Home Flora

Flora

Imagen 35 Tony IMG_7323

En el Oeste Ibérico están presentes:

  • Lagos eutróficos con vegetación Magnopotamion.
  • Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga.
  • Zonas subestépicas de gramíneas.
  • Dehesas de Quercus suber y/o Quercus ilex.
  • Prados mediterráneos de hierbas altas y juncos.
  • Bosques de fresnos con Fraxinus angustifolia.
  • Robledales galaico-portugueses con Quercus robur.
  • Bosques galeria de Salix alba.
  • Populus alba.
  • Bosques de Quercus ilex.

El paisaje presenta, de modo general, un relieve bastante suave constituido por amplias zonas de penillanura interrumpidas por pequeñas colinas, con una altitud media de unos 900 metros.

De entre las formaciones vegetales son reseñables las extensas áreas de dehesas, en las que destacan la encina (Quercus ilex spp. ballota), el alcornoque (Quercus suber), el quejigo (Quercus faginea) y el fresno (Fraxinus angustifolia); además del matorral de jara (Cistus ladanifer), el piorno (Cytisus multiflorus) y cantueso (Lavandula stoechas). No obstante, el estrato arbustivo, muy rico en especies, ha sido eliminado en la mayor parte de su área original con el objeto de incrementar la producción de pastos. Las zonas más abruptas mantienen, debido a su topografía, su cubierta de matorral de mayor calidad, con abundancia de espino albar (Crataegus monogyna) y el labiérnago (Phyllirea angustifolia).

Imagen 34 IMG_6130

Flora en el Oeste Ibérico Fundación Naturaleza y Hombre