Home Reintroducción

Reintroducción

Balance

Después de más de siglo y medio de su desaparición de la zona, los rebecos vuelven a recorrer el Alto Asón, en la Montaña Oriental de Cantabria. La Fundación Naturaleza y Hombre, en el marco del proyecto LIFE de la Unión Europea “Recuperación y Conservación de la Biodiversidad en la Cuenca del Río Asón” y con la colaboración de la Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca del Gobierno de Cantabria, comenzó la reintroducción de la especie en septiembre de 2002 con la suelta de los primeros seis ejemplares. Dos machos y cuatro hembras que, tras pasar el necesario periodo de cuarentena, se adaptaron bien a su nuevo hábitat. Tras varios procesos de captura y suelta, a lo largo del proyecto, se liberaron un total de 34 ejemplares adultos. A día de hoy, la población de rebecos asciende a más de 100 (actualizado en septiembre de 2011).

Los animales reintroducidos fueron capturados en el Parque Nacional de Picos de Europa, gracias a la colaboración entre el organismo rector de Parques Nacionales y la Fundación Naturaleza y Hombre. Concretamente, en la zona cántabra del Macizo Central o de los Urrieles, en los Puertos de Salvorón, el Monte Quebres y los Puertos de Áliva.

Los métodos de captura empleados buscaron reducir al máximo cualquier tipo de daño. Cuando los ejemplares se encontraban en grupo, se utilizó un sistema de redes verticales en zonas de paso para su captura. Este se ha revelado como el método con menor mortandad asociada, mientras que para los animales aislados se emplearon dardos sedantes.

Una vez en manos del equipo de la Fundación, los rebecos fueron sometidos a un tratamiento veterinario para certificar su condición física. Con posterioridad, se trasladaron en cajones individuales adecuados para el transporte y hechos a medida.

Suelta

Una vez comprobado el buen estado de salud del rebeco, la suelta se realizó en una zona protegida de diez mil hectáreas. La mitad corresponden al Parque Natural de los Collados del Asón, mientras que la otra mitad ha sido obtenida gracias al establecimiento de acuerdos con los cotos de San Roque, Valdició y Vega de Pas. Para facilitar su inserción en este nuevo entorno, los rebecos pasaron un periodo de adaptación y cuarentena en un cercado especial de pre-suelta antes de ser puestos en libertad.

Cada ejemplar liberado portaba un crotal y un collar radioemisor para facilitar su seguimiento y control, por parte de las patrullas de vigilancia destinadas a tal efecto por la Fundación Naturaleza y Hombre.

Seguimiento del Programa de Reintroducción del Rebeco

Una vez finalizado el proceso de liberación la Guardería de la Fundación Naturaleza y Hombre ha puesto en marcha un Plan de Vigilancia y Seguimiento. Mediante el que se controla el estado y evolución de la nueva población de rebeco reintroducida, así como su distribución en los distintos parajes de la Montaña Oriental.