuados para que sea capaz de remontar los ríos.

De la mano de Asociación ACAAP un centenar de anguilas europeas ya nadan en libertad por el río Miera

Aunque necesitan el océano, concretamente nacen en el mar de los Sargazos, en una parte de su vida, a partir de los diez meses se internan en los ríos europeos para adquirir su talla adulta. Esto les lleva de cinco a seis años y no sentirán las ganas de retornar al mar hasta que no les guie el instinto de completar su madurez sexual y reproducirse.

Capturadas cuando remontan los ríos son todavía angulas o alevines lo que impide que alcancen su talla adulta y regresen con gran tamaño al mar para reproducirse, ya que durante ese periodo permanecen sin comer en aguas profundas. Si bien las piscifactorías ya han logrado una producción satisfactoria del pez adulto no son capaces aún de completar el ciclo vital por lo que siempre se necesitan crías salvajes con las que comenzar el engorde.

La ACAAP lucha por revertir esta situación concienciando a la sociedad y reintroduciendo ejemplares en los ríos cántabros. Para ello desarrollan la campaña “Siembra la vida” de que tiene el objetivo primordial de repoblar y preservar la población de anguila europea en Cantabria.

Algunos de los participantes en la segunda suelta de anguila europea en el río Miera en colaboración con ACAAP durante el año 2017.

Algunos de los participantes en la segunda suelta de anguila europea en el río Miera del 2017 realizadas en colaboración con ACAAP.

Es por ello que tras la charla los participantes se dirigieron a pie hasta el barrio de Rubalcaba en el municipio de Liérganes donde fueron liberando un centenar de ejemplares. Mientras los pequeños disfrutaban de lo lindo de una acción medioambiental con futuro, en un río que va mejorando sus condiciones ambientales para favorecer la biodiversidad, los adultos sentían la emoción de estar contribuyendo a sembrar vida no solo por la liberación de las anguilas comunes o europeas sino por la sensibilización que en los pequeños participantes despertó tal acción naturalística.

El proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” es coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y cuenta, además, con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria, S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

 

0 703
Salamandra

El Fluviarium de Liérganes acoge este jueves, 28 de septiembre, la charla “Introducción a los anfibios y sus amenazas”, que será impartida por el investigador David Lastra en el marco del proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera”.

Las amenazas principales a las que se ven sometidos los anfibios son la destrucción de hábitats, el cambio climático, la contaminación o la introducción de especies exóticas, que muchas veces son portadoras de hongos que solo afectan a las especies autóctonas.

Esto último, por ejemplo, es lo que está ocurriendo en el caso de las salamandras, que se están viendo diezmadas por un hongo, el Batrachochytrium salamandrivorans o devorador de salamandras, que se introdujo en Europa por el comercio de mascotas. Este problema se añade al que ya surgió en la década de los noventa con otro hongo, el Batrachochytrium dendrobatidis, y que produjo la reducción drástica o la extinción de 200 especies de anfibios.

David Lastra, que se encuentra actualmente preparando su tesis sobre anfibios en la Czech University of Life Sciences Prague será el ponente en este encuentro que se celebrará a las 19 h. y cuya entrada es libre hasta completar aforo.

La Turbera de Bernallán, que forma parte del LIFE "Conservación de la biodiversidad en el río Miera".

La turbera de Bernallán, en la que se han llevado a cabo acciones para favorecer la presencia de anfibios.

Esta actividad forma parte del ciclo de conferencias mensuales del proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad del río Miera”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, que trata de concienciar sobre los valores ambientales de la zona e implicar a la población en su conservación.

El proyecto LIFE Miera cuenta, además, con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria, S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería; de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España; y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

DATOS PRÁCTICOS:
Charla: “Introducción a los anfibios y sus amenazas”
Ponente: David Lastra
Lugar: Fluviarium de Liérganes
Fecha: jueves, 28 de septiembre
Hora: 19 h.
Gratis.
Entrada libre hasta completar aforo.

Jornada Informativa adaptación de presas del río Miera para el paso del salmón en Liérganes

Fundación Naturaleza y Hombre, como beneficiario coordinador del Proyecto LIFE Miera, está desarrollando actualmente medidas para la mejora del hábitat de salmón en el río Miera. Concretamente, en los próximos días, emprenderá uno de los principales objetivos como es la adaptación de dos las presas existentes en Liérganes para facilitar el retorno del salmón al Miera, uno de los cursos fluviales cántabros donde siempre ha estado presente.

Las obras de permeabilización de estas presas suponen un hito fundamental para la biodiversidad de Cantabria. Una vez realizados los pasos para peces, será posible la migración natural de especies piscícolas que completan su ciclo vital en el río, tal y como ocurre con la reproducción del salmón, al poner a su disposición el acceso a un hábitat más favorable.

Con el fin de informar tanto a vecinos como a interesados acerca del alcance del proyecto para el río y su biodiversidad, hemos convocado la siguiente:

Sesión informativa: “Adaptación de presas sobre el río Miera para el paso de salmón en Liérganes: Presas de Rubalcaba y El Arral”

Lugar: Fluviarium de Liérganes

Fecha y hora: martes, 19 de septiembre a las 7 de la tarde

Esperamos poder contar con vuestra presencia, que permitirá enriquecer el debate desde vuestra área de conocimiento e interés.

Estudiantes en Castro Valnera

Estudiantes de Grado de la Universidad Católica de Ávila visitan y colaboran con los proyectos LIFE que FNYN desarrolla en Cantabria.

Liérganes, 6 de julio de 2017

Ampliar el conocimiento acerca  de los hábitats y especies principales de Cantabria es el objetivo principal de los estudiantes del Curso de Experto en Defensa y Conservación de la Naturaleza, que desarrolla la Universidad Católica de Ávila. A lo largo de una semana, el equipo técnico de Fundación Naturaleza y Hombre ha acogido a un grupo de estudiantes de los Grados de Ciencias Ambientales, Ingeniería Forestal e Ingeniería Agropecuaria y del Medio Rural. Estos han podido conocer de primera mano las acciones que FNYH se encuentra desarrollando en el marco de los Proyectos LIFE Miera, a lo largo de la Cuenca del río Miera, y LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander, en el entorno de dicha Bahía.

Los universitarios visitando la isla Santa Marina

Los universitarios visitando la isla Santa Marina

Así han recorrido el nacimiento del río Miera, con la subida la cumbre de Castro Valnera, siguiendo la estela de los rebecos reintroducidos por FNYH hace una década; han visitado charcas para anfibios como la rana bermeja o el tritón palmeado; la ribera del río Miera; reservas entomológicas en robledales donde el ciervo volante y el gran capricornio son los protagonistas; o la Bahía de Santander y las Islas de Mouro y Santa Marina, donde FNYH actúa con decisión para eliminar la planta invasora llamada chilca y favorecer el hábitat del brezal costero.

Por otro lado, han visitado el Vivero El Pendo, donde FNYH produce toda la planta forestal autóctona que utiliza en sus proyectos de reforestación; aprovechando para ver la Cueva El Pendo, declarada Patrimonio de la Humanidad, el encinar de Peñas Negras en Maoño y las Marismas de Alday de Camargo, buque insignia de la conservación de la Bahía de Santander.

Foto de grupo con el equipo de FNYH

Foto de grupo con el equipo de FNYH

La colaboración de FNYH y de la Universidad Católica de Ávila es uno de los frutos de años de cooperación a través del Comité Español de la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) del que ambas entidades son miembros. Este comité, que fue presidido por FNYH entre 2007 y 2014, trabaja para influir, difundir y desarrollar en España los programas, actividades e iniciativas de la UICN.

“Experiencias de intercambio y colaboración entre entidades de conservación de la naturaleza y la comunidad universitaria son un gran estimulo para la protección de nuestro medio ambiente”, afirma Carlos Sánchez, Presidente de FNYH.