Home Charca de Raos

Charca de Raos

Esta reserva se gestiona fruto de un acuerdo entre el Ayuntamiento de Camargo y FNYH junto con la autorización del Puerto Deportivo Marina de Santander.

La Charca de Raos es un pequeñísimo enclave que se encuentra al oeste de la Bahía de Santander. Sus límites están marcados por la constante actuación humana de la zona, rodeada por el Puerto Deportivo, las instalaciones del Aeropuerto y la propia línea de costa que aparece a escasos metros.

La Charca de Raos es lo que queda tras la transformación del entorno de la Marisma de Raos. Esta última corresponde a una antigua llanura fangosa intermareal que lindaba con el extremo oriental del aeropuerto de Parayas. En la década de los ochenta, dicho humedal se cerró con diques y se aisló de la dinámica mareal de la bahía. Dentro del proceso urbanizador de la zona se comenzó por la ampliación de la pista del aeropuerto de Parayas, la construcción del Puerto Deportivo de Raos y la ampliación del Polígono Industrial de Raos.

La vegetación que actualmente integra y recubre esta área está compuesta por plantas propias del saladar, representadas por especies halófitas de gran interés ecológico. Esta charca recibe agua dulce de lluvias y agua salada del intercambio con la Bahía.

Dentro de la lista de especies de aves que recalan en esta zona, son reseñables algunas de las muchas protegidas por la legislación conservacionista y que, es necesario también proteger sus hábitats, como es el caso de esta charca. Un ejemplo representativo de estas especies es: Espátula, Archibebe claro, Chorlitejo, Andarríos y Gallineta de agua.

Cabe destacar las actuaciones que se llevan a cabo por parte de FNYH de manera constante para la eliminación de planta alóctona (plumero y chilca), la plantación de especies autóctonas típicas de zonas húmedas, como son el sauce y el aliso, y la restauración del régimen mareal y los canales intermareales para favorecer el encharcamiento. Con estas medidas de actuación se ha conseguido iniciar el proceso de recuperación de este espacio obteniendo resultados interesantes. Actualmente la charca se encuentra en buen estado de conservación, cabe destacar la amenaza constante de colonización del plumero, la cual se evita con un mantenimiento frecuente a lo largo del año en toda la superficie y principalmente en los límites de la charca.

Colaboradores:

  • Ayuntamiento de Camargo.
  • Puerto Deportivo Marina de Santander.
  • Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria.