Home Territorio

Territorio

buitre-negro en Reserva Campanarios Oeste Iberíco Fundación Naturaleza y Hombre FNyH

Buitre Negro en Reserva Campanarios de Azaba

El entorno del Oeste Ibérico se encuentra en la Región Bioclimática Mediterránea, en un entorno de alto valor ecológico, ya que alberga algunas de las especies más emblemáticas de la Península Ibérica.

La provincia de Salamanca, y en concreto la comarca de Ciudad Rodrigo o Campo Charro, son el enclave del Oeste Ibérico en el que FNYH gestiona dos de sus reservas incluidas en el Programa Áreas para la Vida: Dehesa Boyal de Espeja y los Riscos del Águeda.

El interés natural de esta Comarca de Ciudad Rodrigo o Campo Charro se pone de manifiesto gracias a su inclusión en la Red Natura 2000, mediante la declaración de los lugares de importancia comunitaria (LIC): el Rebollar, 49.850 ha, Campo de Azaba, 36.495 ha y Campo de Argañán, 17.303 ha; y la declaración de estos dos últimos como zonas de especial protección para las aves (ZEPA).

El Campo Charro es un territorio de gran riqueza natural, con un paisaje dibujado por extensos encinares mediterráneos y significativas dehesas, que constituyen uno de los valores principales que han llevado a su inclusión en Red Natura 2000. Este hábitat aloja a su vez a un amplio abanico de especies animales protegidas bajo diferentes figuras del Catálogo Nacional de Especies amenazadas (De Interés Especial, Vulnerables o En Peligro de Extinción), como la Cigüeña negra (Ciconia nigra), el Águila imperial (Aquila adalberti), el Buitre negro (Aegypius monachus), el Águila real (Aquila chrysaetos) o el Búho real (Bubo bubo).

En este territorio, limita por el sur con las sierras de Gata y Francia y al oeste con la vecina Portugal y su Reserva Natural Sierra de Malcata, se localizan las reservas municipales de los Riscos del Águeda y Dehesa Boyal de Espeja, ambas gestionadas por Fundación Naturaleza y Hombre e incluidas en el Programa Áreas para la Vida.

Objetivos del programa

  • Mejorar el estado de la biodiversidad en un territorio de 132.600 hectáreas, derivadas de los espacios Natura 2000: Campo de Azaba, Campo de Argañán y Malcata.
  • Intervenir una zona de reserva de 500 ha (1% de la ZEPA Campo de Azaba, aproximadamente 0,4 % del conjunto), ubicada en el centro del espacio.
  • Gestionar de forma integral-activa. Con beneficio directo sobre las especies con mayor eficacia dispersora (aves, insectos y plantas).
  • Evitar la falta de permeabilidad transversal para las especies, en este espacio. Problema consecuencia del tipo de propiedad- uso del suelo (multitud de propiedades privadas valladas, con uso intensivo).
  • Crear un espacio de reserva sin aprovechamientos intensivos y no sometido a caza.
  • Suministrar biodiversidad al resto del gran espacio Red Natura 2000.
  • Aumentar la superficie y mejorar el estado de conservación de 7 hábitats.
  • Elaborar indicadores: De evaluación de biodiversidad y calidad de hábitat.
  • Elaborar protocolos de manejo sostenible del hábitat de dehesas.
  • Desarrollar modelos predictivos extrapolables, para espacios de bosques abiertos mediterráneos de quercíneas con aprovechamiento ganadero en cualquier país de la Unión Europea.

Ir a Proyecto Life+ Campanarios de Azaba