Home Oferta de ocio

Oferta de ocio

Casas montañesas FNYHMontaña Pasiega y Oriental de Cantabria

Sin duda es uno de los parajes más fascinantes de la Cordillera Cantábrica, tanto por sus atrayentes valores naturales como por su importancia etnográfica.

La naturaleza de este área de montaña de unas 40.000 hectáreas se caracteriza por la existencia de frondosos bosques de haya, salpicados de acebos y del árbol emblemático de la cultura cántabra, el tejo. En las laderas más secas y soleadas aparece el encinar cantábrico, mientras las cumbres quedan tapizadas por tupidos brezales atlánticos, sustento de una gran biodiversidad. En las orillas de sus ríos, encontramos bellos bosques de ribera, donde el sauce, el aliso y el avellano encuentran el habitat ideal para su desarrollo.

Estas zonas están pobladas por una rica y variada fauna, entre la que encontramos el lobo, el jabalí, el corzo o el rebeco. Sin embargo, si por algo destaca la Montana Pasiega y Oriental es por su enorme valor ornitológico. En sus frecuentes cantiles rocosos anidan rapaces como el buitre leonado, el alimoche, el águila real o el halcón peregrino. Asimismo, sus bosques dan cobijo a los conocidos pájaros carpinteros, como el picamaderos negro, a otras rapaces como el gavilán y el azor y a pequeños pajarillas forestales.

En esta montaña se instaló, en la baja Edad Media, un pueblo de arraigadas costumbres y enigmático origen: los pasiegos. A su llegada, roturaron pequeñas áreas de bosque con el fin de convertirlas en pastos para su ganado, y delimitaron esas zonas con las piedras que encontraron sobre el terreno Utilizaron esa misma materia para construir sus cabañas, que constituyen todo un ejemplo de arquitectura popular. Otro rasgo característico de los pasiegos es la trashumancia. De forma periódica realizaban “la muda”, que consistía en ir cambiando de cabaña, con todos sus enseres y su ganado, en busca de los mejores pastos en función de la época del año .Una práctica que todavía llevan a cabo algunas familias en la actualidad, lo que supone la preservación de un estilo de vida seminómada, singular en Europa Occidental, y un auténtico museo viviente de épocas pasadas.

La peculiar forma de vida pasiega ha dado lugar a una cultura, folclore y gastronomía propias. Muestra de esta última son los conocidos dulces pasiegos: los sobaos y las quesadas.

El Ecomuseo de las Cuencas Fluviales de la Montaña Pasiega y Oriental de Cantabria, de la Fundación Naturaleza y Hombre, les ofrece la posibilidad de disfrutar de los paisajes naturales y culturales de este espacio natural a través de una serie de rutas. A lo largo de estos itinerarios, y con la ayuda de guías especializados, guardas particulares de campo, y equipamiento óptico de primer nivel, podrán admirar y descubrir los parajes más bellos y singulares. Y al mismo tiempo estarán contribuyendo a su preservación, pues todos los ingresos obtenidos con esta actividad se destinan a actuaciones de recuperación y conservación del medio ambiente.

Rebeco en Cantabria Fundación Naturaleza y Hombre FNYHdescenso-con-rebecoRutas a otros espacios naturales

Además de las rutas del Valle del Miera, Valle del Pas y Valle del Pas-Pisueña que a continuación de tallamos la Fundación Naturaleza y Hombre le ofrece la posibilidad de visitar otros enclaves emblemáticos de la naturaleza de Cantabria. como son el segmento cántabro del Parque Nacional de los Picos de Europa, la Reserva Natural de las Marismas de Santoña, el Parque Natural de Oyambre, Parque Natural Saja- Besaya y el Monte Hijedo y los Canones del Ebro, al sur de la región.

Para la realización de las rutas se contará en todo momento con equipamiento de primera línea: vehículos de máxima seguridad y material óptico de alta calidad, idóneo para un mayor disfrute de paisajes y observaciones de fauna y flora. Cada excursionista dispondrá de un juego de prismáticos y habrá un telescopio para el grupo.

Por otra parte, los guías de la ruta serán guardas especializados de la Fundación Naturaleza y Hombre, con un profundo conocimiento de la zona debido al trabajo de campo ininterrumpido de la entidad en ese área desde 1990. El proyecto europeo INTERREG lllB Waterwaysnet tiene como objetivo la puesta en valor de los espacios del Arco Atlántico ligados al agua. Esta iniciativa, desarrollada por Fundación Naturaleza y Hombre, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, actúa sobre las cuencas del Pas, Pisueña, Miera y Asón.