Home Noticias Noticias Proyecto LIFE+ Nature Reserva Campanarios de Azaba

Encuentro Anual Propietarios LIFE Club Fincas 2017

Con motivo de la semana LIFE que la Fundación Naturaleza y Hombre está desarrollando en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba hoy se han liberado 11 ejemplares de ciervo para el control de pastos y con ello seguir mejorando el ecosistema del bosque mediterráneo.

Fundación Naturaleza y Hombre a través del proyecto LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico” dentro de las actividades de la Semana LIFE que está desarrollando estos días en la que conmemora el 25 aniversario del programa LIFE de la Comisión Europea, ha dado una especial bienvenida a un herbívoro, el ciervo rojo mediterráneo, que, en la mañana de hoy ha sido reintroducido en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, coordinadora del proyecto LIFE en su bienvenida al encuentro anual de propietarios del Club de Fincas afirmaba -“pretendemos que los territorios del Oeste Ibérico mejoren su biodiversidad a la vez que desarrollan una producción ganadera más sostenible y sin que vaya en detrimento de la rentabilidad para la comunidad, ya que este proyecto tiene como principio fundamental la convivencia con la población local y el fomento del desarrollo rural”.

Continuaba su introducción destacando que “el saber científico ha de ser trasladado a los propietarios de la tierra para que vean que es posible mantener explotaciones agrícolas y ganaderas en armonía con la naturaleza”. Por ello la introducción de ejemplares de ciervo común o venado – 5 machos y 6 hembras, de las cuales 4 están preñadas- en la reserva biológica se realiza con la finalidad de estudiar los procesos ecológicos de las dehesas mediante el manejo de grandes herbívoros.

Su presencia, en aproximadamente 300 hectáreas de la reserva, las destinadas a un uso de conservación en el que se pretende lograr un 65% de cobertura vegetal mínima, permitiendo una baja carga ganadera, siempre menor que las dehesas del entorno, con la finalidad de evitar que el matorral en su crecimiento se cierre.

Entrega Premio Club Fincas 2017 a finca Atoquedo en Monfragüe, Cáceres

Entrega Premio Club Fincas 2017 a finca Atoquedo en Monfragüe, Cáceres

Si bien el ciervo existe en la mayor parte de los hábitats presentes en la Península Ibérica, ha sido la subespecie de venado Cervus elaphus hispanicus, de las dos existentes en España, la introducida por su distribución próxima al Oeste Ibérico, ya que está limitada a la zona baja del Guadalquivir.

El venado o ciervo común utiliza preferentemente las áreas de transición entre zonas boscosas o cubiertas con vegetación arbustiva y áreas abiertas donde exista producción de plantas herbáceas entre las que se desplaza diariamente y en función de la estación. Actualmente se enfrenta a un riesgo real de alteración genética que podría suponer su desaparición como subespecie ibérica. Esta amenaza se deriva de criterios erróneos en su manejo como especie de caza.

Esta suelta de 11 ejemplares, procedentes de una finca autorizada de Ciudad Real, con el correspondiente certificado sanitario y pureza de raza genética, tiene un objetivo únicamente conservacionista y de investigación. La liberación de los ciervos se ha producido en el corazón de la finca, desde un cercado de acondicionamiento donde estaban confinados y que ha sido abierto para que se muevan libremente por la reserva biológica, mientras los asistentes permanecían en silencio detrás de un parapeto de camuflaje para no asustar a los herbívoros.

Después de presentar los avances anuales del proyecto a los propietarios pertenecientes al Club de Fincas, así como a los asistentes, entre los que se hallaban representantes de ayuntamientos, cotos de caza y agentes del SEPRONA, la jornada ha continuado con una charla de la empresa ASEDAGRO S.L. sobre la “Conservación de suelos, mejora de pastizales y fomento de la biodiversidad en el ecosistema de dehesa”.

Su gerente Alejandro Martín ha destacado la importancia del suelo y su cuidado para fomentar la biodiversidad de la dehesa. Los suelos pobres de la dehesa, un ecosistema susceptible de mejorar siempre que mantenga la intervención del hombre, adecuadamente mejorados de forma biológica, con plantas forrajeras y leguminosas, no solo se convierten en un importante sumidero de CO2, sino que purifican el suelo y favorecen su drenaje evitando escorrentías por flujos fuertes de agua y sus daños.

Los pastos mejorados biológicamente producen tres veces más que los pastos naturales

Además declaraba que “la biodiversidad enriquece los suelos, evita la erosión, aporta nutrientes continuamente al suelo y reduce el consumo de fertilizantes nitrogenados”. Concluía su intervención afirmando que “los pastos mejorados biológicamente producen tres veces más que los pastos naturales, siendo los animales en explotación en el área el mejor ejemplo de la sostenibilidad de la población rural.”

La jornada después de un almuerzo con alimentos de proximidad, algunos de ellos producidos en la reserva biológica como los derivados ibéricos, ha incluido el reconocimiento por su comprometida labor por la biodiversidad a uno de los propietarios. Todos pertenecen al Club de Fincas y mediante la herramienta de custodia del territorio favorecen la conservación de la biodiversidad en sus propiedades unidas en la red de fincas del Oeste Ibérico que ya abarca 13.ooo hectáreas entre Portugal y España –Salamanca y Cáceres-.

Este año la mejor labor de custodia de territorio ha sido reconocida a la finca Atoquedo, situada en el área del Parque Nacional de Monfragüe, Cáceres, y que ha demostrado con sus acciones un estrecho compromiso con la conservación de la biodiversidad.

Liberación ciervos en Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Liberación ciervos en Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Las actividades de la semana LIFE continuarán el viernes 8 de diciembre con un paseo guiado por la reserva biológica abierto al público y dos charlas:”La importancia de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza)” por Juan Antonio López, presidente del Comité Español UICN y “Proyecto Gran Simio, la destrucción de las selvas tropicales y la desaparición de los grandes simios” por Pedro Pozas, Director Ejecutivo Proyecto Gran Simio en España.

El proyecto trasnacional LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico” tiene a la Fundación Naturaleza y Hombre como beneficiario coordinador de proyecto. Cuenta además con la Associaçao Transumânza e Natureza (ATN) de Portugal, la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados y con el apoyo de la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España) y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Técnicos de Fundación Biodiversidad en el paseo de campo por la reserva biológica

Técnicos de Fundación Biodiversidad eligen la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba, entre los proyectos con los que colaboran, para disfrutar de unas jornadas de campo.

Se prometían un fin de semana diferente, lejos del ruido de la ciudad y del estrés de los ritmos habituales. Llegaron con ropa cómoda y de tonalidades campestres, sabían a lo que iban, sus prismáticos, mochilas y telescopios eran la mejor prueba.

Eligieron un fin de semana otoñal donde los días aún son cálidos y las horas de luz todavía permiten disfrutar lentamente de la jornada. Eran 14 personas que llegaron capitaneados por el entusiasmo contagioso del subdirector de Fundación Biodiversidad, Ignacio Torres.

El atardecer les daba la bienvenida en Campanarios de Azaba, mientras el grupo iba reuniéndose y se preparaba la primera de las salidas de campo. Sería en la oscuridad de la noche en busca de tres visitantes de los más sigilosos de la reserva biológica: la gineta, la garduña y el zorro.

El otoño permitió disfrutar de los paseos de campo en la reserva biológica

El otoño permitió disfrutar de los paseos de campo en la reserva biológica

La siguiente mañana el reto era enfrentarse a buitres leonados y negros, las rapaces que en esta época más frecuentan el muladar. Pero la naturaleza decidió no ponérselo fácil y la espera se alargaba mientras los buitres se resistían al bocado tentador de la carroña. En su paciencia y capacidad de entender los ritmos de la naturaleza vimos su empeño por conocerla y aceptar lo imprevisible como parte de su magia natural.

Un recorrido en vehículo todoterreno pronto desvió la atención hacia las razas ganaderas autóctonas como el magnífico caballo de las Retuertas y la vaca Sayaguesa que con su alimentación y deambular por la reserva biológica contribuyen al mantenimiento del paisaje adehesado.

Fue nada menos que con el imponente toro semental de esa gran raza de bovino ibérico con quien se encontraron en el recorrido. La sorpresa no era solo verse ante los 1.200 kilos del animal, sino a pesar de su robusta apariencia comprobar su beatífica actitud que refleja el ancestral carácter de este bovino y su capacidad para el trabajo de campo, labor que tradicionalmente realizaba hasta que, con la mecanización agrícola, fue raza destinada para la producción de carne.

No obstante echamos pie a tierra para iniciar una ruta senderista guiada por una de nuestras educadoras ambientales quien aportó los secretos del bosque mediterráneo al grupo de naturalistas.

El grupo reunido con el equipo de Fundación Naturaleza y Hombre frente al lodge

El grupo reunido con el equipo de Fundación Naturaleza y Hombre frente al lodge

La tarde fue una delicia aderezada por un atardecer rosado que culminó con el agasajo de una cena con productos locales. Los sabores de alimentos de kilómetro cero degustados en el corazón del bosque mediterráneo mientras se encendían las estrellas sobre el porche del lodge añadieron aún más magia al descanso de la tarde antes de encaminarnos de nuevo a disfrutar de los hides nocturnos y los misteriosos habitantes que los frecuentan.

No fue hasta la siguiente mañana, después de un extraordinario amanecer, cuando se logró un “espectáculo absolutamente bestial” en palabras de Ignacio Torres. Ya que fue entonces cuando por fin se logró la observación de las aves rapaces. Nada menos que 250 buitres leonados y 40 ejemplares de buitre negro se reunieron ante sus ojos, una experiencia única e imborrable que les ha vinculado a la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba por siempre.

El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de JCyL Juan Carlos Suárez-Quiñones y Carlos Sánchez en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

El bosque mediterráneo, sometido a los rigores climatológicos del estío, ha mostrado sino su mejor aspecto del año al menos lo que le hace un ecosistema único: su gran resistencia a la canícula al Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, que, esta mañana, ha visitado la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba en Salamanca.

La resistencia natural de las especies mediterráneas al déficit hídrico característico de la estación no es nada extraño, lo es sin embargo la alarmante pérdida de superficie de bosque mediterráneo y dehesa, ese bosque sabio y aliado del hombre, que palautinamente se está produciendo tanto por abandono del mundo rural como por aprovechamientos productivos intensivos que no tienen en consideración el entorno.

Es por ello que la Fundación Naturaleza y Hombre ha querido mostrar que el bosque mediterráneo y la dehesa pueden coexistir con el hombre y favorecer su desarrollo, como el aprovechamiento ecoturístico que se ha iniciado en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, al Consejero de Fomento y Medio Ambiente Juan Carlos Suárez-Quiñones y el equipo de gobierno que le acompañaba: el Director General de Medio Ambiente Jose Angel Arranz Sanz, el Jefe de Servicio Territorial de Salamanca Juan Carlos Martín Muñoz, el Delegado Territorial Bienvenido Mena Merchán, el Asesor del Delegado Jeremías Rodríguez Boyero, la Jefa de Prensa del Delegado Eva Martínez Duque y la Jefa de Gabinete Ana Díaz-Rincón Cotelo.

“La preciosa dehesa salmantina observada en ruta hasta la reserva biológica le ha dado la bienvenida” en palabras de Juan Carlos Suárez-Quiñones. Quien ha agradecido a FNYH la invitación para conocer “una iniciativa muy relevante para el territorio de Castilla y León, ya que es un ejemplo magnifico de lo que la sociedad civil puede hacer por la conservación de la naturaleza” tal y como afirmaba.

Observación fauna acuática en charca de Campanarios de Azaba

Observación fauna acuática en charca de Campanarios de Azaba

Frente a los numerosísimos incendios provocados que actualmente sufre la comunidad, Juan Carlos Suárez-Quiñones resaltaba que ante a los que destruyen nuestro medio natural otros, como las personas que trabajan para extinguirlos y la FNYH, trabajan para conservar el patrimonio natural.

La alianza del hombre con la naturaleza que impulsa las tareas de conservación de la naturaleza de FNYH es filosofía compartida plenamente por la Junta de Castilla y León. Tanto es así que disfrutar del medioambiente motiva el desarrollo de la persona y personalidad del hombre, además de ser un derecho constitucional recogido en el artículo 45 de la Constitución Española -mantenía Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Continuaba sus declaraciones resaltando la importancia de la reserva biológica al “hacer sostenible el aprovechamiento económico y el beneficio social mientras se posibilita la conservación de los hábitats, recuperando y mejorando el estado de su flora y fauna.  A la vez que fija población pues está generando empleo de gente joven local”.

Asimismo destacaba los esfuerzos de FNYH por autofinanciarse apoyándose en su actividad económica, con iniciativas como el proyecto ecoturístico que se inicia en Campanarios de Azaba, y con el apoyo de fondos públicos como la colaboración con las administraciones y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea que ha hecho posible el surgimiento de la reserva biológica.

Porche del hotel rural de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Porche del hotel rural de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Por su parte Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, iniciaba su presentación agradeciendo la respuesta positiva de la Junta de Castilla y León a conocer sobre el terreno la reserva biológica y su empeño por reunir en territorio de Castilla y León, Extremadura y Portugal un proyecto que busca armonizar el aprovechamiento del territorio y su conservación. Y que a su vez tiene como principales objetivos mantener población activa, fomentar la actividad económica y el aprovechamiento del entorno.

“Esta visita es un reconocimiento al trabajo que venimos realizando en la reserva desde 2009, cuando se comenzó a reducir la intensa explotación ganadera que sufría la finca para llevarla a un estado de conservación de especies de forma prioritaria. La generación de recursos económicos está subordinada a las acciones de conservación. No obstante recuperar la naturaleza no ha dejado de considerar una dinamización económica de la zona y áreas aledañas” declaraba Carlos Sánchez.

La conservación no ha sido un obstáculo social sino que, por el contrario, la reserva es generadora de empleo (10 personas trabajan en las tareas de conservación de la reserva) además de dinamizar a los propietarios de una amplia área alrededor de la reserva. Ya que actualmente se han logrado acuerdos de custodia del territorio (vecinos que colaboran en sus fincas con las acciones que se están desarrollando por la conservación) en 10.000 hectáreas del territorio.

Este es el objetivo primordial del actual proyecto trasnacional LIFE + Conservación de la Biodiversidad en el Oeste Ibérico: Reserva de Campanarios de Azaba con Fundación Naturaleza y Hombre como beneficiario Coordinador de proyecto. Cuenta además con la Associaçao Transumânza e Natureza (ATN), la Universidad de Alicante y Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados y con el apoyo de la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España) y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Visita del hotel rural de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Visita del hotel rural de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Preservará y mejorará la biodiversidad de las 132.878 ha de los espacios Natura 2000 Campo de Azaba, Campo de Argañán (España) y Malcata (Portugal), compuestas por bosques mediterráneos maduros, frecuentemente adehesados, cantiles rocosos, pastizales arbolados, cultivos extensivos, ecosistemas fluviales y sierras de media montaña cubiertas de rebollares y zonas de matorral, todo ello entremezclado entre fincas privadas valladas e intensamente aprovechadas.

Frente a otros propietarios Campanarios de Azaba, por ser propiedad de FNYH, es ejemplo de todo lo que se puede hacer a favor de la conservación del hábitat del bosque mediterráneo sin por ello renunciar al aprovechamiento. Es por ello que el actual proyecto ecoturístico, que cuenta con un hotel rural situado en el corazón de la reserva, observatorios de fauna, charcas restauradas, razas autóctonas de caballos de las Retuertas y vacas Sayaguesas que contribuyen al mantenimiento de pastos de la finca, es un magnífico ejemplo de dinamización social donde 60 especies del ámbito mediterráneo son las protagonistas. Un nuevo aprovechamiento basado en el turismo de naturaleza que pone en valor el bosque mediterráneo y que es compatible con la conservación de la naturaleza.

Tras la presentación se realizó un paseo de campo acompañados de Eduardo Galante, catedrático de Zoología de la Universidad de Alicante y Presidente de la Asociación Española de Entomología (ya que la reserva biológica es la primera Reserva Entomológica de España) y María Angeles Marcos, Investigadora del Centro Iberoamericano de la Biodiversidad (CIBIO) que, debido a los diferentes estudios que han realizado en la reserva, pusieron de manifiesto la notable biodiversidad faunística que ésta alberga en la actualidad gracias a las notables tareas de restauración y conservación de especies llevada a cabo.

Los estudiantes franceses.

El pasado mes de junio llegaron a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba tres estudiantes franceses para profundizar en sus estudios de naturaleza realizando prácticas.

Fabien, Andine y Adrián, de 20 años están cursando el primero de los dos años de estudios de GPN (Gestión y protección de la naturaleza) en el Instituto St. Christophe de Masseube (Francia).

 Se quedarán en Campanarios de Azaba 10 semanas, es decir hasta el 11 de agosto, siendo este periodo de estancia parte integrante de sus estudios. El periodo mínimo requerido por la escuela es de 8 semanas pero los 3 estudiantes optaron por permanecer 2 semanas más. Este periodo coincide con la época de las vacaciones porque la escuela no permite que se pierdan clases teóricas para integrar la parte práctica.

 La razón principal de su estancia en la reserva es actuar concretamente sobre la protección de espacios naturales, conservación de la fauna y flora, la gestión cinegética,  la puesta en valor y empleo de la energía renovable, además de interactuar con las poblaciones adulta y juvenil con talleres de educación ambiental de los que se imparten desde la reserva biológica.

 Entre las diferentes propuestas facilitadas por su profesor (que ya tuvo ocasión de conocer otro de nuestros proyectos LIFE que se están llevando a cabo en Cantabria), eligieron la reserva biológica salmantina, por su inmensa biodiversidad y posibilidad que la misma ofrece de ver en vivo especies silvestres en su hábitat natural, como el buitre negro, alimoche, águila perdicera o gineta.

Entre la diversidad de especies presente en la reserva, la extensión de hectáreas que constituyen el área viven sus días de prácticas entusiasmados por reconocer en este espacio natural el equilibrio óptimo entre la convivencias entre el hombre y la naturaleza, su coexistencia y actuación salvaguardando, protegiendo y restaurando este ecosistema, y como nos comentan “tocar con sus manos temas hasta ahora estudiados sólo de forma teórica, mientras aquí los estamos viviendo y disfrutando en vivo”.

 Valoran mucho también, aprovechar su estancia para mejorar su conocimiento del idioma español.

 Se sorprenden viendo en vivo animales que en su país no se encuentran o son muy difíciles de observar como el buitre negro, el galápago o la gineta.

 Han participado o asistido a unas cuantas actividades que forman parte de las actuaciones del proyecto LIFE “Club de Fincas por la conservación del Oeste Ibérico”, como la plantación de arbolado o permaneciendo horas en los hides del muladar para estudiar de cerca los comportamiento de las aves carroñeras, tomando nota y rellenando fichas con datos de monitoreo.

 En otros hides, disfrutaron de los baños que se dan en estos días tan calurosos las aves como los rabilargos en el hide del bebedero arbóreo o de la simpática presencia de los zorros andando por la reserva.

 Han conocido también sobre la preocupante realidad de las especies invasoras y sus consecuencias, como la azolla, el helecho de agua que está poniendo en riesgo la vida de los anfibios e insectos de las charcas de la dehesa.

 Los estudiantes están agradecidos de tener la posibilidad de poner en práctica lo que siempre han leído y estudiado en los textos educativos, además de estar viviendo una experiencia encantadora en un país tan diferente del suyo, por clima, paisaje y fauna.

 A nosotros nos alegra y llena de optimismo comprobar que la Reserva Biológica Campanarios de Azaba es fuente de interés y estudio para las nuevas generaciones en cuyas manos estará muy pronto el futuro de la conservación de la naturaleza.

Los participantes en la visita por el Parque Nacional de Monfragüe

Bajo el título “Compatibilidad entre el aprovechamiento económico del espacio y la conservación de especies” la Fundación Naturaleza y Hombre ha organizado unas jornadas técnicas en la pedanía de Nave de Haver, donde, a través del proyecto LIFE+Nature Club de Fincas Oeste Ibérico entre España y Portugal, tiene establecido un acuerdo de custodia del territorio por hallarse en el entorno del área de conservación de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

En Nave de Haver, municipio perteneciente a la Cámara de Almeida, hay suscrito un acuerdo de Custodia del Territorio sobre la mayor parte de su territorio municipal, que es gestionado como acotado por la Asociaçao Recreativa, Cultural e Social, la mayor entidad asociativa local. Con esta asociación desde el proyecto LIFE Club de Fincas se tiene un contacto permanente en cuanto a acciones de conservación, asesoramiento en buenas prácticas cinegéticas, repoblaciones y reintroducciones con especies presa, difusión, etc.

Visita a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Visita a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Con el fin de informar a la población se han desarrollado estas jornadas técnicas en esta freguesía con el objetivo de lograr que los vecinos, así como las autoridades se mentalicen cada vez más y profundicen en el conocimiento de lo que supone a todos los niveles, tanto económico, sociocultural e incluso laboral el desenvolvimiento de la vida social y municipal de poblaciones incluidas en espacios protegidos. Esta freguesía está incluida en el territorio designado como LIC Malcata (PTCON0004), el extremo norte de este espacio en Red Natura 2000 en territorio portugués debido a su alto valor ambiental para la preservación de la biodiversidad europea.

Las jornadas están organizadas en colaboración con la Asociaçao Cultural, Social e Recreativa de Nave de Haver con la que se llevan a cabo acciones de conservación y de mejora de recursos tróficos para predadores: sueltas-introducción de especies de la cadena trófica (conejo, perdiz roja); además de tareas de control y erradicación de plantas invasoras como el helecho flotante Azolla filiculoides que está invadiendo algunas de las charcas de las dehesas y bosque mediterráneo.

Ya que es únicamente a través de la práctica armónica de las actividades cotidianas de uso y aprovechamiento del entorno como se manifiesta el respeto hacia el medioambiente. Además de orientar hacia las acciones respetuosas para la conservación del entorno y a perpetuarlo para las generaciones venideras, una de las actividades de desarrollo rural en las que se ha hecho más hincapié en el desarrollo de estas jornadas es en la dinamización de la economía local a través de actividades de ecoturismo.

Una parada explicativa sobre las acciones de conservación en el término municipal de Nave de Haver

Una parada explicativa sobre las acciones de conservación en el término municipal de Nave de Haver

El interés despertado en esta pequeña población sobre las jornadas, quedó reflejado en la notable participación vecinal, ya que contó con más de 80 asistentes, en la primera jornada.

En ese mismo día, técnicos del proyecto acompañaron y guiaron un itinerario por el entorno de Nave de Haver, atravesando la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba. En las paradas del recorrido se comentaban detalles de las acciones de conservación que se están llevando a cabo con el proyecto, tanto en la reserva biológica como en las propiedades incorporadas en el Club de Fincas.

La sesión de la primera jornada se completó con una presentación audiovisual y muestra de materiales divulgativos del proyecto LIFE Club de Fincas por la conservación del Oeste Ibérico. Para continuar con una presentación sobre la “Gestión en los espacios naturales. Usos y aprovechamientos alternativos.”

La visita al Parque Nacional de Monfragüe el segundo día, también resultó muy dinámica y participativa, coincidiendo todos los asistentes en la importancia de la conservación de los valores naturales para la dinamización de la sociedad y economía rural. Durante el recorrido se suscitó un alto interés sobre cuestiones tales como los métodos desarrollados por las diferentes administraciones públicas para la conservación de este espacio natural, la interrelación entre la conservación y los beneficios directos para la población, así como opciones para la fijación de residentes y desarrollo rural en el territorio.

En esta visita, D. Ángel Rodríguez, director del Parque Nacional de Monfragüe, dio la bienvenida a los asistentes y les explicó sobre la “Gestión de los espacios naturales protegidos. Su importancia para la socio-economía de las áreas de influencia del espacio natural y los beneficios generados y potenciales”.

Acompañados por un guía del parque y por un técnico de FNYH se visitaron los centros de interpretación del parque y el Centro de Información del Oeste Ibérico situado en la localidad de Villareal de San Carlos.

La jornada continuó con un itinerario guiado por el entorno y con un descanso para realizar una comida campestre en Villareal de San Carlos ofrecida por el Ayuntamiento de Nave de Haver y la Asociaçao Cultural, Social e Recreativa de Nave de Haver.

Por la tarde el itinerario culminó con la visita al Castillo de Monfragüe, y, en el paraje del Salto del Gitano se desarrollaron diferentes talleres interpretativos del paisaje y observación de avifauna.

Detalle del helecho azolla.

Fundación Naturaleza y Hombre ha finalizado recientemente los trabajos de retirada del helecho azolla que habían colonizado la superficie de un par de lagunas en la Reserva de Campanarios de Azaba, en Salamanca, gestionada por la Fundación. La Azolla filiculoides, también llamada helecho de agua, es una planta invasora, originaria de América, que se propaga rápidamente y termina por cubrir totalmente las charcas, impidiendo el desarrollo de otras especies animales y vegetales.

Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, advierte de que la azolla “es un problema ambiental de primera magnitud”, que se ha introducido en los estanques temporales mediterráneos y en las lagunas de las zonas de dehesa en el Oeste Ibérico. “Se trata de un helecho acuático que tiene la característica de reproducirse muy rápidamente y colonizar las lagunas, tapándolas e impidiendo que los rayos de luz entren, y además les aporta muchísima materia orgánica, lo que les provoca una falta de oxígeno enorme. Anfibios, peces y otras especies vegetales desaparecen”.

“De una charca a otra la puede trasladar una nutria, un pato… Y es un problema muy grande porque está cada vez más extendida y su retirada es costosísima”, continúa. “Estamos realmente preocupados y en la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba estamos tratándola lo más rápido posible para erradicarla de donde la tenemos. Aquí, como estamos haciendo una retirada muy rápida, aún vamos a conseguir que sobreviva parte de la colonia de plantas acuáticas que teníamos antes. Si hubiéramos tardado un poco más no hubiéramos llegado a tiempo”.

Carlos Sánchez hace por ello un llamamiento para que cualquier propietario que detecte la azolla en sus fincas se ponga en contacto con Fundación Naturaleza y Hombre. La planta, que no se asemeja a los helechos comunes, tiene hojas pequeñas y raíces cortas, y su color oscila entre rojo y púrpura a pleno sol y verde pálido a verde azulado en la sombra.

Se da la paradoja de que, mientras que esta especie supone un gran problema para la biodiversidad en las zonas que invade, hay quien ve en ella un gran potencial para luchar contra el cambio climático, por su capacidad de captación de dióxido de carbono. De hecho, los paleontólogos hablan del Evento Azolla, un enfriamiento global que tuvo lugar hace 48 millones de años, se supone que a causa del crecimiento descontrolado de este helecho.

La intervención forma parte del proyecto europeo LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, un ambicioso intento de recuperación de los hábitats de bosque mediterráneo y dehesas, que cuenta con una financiación total de dos millones de euros aportados por la Comisión Europea y por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad.

Azolla tapizando una laguna

Azolla tapizando una de las lagunas de la Reserva de Campanarios de Azaba, gestionada por Fundación Naturaleza y Hombre. © FNYH

Para saber más:

Web de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Ficha de la Azolla en el Atlas de las Plantas Alóctonas Invasoras en España (MAPAMA)

Ficha de la Azolla en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (MAPAMA)

El Evento Azolla en la Wikipedia

suelta de conejos de monte

Fundación Naturaleza y Hombre ha liberado esta semana un centenar de conejos de monte en la Reserva Natural Campanarios de Azaba, en una acción que busca recuperar la especie en el área del Oeste Ibérico como elemento esencial en la pirámide trófica, y que se reforzará próximamente con nuevas sueltas de la citada especie, esencial para la supervivencia del ecosistema mediterráneo.

La intervención forma parte del proyecto europeo LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, un ambicioso intento de recuperación de los hábitats de bosque mediterráneo y dehesas, utilizando como principal herramienta de conservación el establecimiento de acuerdos por la custodia del territorio con propietarios de fincas en España (en las provincias de Salamanca y Cáceres) y Portugal, que cuenta con una financiación total de dos millones de euros aportados por la Comisión Europea y por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en su línea de ayudas a organizaciones no gubernamentales y también mediante la Fundación Biodiversidad.

Para lograr ese objetivo de revitalización del monte mediterráneo, el conejo es una especie clave, pues hasta 48 especies dependen de él en gran medida para alimentarse, algunas tan emblemáticas como el lince ibérico y el águila imperial. Y sin embargo, se estima que su población actual se ha reducido en más de un 80% con respecto a la que había a mediados del siglo pasado.

Por eso, a principios de abril, Carlos Sánchez (presidente de Fundación Naturaleza y Hombre), Pedro Prata (director de Associação Transumância e Natureza y responsable del proyecto en la Reserva Faia Brava, en Portugal) y José Sánchez (coordinador del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico en la Universidad de Salamanca) liberaron casi un centenar de ejemplares en unos refugios o “majanos” preparados especialmente en la Finca El Sestil y El Rual, además de en otras zonas de la Reserva Natural Campanarios de Azaba.

La preparación de estos refugios en parajes como las fincas El Sestil y El Rual es uno de los ejemplos de colaboración con los propios habitantes de la zona, que son finalmente quienes velan por y se benefician del buen estado de su paisaje y fauna a través de los denominados acuerdos de custodia del territorio, a los que pueden sumarse todos aquellos propietarios que lo deseen.

Cercón de refugios para conejos.

Cercón con refugios habilitado para la suelta de conejos. ©FNYH_LIFEClubFincas

Pero, ¿es realmente el conejo tan importante para la pervivencia del monte mediterráneo? Pues bien, es una especie clave en ese ecosistema, porque a mayor población de conejos mayor biodiversidad y abundancia de depredadores. El lince ibérico y el águila imperial (especies exclusivas de la Península), por ejemplo, basan casi exclusivamente su alimentación en este pequeño herbívoro. En concreto, el 90% de la dieta del lince se compone de conejos, del que llega a consumir uno al día de media y dos en época de cría. El águila imperial, por su parte, se alimenta de conejos en un 80%. Los conejos, al ser más grandes que otras presas como los roedores, suponen un recurso muy eficiente para estos predadores.

Expertos de WWF España, a través de su proyecto SOS Conejo, y otros como Miguel Delibes Mateos subrayan la gran dependencia que muchos predadores propios de la península Ibérica tienen en este herbívoro.

Refugio para la suelta de conejos.

Uno de los refugios o “majanos” preparados para la suelta de conejos. ©FNYH_LIFEClubFincas

¿Y cuál es el motivo de la drástica reducción en la población de conejos, si es sabida su alta tasa de reproducción, que alcanza una media de más de 3 crías en cada uno de sus 2 o 3 partos anuales? Hay varias razones, y la suma de todas ellas hace que esta alta reproducción no alcance a recuperar la población en la medida deseable. Entre ellas, dos enfermedades como la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica vírica, o las prácticas agrarias, que favorecen la homogeneidad del paisaje y la desaparición del hábitat más propicio para el conejo, con lindes y pequeñas parcelas sembradas y de matorral.

El proyecto LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, cuenta con la colaboración de la Associação Transumância e Natureza y de la Universidad de Salamanca, y con el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España.

Para saber más:
Web de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Firma del Acuerdo de colaboración entre Sociedad Pesca FARIO y FNYH en el ecomuseo Fluviarium, Lierganes.

Hoy los peces que nadan por las aguas del río Miera están de suerte. La Sociedad Cántabra de Pesca Conservacionista FARIO y la Fundación Naturaleza y Hombre han firmado un acuerdo para conservar juntos el patrimonio natural y la biodiversidad del río Miera centrando su atención conjunta en la fauna piscícola del río a su paso por el término municipal de Liérganes.

Puesto que FARIO, la sociedad de pesca conservacionista, persigue desde sus orígenes la protección de la naturaleza de modo general pero centrándose en las especies de salmónidos y su ecosistema. Por ello fundamentan su actividad de pesca basada en modalidades de práctica deportiva sin muerte, lo que implica que una vez capturado el pez es devuelto al río en donde vive.

La estrategia de colaboración que se refrenda con este acuerdo es la custodia del territorio para así mejorar el hábitat del salmón. Ya que FNYH, en el marco del Proyecto LIFE Miera Conservación de la Biodiversidad en el Rio Miera, que cuenta con la cofinanciación de la Comisión Europea y el apoyo de la Fundación Biodiversidad del MAPAMA, está interesada en contribuir a la mejora del hábitat de salmón atlántico, Salmo salar, especie prioritaria presente en el LIC Río Miera.

Las acciones concretas a desarrollar se destinan a ampliar la Zona libre sin muerte que desde la Presa de Revolvo a la Presa de las Monjas o Arral con el fin de que incluya el tramo del río Miera entre la Presa de las Monjas y la Presa de Rubalcaba.

Dicha acción irá acompañada de una memoria descriptiva para que el Ayuntamiento de Liérganes realice la aprobación en Pleno Consistorial. Asimismo será presentada a la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, antes de agosto de 2017, para su aprobación e incorporación en el siguiente Consejo de Pesca y Orden de Vedas.

Otra de las intervenciones que se establecen mediante este acuerdo de custodia del territorio es realizar un Inventario de puntos negros y de vertido en el tramo comprendido entre la presa de Revolvo y el Pozo Negro. De esta manera se localizarán las agresiones al río que puedan afectar a la calidad del agua y por tanto a la vida silvestre del río. Este inventario servirá para promover seguimientos y vigilancia que permitan tramitar denuncias ante los órganos competentes con el único fin de mejorar la calidad del río.

El acuerdo incluye un Inventario de áreas de freza de salmónidos, tanto de trucha como de salmón, en el tramo comprendido entre la presa de Revolvo y el Pozo Negro.  Por último, pero no menos importante, es una pieza clave de este acuerdo la educación y sensibilización social acerca de la conservación del río. No solo los escolares sino la población local y público en general que acuda a la zona serán el objeto de acción de charlas, conferencias, jornadas técnicas y de voluntariado para contribuir al mantenimiento saludable del río y sus orillas en sus condiciones naturales.

El proyecto LIFE Miera, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Además dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación de Medio Ambiente de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Grupo Autogomas y Fundación Naturaleza y Hombre han presentado hoy la flota de vehículos eléctricos que el grupo automovilístico de Cantabria ha puesto a disposición de FNYH para llevar a cabo tareas de conservación medioambiental en la red de reservas naturales del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”.

La flota, que representa la última tecnología en vehículos eléctricos, contribuirá a hacer biodiversidad en el entorno de reservas naturales en restauración sobre las que trabaja el proyecto, y se compone por un coche y una furgoneta cedidos por la marca Citroën, así como por otra furgoneta Nissan, obtenida en condiciones ventajosas junto con otros dos vehículos convencionales de la misma marca.

D.Jose Manuel Mora y D.Carlos Sanchez estableciendo acuerdo colaboración.

D.Jose Manuel Mora y D.Carlos Sanchez estableciendo acuerdo colaboración.

D. José Manuel Mora, director gerente de Nissan AG Parayas en representación del Grupo Autogomas, recalcó que su empresa está “muy comprometida con la conservación medioambiental y con el uso de tecnologías eficientes”. El presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, D. Carlos Sánchez, explicó por su parte que la donación de estos vehículos “nos va a ayudar a generar menos emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, causante del incremento de temperatura de 0,1 ºC por decenio, en nuestro trabajo de conservación de la naturaleza y a permitirnos con ello ser un ejemplo mejor de lucha contra el cambio climático”.

La Fundación Naturaleza y Hombre adquiere mediante esta colaboración un compromiso más estrecho no solo con la sociedad sino con el entorno al poner en circulación estos vehículos amigos del medioambiente. Son una realidad tecnológica dentro de la industria automovilística que beneficia directamente a la restauración de la biodiversidad pues evita los niveles record de dióxido de carbono que se están registrando constantemente en la atmósfera, la principal causa del cambio climático.

La popularización de la movilidad sostenible mediante el uso de vehículos eléctricos nos hará acercarnos al horizonte de los objetivos de desarrollo sostenible del milenio, acordados por los estados miembros de Naciones Unidas, que propugna que un 20% de los automóviles serán eléctricos para el año 2020.

Vehículo eléctrico Bahia Santander_LIFE Anillo Verde: conectando la naturaleza y la ciudad.

Vehículo eléctrico Bahia Santander_LIFE Anillo Verde: conectando la naturaleza y la ciudad.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” recupera áreas degradadas de gran valor ecológico en torno a la bahía, tanto en los municipios limítrofes con la misma como en otros más alejados. Se trata, por ejemplo, de marismas como la de Alday o la de Engoa, de pequeños montes de encinares atlánticos, de humedales de interior como el Pozón de la Yesera o de zonas de dunas como el Monte de Somo.

Pretendemos ser un ejemplo de sostenibilidad y que cada ciudadano la asuma desde su ámbito con su entorno. Ya que el uso de los vehículos eléctricos es una magnífica manera de mostrar a la sociedad cómo la naturaleza y la ciudad se pueden conectar tal y como promueve el citado proyecto, siendo las ciudades y la salud de sus habitantes los grandes beneficiarios de su circulación.

Vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

Vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

El área de acción del proyecto, recordó Carlos Sánchez, aglutina a la mayor parte de la población de Cantabria, “casi 300.000 personas”, entre los habitantes de la capital y de su área periférica, y solo el compromiso de reducir la emisión de dióxido de carbono ayudará a frenar el cambio climático que ya está siendo responsable de la desaparición de ecosistemas. Ese compromiso, recalcó, es una “labor de todos: tanto de la Administración como de los ciudadanos y las empresas”, lo que le llevó a agradecer el compromiso por el cuidado del medioambiente que, con la colaboración de Grupo Autogomas, se establece mediante este acuerdo.

“A partir de ahora será fácil vernos trabajar y difundir nuestro compromiso ambiental con esta flota de emisiones cero en tareas de erradicación de plantas invasoras como la chilca y el plumero, o en trabajos de mantenimiento de las reservas naturales”. Estos vehículos amigos del medioambiente, además, refuerzan el esfuerzo de la Fundación por avanzar “hacia las cero emisiones en nuestra actividad, lo que nos ha llevado a ir poco a poco desarrollando soluciones de autoconsumo que se iniciaron con el uso eficiente de la energía solar para nuestras instalaciones”.

Haciendo biodiversidad con vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

Haciendo biodiversidad con vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

El proyecto LIFE “Anillo Verde”, coordinado por la Fundación Naturaleza y Hombre, cuenta con la colaboración de la empresa pública del Gobierno de Cantabria MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía); el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA); y está cofinanciado por la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria.

Son once años ya los que la Feria de Turismo Ornitológico, más conocida como FIO, saluda a la primavera y a los miles de aficionados a la ornitología en su cita anual. Este año ha desarrollado sus exposiciones, charlas y jornadas técnicas durante el fin de semana del 24 al 26 de febrero en el lugar habitual, el pueblo de Villarreal de San Carlos, en el corazón del Parque Nacional de Monfragüe.

En pleno bosque mediterráneo tiene lugar uno de los encuentros más relevantes para los apasionados a la naturaleza. Por ello la Fundación Naturaleza y Hombre ha abierto el centro informativo Wildlife & Photo Center como enclave donde adentrarse en la biodiversidad que se reparte por territorio del Oeste Ibérico, así como los diferentes proyectos de conservación que la Fundación Naturaleza y Hombre está desarrollando por el territorio español.

Bienvenidos al Centro de Información del Oeste Ibérico

Bienvenidos al Centro de Información del Oeste Ibérico

Además de abundante información bibliográfica a disposición de los visitantes, que pueden consultarla cómodamente en nuestra zona chillout, ponemos a la venta guías de campo, preparados de alimentación para aves y cajas nido que, unidos a caprichos tales como camisetas, pegatinas, posters, peluches, postales y pines, suponen un buen recuerdo de la visita a la feria y al parque nacional.

Los aficionados a la ornitología han tenido también a su disposición la posibilidad de asomarse de forma gratuita a un bebedero observable a través de unos de nuestros hides. Es igual que los escondites o hides que ofrecemos a los visitantes de la Reserva Natural Campanarios de Azaba, situada en Salamanca, cerca de la frontera con Portugal.

Tienda y zona biblioteca del Wildlife & Photo Center

Mucha gente se ha interesado en conocer por propia experiencia el paraíso del bosque mediterráneo y la dehesa, por lo que las reservas están disponibles desde el mismo centro informativo. Con sus 600 hectáreas de bosque y dehesa renaturalizados, gracias a un proyecto de conservación desarrollado por la Fundación Naturaleza y Hombre en los últimos años, es una forma de disfrutar exclusivamente de una reserva natural situada a menos de una hora de la ciudad de Salamanca.

Nuestras puertas siguen abiertas más allá de la feria FIO, solo tienes que seguir las huellas del más emblemático de los mamíferos peninsulares, el lince ibérico, y te llevará al centro del pueblo donde te damos la bienvenida para iniciarte al turismo por el Oeste Ibérico durante todo el año.