Home Noticias LIFE Miera

Guillermo Palomero, presidente de Fundación Oso Pardo, durante la charla en los Viernes del Fluviarium

“Lo peor que puede pasar es que un oso se habitúe a los humanos”, afirmó Guillermo Palomero, presidente de Fundación Oso Pardo, en la charla que dio el 16 de febrero en los “Viernes del Fluviarium” sobre los retos de conservación que enfrenta este gran mamífero en la Cordillera Cantábrica.

La conferencia, organizada por Fundación Naturaleza y Hombre dentro del programa LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” que coordina, se incorpora a la serie de charlas de difusión y concienciación sobre diversas cuestiones medioambientales y que se celebran cada mes en el ecomuseo que FNYH gestiona en Liérganes.

El tema está de actualidad, pues los últimos meses un par de jóvenes osos (uno de un año herido en una pata y otro algo mayor) estuvieron deambulando por núcleos de población en la comarca de Liébana. Finalmente, el osezno herido fue capturado en la localidad de Cambarco para tratar de recuperarlo y devolverlo al medio natural, mientras que  el otro se fue -según Palomero-  “posiblemente a hibernar”.

Guillermo Palomero: “Hay que evitar que los osos se habitúen a los humanos”

“El pequeño osezno hacía gracia a los vecinos y visitantes que lo avistaron. Pero claro, tú acostúmbrale y ya verás como vuelva el año que viene. Es un problema, porque estos osos no vienen a hacer daño a nadie, pero ya nos encargaremos nosotros de crear una situación en la que se sientan amenazados y entonces pueden ser un peligro. Hay que intervenir. Lo de que se habitúen no se puede permitir”.

El problema de la habituación tiene que ver también con el turismo, como señaló el presidente de FOP en relación a la práctica de parar los vehículos en las carreteras para observar a estos animales de cerca: “Hay que conseguir que el turismo no sea un problema para la conservación. Y es muy fácil. Se puede observar a distancia, con telescopios…”.

Otra práctica perjudicial, que Fundación Oso Pardo ha denunciado, es la de seguir con el coche a alguno de estos animales para grabarlo y subirlo a las Redes Sociales. Y los consejos al respecto son claros: “Si ves un oso disfrútalo pero no lo sigas. Reduce la velocidad o aparca. El oso lo que quiere es salir de la carretera. Y si se acerca, hay que hablarle, no amenazante, para que se vaya. Dejarlo que se acerque para verlo bien es muy peligroso”.

“Si ves un oso en la carretera disfrútalo pero no lo sigas. Reduce la velocidad o aparca”

A pesar de todo, el número de osos sigue creciendo en la Cordillera Cantábrica. Se reparten en dos núcleos separados geográficamente pero con una incipiente mezcla entre ellos. Se calcula que hay más de 200 individuos en la población occidental, fundamentalmente en Asturias y León, y otros 40 ó más ejemplares en la población oriental, que se desenvuelve entre la Montaña Palentina, la Montaña Oriental Leonesa y los montes de Campoo de Suso y Liébana en Cantabria. Además ha empezado a haber un pequeño trasvase genético entre ellas, porque algunos ejemplares de la zona occidental han pasado a la oriental, lo que va a favorecer la recuperación.

“Seguramente fue por puro azar que la población oriental no se extinguiera. Puesto que poseían la más baja variabilidad genética que se conocía”, contaba el ponente. Y sin embargo, “en 2016 hubo 40 osas con crías. Y en el 2015 también se contabilizaron 40 osas con crías. Son cifras que si me las llegan a decir previamente no me las hubiera creído”. De hecho, un asistente a la charla recordó cómo 20 años atrás, resignado, el mismo Palomero le había dicho que “hay que proteger al oso, pero el oso se va a extinguir”, a lo que el viernes contestó: “Es lo que pensaba entonces”.

Guillermo Palomero en compañía de Carlos Sánchez al finalizar la charla sobre el oso pardo y los retos para su conservación

Guillermo Palomero en compañía de Carlos Sánchez al finalizar la charla sobre el oso pardo y los retos para su conservación

Estas cifras indican que el oso pardo ha empezado a recuperarse (aunque aún está considerado una especie en peligro de extinción), y el conservacionista tiene claro que para que eso haya ocurrido es fundamental el apoyo social, “hablando con los ganaderos, con los apicultores…”.

“Somiedo es un ejemplo perfecto. Es el primer parque natural que se creó en la Cordillera y que fue querido por los vecinos. No le digas a un ganadero que le quitas un oso pardo porque te da un cachavazo. Es un territorio que vive del turismo de naturaleza, el único del mundo donde ves a los osos pardos de manera natural, sin atraerles, sin cebos”.

“Los costes de los daños que causa el oso tienen que recaer en la sociedad, no en los apicultores o los ganaderos”

“Los osos hacen poco daño. No matan ganado prácticamente. Roban alguna oveja de vez en cuando… Sobre todo hay problemas con los apicultores. Como dejes un colmenar sin protección, lo van a tocar. Así que hay que protegerlos. Incluso trabajar en nuevos sistemas para prevenir que no entren los osos pardos. Habitualmente ponemos 4 líneas de pastor eléctrico. Mejor solar, para poder meterle 4 kilojulios, que es lo que duele”.

Sin embargo, esto no garantiza que el animal no se salga con la suya, reconocía Palomero: “Hay un oso que ha aprendido incluso a pisar las varillas (estructuras que sujetan el alambre electrificado). No es 100% seguro pero es muy eficaz si lo mantienes óptimamente”. Eso sí, “los costes de mantener estos sistemas, y de los daños que causa el oso, tienen que recaer en la sociedad, no solo en el apicultor o el ganadero”.

Afortunadamente las épocas más duras del furtivismo ya han pasado

“Hay que hablar con los cazadores también. Porque hay que cazar jabalíes, que son competidores del oso. Solo hay que ver cómo hacerlo, en qué época… Y disparar siempre a pieza vista, para que no haya confusiones, que las hay”.

Afortunadamente, las épocas más duras del furtivismo ya han pasado: “Antes había silencio. Ahora vete a contar a un bar que has matado un oso pardo… Pues a lo mejor te encuentras con una denuncia anónima. Un delito tan grave contra la naturaleza ya no te va a salir tan bien como antes”.

El proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”, dentro de cuyas actividades de difusión se enmarcan estas charlas, está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria. Y cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería; de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

MÁS INFO:
Fundación Oso Pardo

Encuesta proyecto LIFE Miera

En el proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” estamos interesados en que nos cuentes sobre tus conocimientos y lo qué opinas del río Miera, sus hábitats y cómo valoras las tareas que estamos desarrollando para su conservación y la de sus especies de flora y fauna.

Es muy importante para Fundación Naturaleza y Hombre conocer tu opinión pues con ella ayudamos a la Comisión Europea a mejorar los trabajos de conservación de la naturaleza europea ¡un patrimonio de todos!

Ayúdanos en esta investigación mediante la realización de una encuesta, un método muy rápido y eficaz, que, a través de un abanico de sencillas cuestiones, responderás en apenas 10 minutos. Nos dará así una información muy valiosa no sobre ti, sino de tu interés y conocimiento por el río Miera y su contenido es únicamente para este uso y de carácter anónimo.

Según lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que tus datos no son, ni serán, en ningún caso suministrados a terceros.  En cualquier momento puedes ejercitar tu derecho de acceder, rectificar y, en su caso, cancelar tus datos.

La encuesta permanecerá abierta a la participación hasta el 30 de septiembre del 2018. Los resultados alcanzados podrán ser consultados en nuestra web: lifemiera.org 

Como habitantes de un continente con una naturaleza única te agradecemos sinceramente tu colaboración.

Accede a la encuesta aquí o bien utiliza este código QR:

QR Encuesta LIFE Miera

Firma del Acuerdo de Custodia del Territorio con Ribamontán al Monte

Con la firma del acuerdo de custodia del territorio con el municipio de Ribamontán al Monte, la Fundación Naturaleza y Hombre ha establecido las bases de conservación del patrimonio natural a desarrollar en La Cabaña zona verde municipal caracterizada por la senda peatonal que recorre la ribera del río Pontones.

 

La conservación de este entorno natural se enmarca dentro de las actuaciones que Fundación Naturaleza y Hombre está desarrollando para la mejora natural de la cuenca del río Miera donde se enclava el río Pontones por ser uno de sus afluentes y además hallarse incluido en la Zona de Especial Conservación (ZEC) Río Miera. Un área de gran interés medioambiental para la conservación de la biodiversidad designada por la Unión Europea y que se integra en la Red Natura 2000, garantizadora de la supervivencia de especies y hábitats de los más amenazados de Europa.

El proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad del río Miera” cofinanciado por la Comisión Europea y coordinado por FNYH será el que vele por los trabajos de conservación de la biodiversidad que se van a llevar a cabo con el fin de mejorar las condiciones ambientales de la cuenca fluvial en conjunto y con ello favorecer la restauración de su diversidad.

Este documento firmado por D. Joaquín Arco Alonso, alcalde de Ribamontán al Monte, y D. Carlos Sánchez, presidente de FNYH, forma parte del conjunto de acuerdos establecidos con diversos municipios por los que discurre el río basándose en la colaboración mediante la custodia del territorio. Una herramienta de gestión y conservación del patrimonio natural que se basa en la implicación de propietarios, así como en los usuarios del territorio, para que contribuyan a su conservación preservando su patrimonio natural y la biodiversidad que acoge.

Con la firma ambas partes desean colaborar incrementando el arbolado de especies autóctonas del lugar como fresno, sauce, avellano, serbal, aliso y espino blanco entre otras y así favorecer la conectividad en la cuenca fluvial del Miera. Con su presencia se provee de madera muerta, la principal fuente de alimento del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus), un insecto para el que la preservación de su hábitat es prioritaria tal y como ha estimado la Comisión Europea a través de su Directiva Hábitats y que permitirá crear una gran reserva natural en Ribamontán al Monte.

El río Pontones, a su paso por Ribamontán al Monte, hace más amigos de la Red Natura 2000

El río Pontones, a su paso por Ribamontán al Monte, hace más amigos de la Red Natura 2000.

Este acuerdo de custodia de territorio se suma a los otros dos que Fundación Naturaleza y Hombre ya está realizando en la misma línea de mejora ambiental. Se hallan localizados en la ribera del río Pontones a su paso por las localidades de Pontones y Villaverde de Pontones.

Tareas desarrolladas a través del proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera”, que cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

El acuerdo hoy firmado se apoya en la senda peatonal que discurre por la ribera del río Pontones, lo que permitirá que la población local disfrute inmediatamente de las mejoras ambientales, conozca mejor la importancia del hábitat fluvial y se sensibilice ante la proximidad de especies emblemáticas como el ciervo volante, el mayor escarabajo de Europa. Para él se facilitará la presencia de madera muerta caída junto a la ribera y que no interrumpa el tránsito peatonal ni la circulación fluvial pero cuya presencia, junto a los “hoteles de insectos”, facilite la mejora del hábitat de dicho escarabajo.

Entre las actuaciones a realizar, de forma gratuita y durante un período de tiempo de 20 años, se ha incluido la mejora de la senda peatonal y el diseño de un itinerario educativo. Apoyado en paneles será de trazado autointerpretativo y se complementa con el ya existente en el Robledal de la Parroquia de Pontones.

Oso Pardo

Este mes, Guillermo Palomero nos hablará sobre el oso pardo cantábrico y los retos de su conservación en la habitual charla mensual de los Viernes del Fluviarium. Guillermo Palomero es el director de Fundación Oso Pardo y esta actividad forma parte del ciclo de conferencias mensuales del proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”, que trata de concienciar sobre los valores ambientales de la zona e implicar a la población en su conservación.

El proyecto LIFE Miera está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria. Y cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería; de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

Guillermo Palomero, director de Fundación Oso Pardo

Guillermo Palomero, director de Fundación Oso Pardo. Foto de Fundación Oso Pardo.

DATOS PRÁCTICOS:
Charla: Retos de conservación del oso pardo cantábrico.
Ponente: Guillermo Palomero (Director de Fundación Oso Pardo).
Lugar: Fluviarium de Liérganes
Fecha: viernes, 16 de febrero
Hora: 19 h.
Gratis.
Entrada libre hasta completar aforo.

0 82
Descubriendo el río Miera

La Fundación Naturaleza y Hombre a través de su programa educativo “Un viaje por el río Miera”, desarrollado con alumnos de Primaria dentro del proyecto LIFE Miera, ha logrado con gran éxito que los más pequeños del valle sepan cómo un río en buen estado ambiental contribuye a mejorar su vida.

Gracias a la labor educativa desarrollada por Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) con su proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” han sido 1330 los jóvenes cántabros procedentes de todos los colegios de los municipios que abarca la cuenca fluvial del río Miera los que han tomado conciencia a nivel local y regional sobre los elevados valores ambientales de la cuenca del río Miera. En su desarrollo durante dos cursos escolares, se ha fomentado también la autoestima hacia su territorio de los habitantes de la zona mediante la implicación en el conocimiento de su río de los más jóvenes de la familia.

Durante su “viaje explorador” los niños han tenido en la nutria “Miera” un compañero muy especial que les ha llevado a recorrer el río desde su nacimiento hasta su desembocadura en la ría de Cubas dentro de la bahía de Santander. Ya que gracias a este emblemático mamífero que retorna a la cuenca hidrográfica, pues es su área de distribución natural, han conocido los animales con los que comparte el territorio y la flora entre la que habitan; así como la amenaza que suponen las especies exóticas para su supervivencia.

Gincanas, talleres, visitas al ecomuseo Fluviarium en Liérganes, divertidas elaboraciones con materiales de reciclaje para fomentar el uso sostenible de los recursos, entre otras actividades han ayudado a despertar conciencia a nivel local y regional sobre la cuenca hidrográfica como unidad de gestión de la biodiversidad, y en particular, sobre los altos valores ambientales que posee.

Incluso las tareas se han prolongado de forma autónoma en el aula gracias a la Guía del Profesor, material didáctico de refuerzo y para trabajar de manera autónoma que ha tenido una extraordinaria acogida durante el currículo escolar sustituyendo otros materiales del aula. La implicación ha llegado incluso a que muchos de los colegios participantes hayan realizado su propio “hotel de insectos” en el patio escolar para observar la importancia de los insectos en la conservación de la biodiversidad.

Así mismo los escolares han trabajado los problemas más representativos del curso fluvial del Miera en todos sus tramos, sus ecosistemas y especies de flora y fauna más representativos, siendo tarea de los educadores ambientales de FNYH despertar una actitud crítica y reflexiva acerca de las situaciones tratadas y en despertar conciencia por su mejora.

Todos los materiales educativos tales como los cuadernos del alumno y el que sirve de guía al profesor, así como un juego didáctico denominado “La Biodiversidad en juego” pueden ser descargados gratuitamente desde la página web del proyecto LIFE (www.lifemiera.org) que cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria, S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

0 187
Doctor en geología y biólogo Enrique Francés Arriola

Se avecina un gran cambio en nuestro entorno y el gran agente modelador de nuestro paisaje va a ser el cambio climático. Alteración del clima mundial que ha llegado para quedarse y ante la que hay que ponerse las pilas desde todos los ámbitos.

“La Península Ibérica y el Mediterráneo van a ser de las áreas más amenazadas por el cambio climático” apenas unos minutos de la presentación del doctor en geología y biólogo Enrique Francés nos situaba de frente a una situación real y a la que ya nos enfrentamos a nivel planetario.

Ocurría en el ecomuseo Fluviarium, a comienzos de diciembre, cuando se hacía hueco al cambio climático dentro del programa de divulgación “Los viernes de FNYH” que dedica la tarde de un viernes cada mes a un tema de actualidad sobre nuestro entorno a través del proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad en el río Miera coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y que cuenta, además, con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria, S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Otras de las grandes presentaciones realizadas a lo largo del año 2017 fueron sobre la anguila europea de mano de Amadeo Rodríguez, presidente de la ACAAP quien en dos charlas nos introdujo en la importancia para la biodiversidad de que un curioso pez como es la anguila europea vuelvan a realizar su migración en los ríos cántabros. Jornadas que culminaron con dos repoblaciones cada una de un centenar de ejemplares de jóvenes anguilas europeas en el río Miera a su paso por el Pozo Negro y el barrio de Rubalcaba.

La amenaza a la que se enfrentan los anfibios y concretamente la salamandra, que por culpa de un virus ya ha desaparecido de países como Holanda en apenas cuatro años, llegó de la mano del investigador David Lastra de la Universidad de Ciencias Naturales de Praga, República Checa.

El geólogo Enrique Francés Arriola durante el animado debate que se generó después de su presentación.

El geólogo Enrique Francés Arriola durante el animado debate que se generó después de su presentación.

Un ave emblemática que retorna a las montañas cantábricas como es el quebrantahuesos tuvo su espacio gracias a la Fundación Quebrantahuesos y su presidente Gerardo Báguena, quien nos hizo mirar al cielo de la alta montaña cántabra de una forma esperanzadora.

Un espacio grande en nuestra concepción naturalística también lograron los insectos gracias a la crucial labor que realizan para el mantenimiento de la biodiversidad tal y como nos explicó Jorge Garzón de la Asociación ALAS dedicada al estudio y la conservación de los lepidópteros y odonatos ibéricos.

O el grave problema al que nos enfrentamos por culpa de la avispa asiática, en donde reunimos varios expertos para enfocar su desaparición de la manera más efectiva por la grave amenaza que supone para la diversidad de polinizadores de nuestros ecosistemas. No menos preocupante son los incendios que cada año calcinan bosques en la Montaña Oriental, razón por la que fomentamos el encuentro de expertos en el ecomuseo Fluviarium un año más.

Enrique Francés en compañía de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, la coordinadora del proyecto LIFE Miera Blanca Serrano y la coordinadora del programa de Educación Ambiental, Laura Dorado.

Enrique Francés en compañía de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, la coordinadora del proyecto LIFE Miera, Blanca Serrano, y la coordinadora del programa de Educación Ambiental, Laura Dorado.

Enrique Francés cerraba el ciclo de charlas del 2017 al mismo tiempo que nos demostraba que no estábamos ante un “artefacto” como se denomina cuando en ciencia se propaga una información falsa.  Afortunadamente Cantabria cuenta con una buena red de estaciones meteorológicas de las que ya se están extrayendo fiables modelos predictivos.

Es por ello que en el año 2090 afirmaba el investigador “el litoral de Cantabria será como hoy es Liébana y los valles interiores tendrán el clima actual de Murcia”. Por lo que urgía en que se difundan y tomen medidas gubernamentales y sociales de adaptación al cambio climático que se avecina.

Y en una comunidad como la cántabra que sustenta su productividad en el sector primario debe prepararse para los grandes cambios paisajísticos que motivarán otros usos del territorio como el que ya se vaticina para el mundo agrícola; o la drástica disminución de los pastos que se va a producir y que afectará directamente a la ganadería de leche. La urgencia del investigador se sumaba al interés de los asistentes quienes culminaron la presentación con un interesante debate salpicado de preguntas por un mejor futuro social y medioambiental.

Si quieres ver la presentación completa de Enrique Francés Arriola sobre el Cambio climático en Cantabria.

0 231
Escala y cascada natural en presa de Rubalcaba

La lluvia por fin ha llegado y eso nos alegra por la vida silvestre, también porque pone a prueba la escala para peces migratorios como el salmón atlántico que en la presa de Rubalcaba, situada en el río Miera a su paso por la localidad de Liérganes, acabamos de construir.

Además de la sobrepesca, uno de los grandes obstáculos a los que se enfrenta el salmón atlántico para completar su ciclo vital, es físico. Ya que su vida se desarrolla entre el mar y el río donde nació pero, para retornar a la cabecera fluvial a desovar en las aguas limpias y frías, ha de salvar los obstáculos que se interponen en su viaje de retorno fluvial y así completar su peripecia de supervivencia.

Las modificaciones físicas de los cauces fluviales con canalizaciones artificiales, presas y obstáculos interpuestos al libre fluir del curso fluvial impiden el acceso de los salmones a los frezaderos o áreas de reproducción.

Si bien el salmón es una especie que forma parte de la biodiversidad del río Miera y que cada año vemos ascender hasta las inmediaciones de la localidad de Liérganes, no obstante la presencia de presas infranqueables, es decir barreras que los peces adultos no pueden sobrepasar de un salto, ya que en ocasiones superan el 1.20 metros de altura, impide que la especie pueda finalmente reproducirse en el río, lo que puede conllevar a la desaparición del salmón en el Miera.

Los peces rescatados se llevan a una zona de río tranquila lejos de la influencia de la obra

Los peces rescatados mediante pesca eléctrica se llevan a una zona de río tranquila lejos de la influencia de la intervención fluvial.

El proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el Río Miera” que cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados y además dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura yPesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, tiene como uno de sus objetivos prioritarios, entre las 25 acciones en las que trabaja por la biodiversidad, la eliminación de las presas o azudes que impiden actualmente al salmón atlántico remontar el río.

Aunque existen otras obras hidráulicas en el río Miera, son tres saltos de agua los que suponen una auténtica atalaya para la migración del salmón: la presa de Revolvo o Regolgo, la presa del Arral o Las Monjas y la presa de Rubalcaba, todas ellas ubicadas en Liérganes y que antaño fueron construidas para impulsar los molineros harineros en sus riberas. La instalación de escalas o dispositivos de franqueo en estas presas, con la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, permitirá por fin crear un hábitat permeable para el salmón atlántico.

Realización de los trabajos de creación de escala para peces en presa Rubalcaba

Realización de los trabajos de creación de escala para peces en la presa de Rubalcaba, Liérganes.

50 centímetros separan al salmón atlántico de la supervivencia

Desde septiembre y hasta comienzos de noviembre del 2017, se han llevado a cabo los trabajos de permeabilización de la presa o azud de Rubalcaba, que han consistido en la creación de un estanque intermedio que facilite a los peces ascender el obstáculo de manera escalonada realizando un sencillo salto de 50 centímetros, a salvar en cualquier momento del año y no solo cuando el caudal es adecuado como ocurría hasta ahora, frente a los 3 metros de obstáculo infranqueable que supone la presa.

El estanque se ha situado en la margen izquierda del curso fluvial bajo una cascada natural, por la que discurre el río Miera y de la que se ha comprobado que presenta un caudal adecuado para facilitar el ascenso de los salmones y otras especies que se desplazan por el río como la trucha. La piedra natural seleccionada para syu construcción entre los cantos rodados del propio río ha sido utilizada para integrar la intervención fluvial con el entorno a la perfección.

Previamente a la puesta en marcha de los trabajos técnicos, se procedió al rescate de los peces a lo largo de un tramo de 400 metros aguas arriba y abajo de la presa. Acción de pesca eléctrica con la que se extrajeron los ejemplares piscícolas de truchas, piscardos y ánguilas europeas para trasladarlos a una zona fluvial tranquila y segura. De este modo se evitaron las molestias y alteraciones que pudieran ocasionarse en la ictiofauna durante el desarrollo de los trabajos.

Estos trabajos, los primeros que se realizan para la permeabilización fluvial en el marco del proyecto LIFE Miera, van a permitir el tránsito migratorio de la trucha desde la presa del Arral hasta el tramo alto del río. Queda todavía un gran reto por delante a desarrollar en el año 2018, como es la permeabilización de la presa del Arral o las Monjas. Así completará la ruta migratoria que abrirá el camino al salmón atlántico hasta las zonas más aptas para su reproducción situadas en el curso alto del río Miera.

0 84
El viaje de la anguila europea ahora sigue en libertad por el río Miera

En pos de un viaje único, el de la recuperación de la anguila europea y la biodiversidad de nuestros ríos, unos luchadores por naturaleza, como son los miembros de la Asociación Cofradía de Amigos de la Anguila del Pas (ACAAP), de la mano de su presidente Amadeo Rodríguez, nos han llevado con su presentación realizada en las charlas del ecomuseo Fluviarium que FNYH desarrolla a través de su proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”, por el ciclo vital y la situación de conservación en que se halla un pez singular que habita en el norte del océano Atlántico y en todos los mares que bañan el continente europeo.

“No hay país en el mundo que se coma los alevines de anguila europea salvo en España”, así enfrentaba Amadeo Rodríguez la grave regresión que vive este pez de gran importancia comercial. Afectado además por la sobrepesca, la calidad de las aguas fluviales, la degradación de su hábitat en estuarios, y por la construcción de presas sin pasos piscícolas adecuados para que sea capaz de remontar los ríos.

De la mano de Asociación ACAAP un centenar de anguilas europeas ya nadan en libertad por el río Miera

Aunque necesitan el océano, concretamente nacen en el mar de los Sargazos, en una parte de su vida, a partir de los diez meses se internan en los ríos europeos para adquirir su talla adulta. Esto les lleva de cinco a seis años y no sentirán las ganas de retornar al mar hasta que no les guie el instinto de completar su madurez sexual y reproducirse.

Capturadas cuando remontan los ríos son todavía angulas o alevines lo que impide que alcancen su talla adulta y regresen con gran tamaño al mar para reproducirse, ya que durante ese periodo permanecen sin comer en aguas profundas. Si bien las piscifactorías ya han logrado una producción satisfactoria del pez adulto no son capaces aún de completar el ciclo vital por lo que siempre se necesitan crías salvajes con las que comenzar el engorde.

La ACAAP lucha por revertir esta situación concienciando a la sociedad y reintroduciendo ejemplares en los ríos cántabros. Para ello desarrollan la campaña “Siembra la vida” de que tiene el objetivo primordial de repoblar y preservar la población de anguila europea en Cantabria.

Algunos de los participantes en la segunda suelta de anguila europea en el río Miera en colaboración con ACAAP durante el año 2017.

Algunos de los participantes en la segunda suelta de anguila europea en el río Miera del 2017 realizadas en colaboración con ACAAP.

Es por ello que tras la charla los participantes se dirigieron a pie hasta el barrio de Rubalcaba en el municipio de Liérganes donde fueron liberando un centenar de ejemplares. Mientras los pequeños disfrutaban de lo lindo de una acción medioambiental con futuro, en un río que va mejorando sus condiciones ambientales para favorecer la biodiversidad, los adultos sentían la emoción de estar contribuyendo a sembrar vida no solo por la liberación de las anguilas comunes o europeas sino por la sensibilización que en los pequeños participantes despertó tal acción naturalística.

El proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” es coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y cuenta, además, con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria, S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

 

Río Miera La Regata, ZEC Río Miera

Los escarabajos ciervo volante y las libélulas caballito del diablo volarán confiados en Ceceñas durante 20 años gracias a la firma del convenio de custodia de territorio establecido entre la Fundación Naturaleza y Hombre y la Junta Vecinal de Ceceñas que los convertirá a en los protagonistas del Parque de La Regata.

Situado en la ribera del río, el parque de La Regata es además parte de la Zona Especial de Conservación del río Miera, por ello la firma del convenio entre Fundación Naturaleza y Hombre, mediante su presidente Carlos Sánchez, y de la Junta Vecinal de Ceceñas, representada por su presidente Héctor Porras Prada, y ante la presencia de Manuel  José González Fernández, Secretario Municipal del Ayuntamiento de Medio Cudeyo, representa un paso importante para la conservación de la biodiversidad cántabra.

Mediante dicho acuerdo ambas partes se comprometen por un período de tiempo de 20 años en los que se trabajará para mejorar el hábitat del caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus) en el entorno de la ZEC (Zona de Especial Conservación) Río Miera.

Héctor Porras de la Junta Vecinal de Ceceñas y Carlos Sánchez de FNYH

Héctor Porras de la Junta Vecinal de Ceceñas y Carlos Sánchez de FNYH

Ambas especies de insectos se hallan protegidas por la Directiva Hábitats de la Unión Europea por lo que alianzas conservacionistas de este tipo resultan extraordinarias para su pervivencia. Las acciones que se llevarán a cabo durante dicho período de tiempo están encaminadas a la mejora del hábitat reproductor así como de la alimentación de ambos insectos.

No se puede perder de vista la eliminación de vegetación invasora, como parte esencial en la recuperación de su hábitat, eliminación de residuos y la restauración de la vegetación de la ribera fluvial que da cobijo a los huevos del caballito del diablo. Del mismo modo ofrecer refugios para que prosperen las larvas del escarabajo ciervo volante y alcancen su edad adulta, que los convierte en el escarabajo más grande de Europa, es otra de las más importantes acciones a desarrollar para lograr la mejora en la situación de la especie. Hoy vulnerable por la escasez de árboles maduros y en descomposición que necesitan tanto para alimentarse como para establecer refugios durante su ciclo vital.

Para conseguir que estas acciones lleguen ampliamente a la población local se realizarán actividades de difusión y sensibilización, así como la instalación de paneles explicativos. Con especial hincapié se trabajará en las generaciones futuras como son los escolares. Así se logrará que la población en general conozca la importancia y el beneficio de la presencia de estas especies emblemáticas en nuestro entorno.

Los centros escolares del municipio de Medio Cudeyo contarán con un apoyo continuado a lo largo del tiempo. Además se trabajará estrechamente con el colegio Apostolado Ceceñas ya que se halla ubicado en las proximidades del parque sobre el que se ha establecido el acuerdo de custodia del territorio.

Si bien el parque mantendrá sus actividades de uso público, a su vez fomentará que se valore y proteja el hábitat de las especies citadas, tal y como manifestó Héctor Porras durante la firma del acuerdo.

Libélula caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) protegida por la Directiva Hábitats

Libélula caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) protegida por la Directiva Hábitats

Asimismo, y tal como afirmó Carlos Sánchez, “porque los insectos son uno de los grandes desconocidos de la naturaleza, la reserva entomológica ayudará a darlos a conocer y a ponerlos en valor entre la población local de Ceceñas y de Cantabria en general” es de interés para ambas partes establecer un objetivo relevante como es lograr que el parque de La Regata llegue a ostentar la distinción de ser una Reserva Entomológica declarada por la Asociación Española de Entomología.

Un paseo por el parque identificando y delimitando los lugares en los que se desarrollarán las acciones que pretenden compatibilizar los usos públicos actuales del parque y la conservación de ambas de especies protegidas culminaron un gran paso por afianzar la Red Natura 2000 de la que la zona forma parte y que este año celebra su 25 aniversario.

El proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad del río Miera cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Además dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

0 396
Rebaño en plantación

La tarea de pastoreo que realiza un rebaño de ovejas de raza carranzana en zonas reforestadas por Fundación Naturaleza y Hombre confirma que son un eficaz sistema para el control de pastos.

Nos preocupan las razas autóctonas de ganado y la esencial labor que realizan en el paisaje rural. Por ello en Fundación Naturaleza y Hombre, desde hace más de una década, hemos desarrollado el compromiso por contribuir a que se alejen del peligro de extinción en que se encuentran algunas de ellas a través de su presencia en varias de las reservas que gestionamos. Sacamos provecho de las ventajas que aporta su uso en el mantenimiento del paisaje a la vez que contribuimos a mejorar su estado de conservación.

En esta ocasión te proponemos conocer de cerca a la oveja carranzana en su variedad cara rubia, presente desde hace años en las fincas que FNYH custodia en la Montaña Pasiega y Oriental.

Esta raza, en vías de ser catalogada oficialmente como “en peligro de extinción”, recibe su nombre del valle de Karrantza, situado en la comarca vasca de Las Encartaciones. Su área de procedencia, que se encuentra en dicho valle y los municipios limítrofes, continúa coincidiendo en la actualidad con el núcleo de distribución más importante de la variedad. Sin embargo, su presencia se extiende más allá, dispersándose por zonas montañosas de Cantabria, Asturias, León y Bizkaia.

La carranzana comparte el mismo tronco de origen que la oveja latxa, siendo algo más grande que ésta. Su alargado cuerpo está cubierto por un vellón de larga y basta lana de color blanquecino. La cabeza, desprovista de lana y rematada con largas orejas, presenta en la variedad “cara rubia” un característico tono rojizo, que la diferencia de la variedad “cara negra”. En ambas variedades destaca el perfil convexo de la cabeza. Este rasgo es aún más distintivo en algunos moruecos –carnero padre a través del que se mantiene la propagación de la especie-, cuyo perfil se pueden definir como ultraconvexo. Los cuernos, que aparecen sólo en parte de los ejemplares macho, adquieren un característico desarrollo en forma de grandes espirales.

Esta raza se explota en ganadería extensiva, realizando habitualmente pastoreo en “trastermitancia” como se conoce a la trashumancia corta, es decir, el rebaño permanece en las zonas de fondo de valle durante el invierno y se traslada cada año a pastos de montaña del mismo valle durante los meses de estío. Es el caso del rebaño de FNYH, que realiza cada año la tradicional muda pasiega, desde terrenos ubicados en la Concha, donde pasan el invierno, hasta Vega de Pas en verano.

La importancia de la raza viene dada por su triple vocación para producir leche, carne y lana. Entre estas aptitudes se aprecia su valiosa producción láctea, que se destina principalmente a la elaboración de quesos de gran calidad como el queso de Guriezo, o el Idiazábal, más conocido y que cuenta con Denominación de Origen.

Adaptadas desde hace generaciones a terrenos lluviosos con fuertes pendientes, aprovechan los recursos forrajeros de estas zonas abruptas. Su papel en la preservación de los paisajes de media montaña va más allá, extendiéndose a aspectos socioculturales como el mantenimiento de usos y prácticas ganaderas tradicionales; además de contribuir a la fijación de población rural. Las ovejas de FNYH habitan cómodamente el paisaje pasiego, del que siempre formó parte el ganado ovino. Su necesidad de refugio durante el invierno ha llevado a la restauración de algunas cabañas pasiegas. Asimismo del manejo del ganado se ocupan pastores locales.

Las ovejas carranzanas se convirtieron en una herramienta fundamental para la gestión y conservación de la naturaleza que realiza FNYH en el año 2000. Cuando el rebaño se empezó a utilizar como instrumento de prevención de incendios, en zonas reforestadas de las cabeceras de las cuencas fluviales de los ríos Pas, Miera y Asón. La función de las ovejas carranzanas, cuyo carácter rústico otorga valor a un tipo de pasto que otras variedades de ganado serían incapaces de aprovechar, consiste en pastorear dentro de la superficie reforestada. Es una suerte de segadora biológica no contaminante y silenciosa, que, al consumir materia fácilmente inflamable, contribuye a mantener la zona libre de incendios.

Incorporar animales domésticos a las zonas reforestadas no sólo protege a los árboles de la incidencia del fuego, también facilita su crecimiento y desarrollo saludable por disminuir la competencia de otras especies vegetales. El daño que podrían ejercer las ovejas y otros herbívoros sobre las cortezas se evita con una sencilla medida, colocando protectores alrededor de los árboles jóvenes. Con este sistema de silvopastoreo los animales disfrutan del bienestar de la cría en semilibertad, y hacen mucho más que alimentarse: también ahorran costes económicos y medioambientales para que la reforestación prospere, al evitar el uso de herbicidas o de medios mecánicos que precisan combustible.

FNYH apuesta por el uso de razas nativas de ganado para realizar custodia del territorio en distintos espacios naturales, luchando así contra la desaparición de razas ganaderas únicas en el mundo. Así, las ovejas carranzanas comparten finca con los mastines, Haya y Serbal, y una yegua hispano-bretona y su cría. Los caballos Losinos han demostrado ser unos eficaces agentes naturales que con su alimentación controlan el crecimiento de plantas invasoras en las Marismas de Alday. Mientras que una manada equina de Pottoka controla el crecimiento de vegetación en la red de fincas de la Montaña Pasiega y otra de caballos Retuerta, una de las más antiguas del mundo y autóctona de la Península, lo hace en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

Las razas ganaderas autóctonas se encuentran en su mayoría amenazadas. Sin embargo, constituyen valiosas piezas de la biodiversidad. Estrechamente enlazadas al territorio tras siglos de adaptación, son parte indisoluble de éste y del patrimonio cultural asociado. Además de reportar otros beneficios económicos, mantenerlas amplifica ese vínculo cultural con nuestros paisajes rurales a la vez que refuerza nuestra propia conexión con la naturaleza y el mantenimiento del territorio.

 

MÁS INFORMACIÓN

Los caballos de FNYH, guardianes de la Naturaleza