Home Noticias

0 1121

El alcalde de Camargo, Eduardo López Lejardi, presidió la inauguración del área recuperada de las Marismas de Alday conocida como ‘Laguna Dulce’. El regidor municipal estuvo acompañado por el director de la Fundación Naturaleza y Hombre –, Carlos Sánchez, y su homólogo regional de Caja Madrid, Pedro Larrañaga. La satisfacción por la regeneración ambiental de la zona fue la nota predominante entre las autoridades y las decenas de ciudadanos que asistieron al evento.

Para López Lejardi la recuperación de la ‘Laguna Dulce’ de Alday marca “un hito muy importante para el medio ambiente”, revirtiendo los efectos devastadores sobre la naturaleza del área del “terrible desarrollo incontrolado del pasado siglo”, afirmó. El alcalde camargués elogió, asimismo, los “buenos resultados” de la colaboración entre el ayuntamiento y la Fundación Naturaleza y Hombre.

Carlos Sánchez, por su parte, repasó la historia del humedal desde su desecación para destinar los terrenos a explotación industrial y ganadera, hasta su actual condición de reserva municipal, dentro del programa ‘Areas para la Vida’ de la Fundación Naturaleza y Hombre. “Restaurar Alday no sólo supone recuperar un hábitat para aves, anfibios y flora acuática”, recalcó, sino que además “los vecinos y vecinas, con la construcción de observatorios al pie de la laguna, la disposición de sendas y el cierre perimetral pueden disfrutar de este paraje”.

Una cercanía al ciudadano que facilitará la difusión de los valores ligados al respeto del patrimonio natural, uno de los objetivos primordiales de Caja Madrid. A juicio de Pedro Larrañaga, director de esta entidad financiera en Cantabria, Alday dibuja “una excelente realidad” desde el punto de vista medioambiental. La mejora de la educación en este ámbito y el apoyo a iniciativas de conservación ecológica son dos de los ejes principales de la actividad de Obra Social Caja Madrid, que ya ha invertido más de siete millones de euros en proyectos de este tipo.

0 1050

El próximo lunes 19 de mayo comienza la nueva campaña de la Fundación Naturaleza y Hombre en la sierra de Peñas Negras. Las 43 hectáreas pertenecientes a la Junta Vecinal de Maoño serán escenario de actuaciones de reforestación que seguirán la línea marcada durante 2002.

La pasada campaña los operarios de la Fundación desbrozaron de zarza y tojo amplias zonas de monte, lo que permitió la reapertura de un importante sendero de comunicación, que la vegetación había cerrado. También se recuperaron numerosas encinas que estaban en estado arbustivo, es decir, sin tronco definido y con pocas posibilidades de desarrollo como árbol adulto. Tratamientos silvícolas como podas, resalveos y eliminación de plantas trepadoras en las copas de los árboles han facilitado su evolución a masa boscosa de monte alto. De esta forma, se mejora el estado y conservación del suelo y las condiciones de vida de fauna y flora

Por lo que respecta a las medidas de reforestación directa, se plantaron encinas en los claros del monte, contribuyendo a una mayor cobertura forestal; algunas de ellas con protectores de 1,5 metros de altura: cilindros plásticos con los que se rodea a las encinas jóvenes – causando un ‘efecto invernadero’ acelerador de su crecimiento y protegiendo los nuevos brotes de ovejas y cabras, que suelen incluirlos en su ‘dieta’.

ENCLAVE NATURAL A PRESERVAR

La Reserva Municipal de Peñas Negras se enmarca en el programa de la Fundación Naturaleza y Hombre ‘Áreas para la Vida’, destinado a la protección y recuperación de espacios naturales. Esta iniciativa se basa en la estrecha colaboración entre los rectores municipales y la Fundación, materializándose en este caso en los acuerdos de gestión ambiental suscritos con la Junta Vecinal de Maoño.

Peñas Negras nos permite disfrutar del encinar cantábrico, una rareza en la flora regional. Su distribución en el norte de España queda limitada a terrenos con fuerte presencia de roquedos calizos, por lo que esta zona de monte en Maoño – tipo de hábitat natural de la especie – posee una importancia indiscutible. Acompañando a la encina como especie principal de estas formaciones boscosas encontramos laurel, aladierno, labiérnago y madroño.

Aumentando la gran riqueza del área, en la zona denominada El Castañar encontramos un magnífico ejemplo de Bosque Mixto, masas forestales que debieron cubrir en el pasado gran parte de la superficie de Cantabria. La enorme valía de este tipo de bosque radica en la gran variedad de especies que lo forman, entre las que podemos encontrar fresnos, robles, castaños, tilos y arces.

SENSIBILIZACION AMBIENTAL

La actividad de la Fundación Naturaleza y Hombre en Peñas Negras alcanza el ámbito de la educación ambiental. La sensibilización de la ciudadanía acerca de los valores naturales de los espacios locales más próximos, así como el acondicionamiento de dichos espacios para la educación y el uso público ambiental forman parte de las actuaciones en esta Reserva Municipal.

El trabajo de la Fundación propone – a su vez – nuevos usos del monte, escapando a la limitación histórica de su uso exclusivo para el pastoreo, en creciente declive, y la extracción de leñas.

1206

0 1096

La Fundación Naturaleza y Hombre y el Ayuntamiento de Camargo (Cantabria) inaugurarán el sábado día 17, a las doce del mediodía, el área de las Marismas de Alday conocida como Laguna Dulce. El acto de presentación – al que están invitados todos los ciudadanos – tendrá lugar en una carpa situada junto al Centro Comercial Makro, frente a una de las puertas de acceso a estas veinte hectáreas recuperadas.

Las Marismas de Alday forman parte de la Red de Reservas Municipales camarguesas que incluye – a su vez – las Marismas de Parayas y Raos, el Pozón de la Dolores y la Sierra del Pendo. Estos espacios naturales protegidos forman parte del programa de gestión ambiental de la Fundación Naturaleza y Hombre “Areas para la Vida”.

PRESENCIA INSTITUCIONAL

La presentación de la Laguna Dulce será llevada a cabo por el director de la Fundación, Carlos Sánchez Martínez, y el alcalde camargués, Eduardo López Lejardi. Ambos darán cuenta al público asistente de los pormenores del proceso de recuperación de la Laguna Dulce y de sus valores ambientales. Finalizadas las intervenciones, autoridades y público abandonarán la carpa para realizar una visita con guías al área inaugurada, que tendrá como punto central una suelta de aves en la laguna a cargo de López Lejardi. Los ejemplares que se soltarán han sido recuperados por personal especializado de la Fundación.

1208

0 1073

SU OBJETIVO PRIORITARIO ES CONJUGAR CONSERVACION NATURAL Y DESARROLLO LOCAL

La Fundación Naturaleza y Hombre creará durante el presente año un área de protección municipal en la comarca de Ciudad Rodrigo y su entorno. Esta iniciativa se enmarca en el programa ‘Areas para la Vida’ y tiene los siguientes objetivos fundamentales: La protección del ecosistema mediante convenios y adquisición de terrenos de alto valor ecológico, la mejora de la flora y fauna autóctonas así como de sus habitats naturales y la detención del éxodo rural, contribuyendo al enraizamiento de la población local de la zona.

‘Áreas para la Vida’ está creando un conjunto de espacios naturales representativos de los diversos ecosistemas – el encinar en este caso -, desarrollando una planificación, gestión y uso sostenible de los mismos. Se trata de compatibilizar el desarrollo económico con la conservación de los valores naturales de los municipios. Camargo, en Cantabria, es un ejemplo del éxito de este programa que gestiona, preserva y recupera cuatro reservas municipales en estrecha colaboración con las instituciones locales.

CONTRIBUIR A FRENAR EL EXODO RURAL

El modelo a aplicar en el programa ‘Áreas para la Vida’ permite la participación directa de las poblaciones incluidas en los espacios protegidos que –además del propio medio natural – serán las principales beneficiarias de las actuaciones a llevar a cabo. A través del concepto de Medio Ambiente como nuevo yacimiento de empleo, la Fundación Naturaleza y Hombre pretende ayudar a frenar el éxodo rural de la comarca, otorgando a la población local nuevas posibilidades de empleo.

Una intención respaldada por la multitud de puestos de trabajo creados por las acciones previas del programa ‘Áreas para la Vida’. Empleos destinados a cubrir las necesidades de personal técnico cualificado, cuadrillas de campo, vigilantes o trabajadores para la elaboración de productos ecológicos. La sostenibilidad de las labores a desarrollar en la zona garantiza un doble objetivo: la generación de empleo estable y, como consecuencia directa, una protección del área prolongada en el tiempo.

EL ENCINAR : OBJETIVO PEDAGOGICO

Los alumnos de Educación Primaria y Secundaria de la comarca de Ciudad Rodrigo serán los protagonistas de una iniciativa pedagógica, incluida en el proyecto de la Fundación. Sus objetivos serán tres: Aumentar sus conocimientos sobre la realidad del encinar, descubrir – a través de testimonios y trabajos – la problemática medioambiental y socioeconómica presente en sus localidades y, finalmente, recibir las propuestas de los alumnos para mejorar los encinares cercanos a su población. Aquellas propuestas cuya pervivencia en el tiempo esté garantizada, gracias al respaldo de las instituciones locales y otros colectivos, serán seleccionadas y puestas en práctica.

1214

0 1089

SU APERTURA GENERA INICIALMENTE CINCO PUESTOS DE TRABAJO

El acuerdo entre la Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y la Fundación Naturaleza y Hombre ha permitido la apertura de la primera delegación de esta organización no gubernamental en Castilla y León. En virtud de las conversaciones mantenidas, el consistorio de la ciudad cede a la Fundación el uso de instalaciones municipales a modo de oficinas, desde donde se coordinarán las actividades a desarrollar en el programa ‘Áreas para la Vida’. Esta delegación castellanoleonesa generará inicialmente cinco puestos de trabajo de forma directa.

SATISFACCION MUNICIPAL

En la rueda de prensa conjunta ante los medios locales, el alcalde de Ciudad Rodrigo, Francisco Javier Iglesias, agradeció a la Fundación Naturaleza y Hombre la elección de su ciudad como sede. “Es una oportunidad de aprovechamiento de los valores de Ciudad Rodrigo, generando riqueza y potenciando el patrimonio natural”, afirmó. A juicio de Iglesias, la actividad de la Fundación en la zona genera “grandes expectactivas” y cuenta con “todo el apoyo municipal”.

1212

0 1615

Tras diez años de ardua defensa de la conservación y regeneración de espacios naturales en el norte de España, la Fundación Naturaleza y Hombre extiende su actividad a Castilla y León. El objetivo: la preservación y recuperación del ecosistema mediterráneo. Según afirma el director de la organización, Carlos Sánchez Martínez, “las actuaciones en Castilla y León se van a enmarcar en nuestro programa de ‘Areas para la Vida, con la vista puesta en la conservación de un ecosistema mediterráneo: la dehesa y el encinar”.

Para Sánchez la incorporación de un nuevo hábitat a los espacios ya protegidos por la Fundación Naturaleza y Hombre es “síntoma de nuestra madurez y total consolidación tras casi una década de existencia”.

1210

0 1329

La población de nutrias en las cuencas fluviales de la región ha mantenido una tendencia al alza a lo largo de la última década. El último estudio de la especie a nivel nacional reveló la presencia de ejemplares en las cuencas del Deva, Saja, Nansa, Saja, Ebro y Besaya. Según este informe la regresión de este mustélido en Cantabria parecía haberse detenido e incluso se advertían signos de recuperación. Sin embargo, los recientes estudios de la Fundación Naturaleza y Hombre certifican el carácter territorialmente desigual de dichas tendencias de mejora y la desaparición de la nutria de los ríos orientales de Cantabria.

Mónica Rodríguez, coordinadora del proyecto ‘Recuperación y Conservación de la Biodiversidad en la cuenca del río Asón” y Carlos Sánchez, director de Naturaleza y Hombre, inciden en su importancia: “La nutria da vida al río”, “es la excusa perfecta para concienciar a todos de la necesidad de cuidar este entorno”. Precisamente, la concienciación de los habitantes de diversos municipios del oriente cántabro como Arredondo, Ampuero o Limpias ha sido uno de los objetivos principales de la Fundación. Una labor imprescindible ya que, por desgracia, la nutria no ha gozado tradicionalmente de buena prensa entre la población ribereña.

EXTINCION EN LA ZONA ORIENTAL

En la actualidad, es imposible encontrar indicios de la presencia de ejemplares de nutria en las cuencas de los ríos Pas, Miera, Agüera y Asón. La creciente presión de la actividad humana sobre su hábitat, el aumento de la contaminación de las aguas y la destrucción de sus refugios vegetales han acabado por eliminar esta especie de la zona oriental de Cantabria. No obstante, su presencia en este lugar cuenta con referencias precisas. Sirva como ejemplo el libro “Vida y costumbres de los mustélidos españoles” (Blas Artio, 1970), que cita su presencia en numerosos municipios del área como Ampuero, Arredondo, Bárcena de Cicero o Voto. Asimismo, existen numerosos testimonios de la población local que confirman la presencia de nutrias en el pasado cercano, no sólo en los cauces principales, sino también en pequeños arroyos.

“TERMOMETRO AMBIENTAL”

Al valor inherente a toda forma de vida animal, la nutria añade su condición de bioindicador del grado de conservación de los ecosistemas fluviales. El delicado equilibrio de factores ambientales que necesita para poblar un determinado entorno – cursos de agua no contaminados, actividad humana nula o escasa, refugios vegetales en las riberas y presas suficientes para su alimentación – convierten a este mustélido en un ‘termómetro’ preciso que determina el estado de salud de sus posibles hábitats naturales.

EL SALMON Y LA NUTRIA : LEYENDA NEGRA

La caza indiscriminada de la nutria, considerada injustificadamente como animal dañino, ha sido una de las causas determinantes en su desaparición de la zona oriental. A mediados del pasado siglo, la piel de nutria se cotizaba en el mercado de Ramales de la Victoria a 25 pesetas y los ‘alimañeros’, codiciosos y convencidos de su carácter nocivo las cazaban con avidez. Este inocente mustélido, cuya carne era destinada incluso al consumo humano, moría víctima – entre otros factores – de una particular leyenda negra: su supuesto efecto devastador sobre las poblaciones de salmón de los ríos cántabros. Nada más lejos de la realidad.

La depredación de la nutria sobre las poblaciones de salmón se centra en adultos enfermos, evitando de esta forma la propagación de enfermedades, o agotados tras la reproducción y próximos a morir. Asimismo, según los datos oficiales de la temporada de pesca, analizados por la Fundación Naturaleza y Hombre, los ríos cántabros que cuentan con la presencia simultánea de nutrias y salmones – Deva y Nansa – han aumentado sus capturas de salmón en las últimas campañas.

0 1131

Tras más de siglo y medio de su desaparición de la zona, los rebecos vuelven a recorrer el Alto Asón, en la Montaña Oriental de Cantabria. La Fundación Naturaleza y Hombre, con la colaboración del Proyecto LIFE de la Unión Europea y de la Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca del ejecutivo regional, comenzó la reintroducción de la especie en enero de 2002 con la suelta de seis ejemplares. Dos machos y cuatro hembras que, tras pasar el necesario periodo de cuarentena, se adaptaron bien a su nuevo habitat. Hasta la fecha, se han introducido en el área un total de doce ejemplares; los dos últimos, dos hembras preñadas, el pasado sábado 5 de abril.

La suelta se realiza en una zona protegida de diez mil hectáreas. La mitad corresponden al Parque Natural de los Collados del Asón, mientras que la otra mitad ha sido obtenida gracias al establecimiento de acuerdos con los cotos de San Roque, Valdició y Vega de Pas, en cuyas zonas altas ya no se caza. Para facilitar su inserción en este nuevo entorno, los rebecos pasan un periodo de adaptación y cuarentena en un cercado especial de pre-suelta antes de ser puestos en libertad.

CAPTURA Y TRASLADO

Los animales son capturados en el Parque Nacional de Picos de Europa, gracias a la colaboración entre el organismo rector Parques Nacionales y la Fundación Naturaleza y Hombre. Las formas de captura empleadas buscan reducir al mínimo posible cualquier tipo de daño que el rebeco pudiera sufrir en este proceso. Cuando los ejemplares se encuentran en grupo se emplea un sistema de redes verticales en zonas de paso, que se ha revelado como el método con menor mortalidad asociada, mientras que para animales aislados se utilizan dardos sedantes.

Una vez en manos del equipo de la Fundación, los rebecos son sometidos a análisis para certificar su buen estado físico. A su vez, en el mismo momento de la captura a cada ejemplar se le coloca un crotal – collar – auricular y un radioemisor para facilitar su seguimiento y control. Tras la identificación, son trasladados en cajones individuales al cercado de pre-suelta.

DESARROLLO SATISFACTORIO

Para el director de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, el proyecto de reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental de Cantabria se está desarrollando de forma satisfactoria: “El grado de actuación en el medio está siendo alto, por lo que consideramos que a lo largo de 2003 y durante el próximo año, con las nuevas capturas que se están realizando, se llegará a establecer una población viable de entre 30 y 50 ejemplares”.

PROCESO DE EXTINCIÓN

La desaparición del rebeco del área del Alto Asón comenzó en el siglo XVIII debido a la devastación sufrida por su habitat, bajo la presión de la tala masiva de árboles – unos 82 millones – destinados a la industria naval, y la posterior humanización de las partes altas de las montañas. La especie no consiguió adaptarse a los cambios de su entorno lo que provocó su acantonamiento en el área de Picos de Europa. Los últimos rebecos de los que se tiene testimonio databan de 1845 en Lanchares y San Pedro del Romeral.

¿QUÉ HACER PARA FACILITAR LA ADAPTACION A SU NUEVO HOGAR?

No molestes a los animales. No intentes seguirles, ni acercarte a ellos. Trata de no salirte de las sendas o caminos del área de suelta. Evita los gritos y los ruidos que puedan alterar el lugar. En definitiva, respeta al rebeco y su entorno, disfruta de una vista de la que nadie ha podido gozar en ciento cincuenta largos años. No olvides que el asentamiento del rebeco es un proceso difícil en el que es necesaria la colaboración de de pobladores y visitantes de su habitat.

0 1144

El Pabellón Polideportivo de Ramales acogió el I Congreso Escolar sobre Educación Ambiental de la Cuenca del Asón y la Montaña Oriental de Cantabria. Organizado por la Fundación Naturaleza y Hombre, este encuentro se enmarca en la campaña de sensibilización del Proyecto LIFE–Naturaleza ‘Recuperación y Conservación de la Biodiversidad en la Cuenca del río Asón’. La participación de más de 250 escolares del Primer Ciclo de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) certificó el éxito de esta nueva iniciativa de la Fundación en el ámbito educativo.

Este congreso supone la culminación del trabajo realizado por alumnos de toda la cuenca del río Asón – desde Soba a Santoña – que han presentado sus investigaciones sobre varias de las necesidades medioambientales del área: la conservación del murciélago, la reintroducción del rebeco, el ahorro de agua o la recuperación de las zonas de marisma, entre otras.

PRESENCIA DE AUTORIDADES

El director de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, y su vicepresidente, Juan José Paredes, estuvieron acompañados en la apertura del acto por la consejera de Educación Y Juventud del ejecutivo cántabro, Sofía Juaristi, el alcalde de Ramales de la Victoria, José Domingo San Emeterio y el director general de Montes, Carlos de Miguel. Por su parte, José Álvarez Gancedo, consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca, completó la representación del Gobierno de Cantabria, presidiendo la clausura de este encuentro.

SENTIDO HOMENAJE

La jornada educativa sirvió a su vez de homenaje a María de los Angeles Rodríguez Ruiz, guarda de campo de la Fundación, que falleció mientras desarrollaba su trabajo con los rebecos del plan de reintroducción de la especie en los montes de la Cantabria Oriental.

1221

0 1095

La Comisión de Gobierno del ayuntamiento camargués ha concedido una ayuda de 1200 euros a la Fundación, para contribuir a divulgar su Guía de Buenas Prácticas Ambientales en la Empresa. Esta dotación económica servirá, asimismo, para la recogida y el posterior análisis de datos entre los empresarios de Camargo.

Esta iniciativa, cuya primera edición data de octubre de 2002, es un documento de consulta dirigido a los empresarios y trabajadores de Camargo que entienden que el cuidado del Medio Ambiente es cosa de todos, comprometiéndose a lograr que su empresa alcance un mayor grado de compromiso y modernidad desde el punto de vista ambiental.

La Fundación Naturaleza y Hombre y el consistorio municipal colaboran en la recuperación de las Marismas de Alday y en la concienciación de los camargueses sobre la importancia de esta Reserva Natural.