Home Acciones preliminares

Acciones preliminares

ACCIÓN A1: Plan de Gestión de la Reserva Campanarios de Azaba

El Plan incluirá como ejes básicos la prohibición de la caza en todo el espacio (será el único en todo el entorno), las acciones de conservación activa que se definen en este proyecto y el modo en el que se realizará un aprovechamiento agropecuario compatible con las acciones de conservación, de modo que la finca pueda obtener rentas una vez haya finalizado la financiación LIFE. Obviamente estas rentas irán dirigidas a la continuación del proyecto.

ACTION A.2: Desarrollo de métodos de identificación de indicadores de calidad de hábitat 6310 (dehesas perennifolias de Quercus sp) a partir de grupos funcionales de insectos.

La creación de indicadores de evolución de biodiversidad basados en ellos permitiría tener una herramienta de gestión fácilmente manejable y trasladable a otros lugares.

Se utilizarán dos grupos funcionales de indicadores:

  • Las especies saproxílicas(especies que dependen, durante al menos parte de su ciclo vital, de la madera o sus restos, así como de los hongos asociados a dicho medio).
  • Las especies coprófagas, fundamentalmente escarabeidos (insectos descomponedores, implicados en la eliminación de restos orgánicos y la incorporación de nutrientes al suelo).

ACTION A.3: Elaboración de indicadores de evaluación de biodiversidad y de protocolos para manejo sostenible del hábitat 6310 a partir de las poblaciones micológicas.

El establecimiento de relaciones entre calidad y estado de conservación de un determinado hábitat y una elevada diversidad y abundancia micológica sería una herramienta muy útil de gestión de espacios. Progresar en el conocimiento de la diversidad micológica del área de estudio es esencial para conocer qué especies presentan cualquier tipo de amenaza para establecer la conveniencia de su protección, mediante su inclusión en una lista roja de hongos amenazados, etc.

Paralelamente, para la conservación del conjunto del ecosistema, es de gran utilidad conocer el estado de hongos parásitos que provoquen enfermedades en los distintos vegetales, así como de hongos micorrizógenos relacionados con estas biomasas, imprescindibles para su conservación, pudiendo establecer así el grado de salud de los distintos hábitats estudiados y, por ello, del territorio en conjunto.