Home Noticias LIFE Miera

Casi medio centenar de personas se reunió el pasado domingo para acondicionar la escala de salmones recientemente habilitada junto a la presa de El Arral, en Liérganes (Cantabria), y dejarla lista de cara al próximo remonte de los peces en los meses fríos. ¡Muchísimas gracias a los voluntarios que se mojaron (literalmente) por este proyecto!

Tras una breve explicación por parte de Asier Saiz, el ingeniero que ideó la escala, todos los participantes en la jornada se dirigieron a la escala de El Arral, que limpiaron de pequeños restos y de sedimentos que pudieran obstaculizar un futuro remonte de los salmones y otros peces. Y además, también limpiaron de residuos y basura el entorno de la presa, Bien de Interés Cultural.

La reciente creación de un paso para salmones en la presa de El Arral así como en los otros dos azudes que hay en Liérganes se llevó a cabo como parte del proyecto europeo LIFE Miera, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, que durante más de cuatro años ha velado por la conservación de la biodiversidad en la cuenca del río desde su nacimiento hasta su desembocadura. Ya las pasadas navidades se vieron salmones a la altura del Puente Mayor y esperemos que en los próximos meses haya más.

En El Arral, un azud muy querido en la localidad, se optó por una solución que permitiera el remonte de los salmones de la forma que menos interfiriera con la conservación de este Bien de Interés Cultural, de modo que, en la margen izquierda, y totalmente separada de la obra original, se acondicionó una escala de artesas (una especie de escalera para peces).

El remonte del salmón al curso alto del río supuso la culminación del proyecto LIFE ‘Conservación de la biodiversidad en el río Miera’, que durante más de cuatro años llevó a cabo distintas actuaciones de protección y fomento de la fauna y flora autóctonas, entre las que destacó una intensa labor de reforestación, y que favorecieron la presencia de especies como la nutria europea o el salmón atlántico en una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000.

El proyecto, desarrollado gracias al programa europeo LIFE de conservación medioambiental, estuvo coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y contó con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria así como con el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

INFORMACIÓN RELACIONADA:
Los salmones empiezan a remontar las escalas para peces del Miera
El LIFE Miera concluye con el regreso de los salmones y 60.000 árboles plantados
Reportaje en El Diario Montañés sobre la jornada.

Escala para peces en la presa de El Arral.

Tras el acondicionamiento de la presa de El Arral para permitir que los salmones y otros peces puedan superarla y completar así su ciclo vital en el río Miera, ahora toca retirar pequeños restos de escombros y tierra tanto para que el paso de peces funcione perfectamente como para que el entorno esté lo más cuidado posible. Así que ¿te apetece participar en una jornada de voluntariado? La actividad es apta para todos los públicos pero es necesaria inscripción previa y los menores deberán ir acompañados de un adulto. ¡Anímate porque tanto la presa, que es Bien de Interés Cultural, como el entorno son bellísimos!

¡APÚNTATE AQUÍ!

Primero nos encontraremos en el Fluviarium de Liérganes, donde Asier Saiz, que ideó el paso para salmones, hará una introducción sobre el proyecto y a continuación iremos hasta la presa, que limpiaremos de tierra, escombros y residuos para hacer después una plantación con la que restaurar la flora.

El acondicionamiento de un paso para salmones en la presa de El Arral se llevó a cabo como parte de un proyecto europeo, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, que velaba por la conservación de la biodiversidad en la cuenca del río Miera desde su nacimiento hasta su desembocadura.

Además de en la presa de El Arral, y también como parte de ese proyecto,  se habilitaron pasos en las de Revolvo (o Regolgo, como se conoce en la zona, y cuyo acondicionamiento llevó a cabo la Confederación Hidrográfica del Cantábrico) y en la de Rubalcaba. Tras la finalización de los trabajos, en las Navidades pasadas, ya pudieron verse salmones a la altura del Puente Mayor, lo que hacía más de 200 años que no ocurría.

Este vídeo ha sido amablemente cedido por José Álvarez (EASME – LIFE Miera).

En El Arral, un azud muy querido en la localidad, se optó por una solución que permitiera el remonte de los salmones de la forma que menos interfiriera con la conservación de este Bien de Interés Cultural, de modo que, en la margen izquierda, y totalmente separada de la obra original, se acondicionó una escala de artesas (una especie de escalera para peces). En Rubalcaba, por su parte, la intervención consistió en la creación de un estanque que sirviera de paso intermedio para que los salmones salvaran el obstáculo realizando dos saltos a contracorriente.

Previamente a esas intervenciones, se llevó a cabo una captura y traslado de los peces río arriba para que estos se vieran lo menos afectados posible. Ahora, toca restaurar la flora.

El remonte del salmón al curso alto del río supuso la culminación del proyecto LIFE ‘Conservación de la biodiversidad en el río Miera’, que durante más de cuatro años llevó a cabo distintas actuaciones de protección y fomento de la fauna y flora autóctonas, entre las que destacó una intensa labor de reforestación, y que favorecieron la presencia de especies como la nutria europea o el salmón atlántico en una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000.

El proyecto, desarrollado gracias al programa europeo LIFE de conservación medioambiental, estuvo coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y contó con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria así como con el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

DATOS PRÁCTICOS
Fecha: domingo, 29 de septiembre
Punto de encuentro: Fluviarium de Liérganes
Presentación previa a cargo de Asier Saiz (Zenit Ingeniería).
Hora: de 10:30 a 14 h.
Apto para todos los públicos (los menores deberán ir acompañados de un adulto).
Se pueden llevar katiuskas por si acaso, aunque con botas de monte probablemente será suficiente (otra opción es llevar las dos).
Necesaria inscripción previa.

¡APÚNTATE AQUÍ!

Jornada de voluntariado en la presa de El Arral

Cartel para la jornada de voluntariado en la presa de El Arral.

ACTIVIDADES RELACIONADAS:
Y si lo deseas, el viernes 4 de octubre puedes asistir a una charla sobre Turismo Sostenible que impartirán los compañeros de SEO Castro, en el Fluviarium de Liérganes, como parte de los Viernes del Fluviarium, y dentro del proyecto LIFE ‘Anillo Verde de la Bahía de Santander’. Esta charla será a las 19 h., con entrada libre.

Fundación Naturaleza y Hombre presentó, en el Fluviarium de Liérganes, los resultados del proyecto de conservación medioambiental LIFE Miera, que se ha llevado desarrollando los últimos cuatro años y medio en la cuenca del río Miera y que ha hecho posible que los salmones regresen a Liérganes tras más de 200 años o que se hayan plantado 60.000 árboles autóctonos en un área especialmente castigada por la deforestación.

La consejera de Medio Ambiente y vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, que acudió al acto, resaltó que el proyecto es una inversión de futuro, mientras que Santiago Rego, alcalde de Liérganes, se mostró muy satisfecho de que por fin los salmones hayan podido volver a verse a la altura del Puente Mayor de la localidad.

El denominado LIFE ‘Conservación de la biodiversidad en el río Miera’, o más brevemente LIFE Miera, “ha cumplido al cien por cien con sus objetivos iniciales, lo que no es fácil en este tipo de iniciativas”, destacó Carlos Sánchez Martínez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre que, junto con Jara Pascual Revilla, ha coordinado el proyecto.

Al acto de presentación acudieron también Alberto Lavín, director de la empresa pública MARE, que ha colaborado con el LIFE Miera durante todo este tiempo, así como Miguel Ángel Palacio, director general de Medio Ambiente de Cantabria, entre otros.

El programa LIFE, que es la herramienta que la Unión Europea tiene para preservar la biodiversidad en el continente, seleccionó este proyecto hace cinco años para emprender acciones de conservación en los espacios protegidos ligados a la cuenca del río, desde su nacimiento en la Cordillera Cantábrica hasta su desembocadura en la Bahía de Santander, en cuatro Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de la Red Natura 2000: Montaña Oriental, Montes de Valnera, Río Miera y Dunas y Estuario del Puntal.

Salmones, reforestación y mejora de hábitats

El salmón ha sido el protagonista del proyecto estos últimos meses, cuando tras la finalización de los pasos para peces habilitados junto a las tres presas de Liérganes, por fin pudieron verse ejemplares desovando en la localidad, a la altura del llamado Puente Romano, lo que no ocurría desde 1799, cuando se construyó la presa de Revolvo (o Regolgo), que suponía un obstáculo infranqueable.

Y quizá los 60.000 árboles autóctonos plantados en un área especialmente afectada por la deforestación y que poco a poco van creciendo, vayan a ser la otra gran actuación del LIFE Miera.

Durante cuatro años y medio, el proyecto también ha trabajado en hábitats como las turberas de montaña, las dunas de Somo, el Estuario del Miera o los brezales de la Isla de Santa Marina, en donde se han eliminado especies invasoras como el plumero y la chilca; así como con especies como la nutria, cuya presencia en el río se ha constatado en varias ocasiones, el ciervo volante, el caballito del diablo o un helecho, la Woodwardia radicans, cuyo estado de conservación es preocupante.

Escala para peces en la presa de El Arral (Liérganes).

Escala para peces en la presa de El Arral (Liérganes). Foto de FNYH.

Reservas Entomológicas

Precisamente el caballito del diablo y el ciervo volante, un escarabajo cuyo macho presenta dos grandes apéndices en forma de cuernos, disfrutan ahora del ‘Parque Fluvial de La Regata’, en Ceceñas (Medio Cudeyo), y del paraje de ‘Cornueva-Rubalcaba’, en Liérganes, dos enclaves recientemente declarados como Reserva Entomológica, una figura establecida por la Asociación Española de Entomología y que solo se aplica a cuatro lugares en el país.

El Fluviarium de Liérganes como centro divulgativo

El Fluviarium de Liérganes ha sido durante todo este tiempo el centro divulgativo por excelencia del proyecto y el lugar de reunión de todos los que se interesaban por el mismo. Y entre los interesados, los voluntarios han sido una parte fundamental del proyecto, recuerda Carlos Sánchez, que quiere agradecer que han sido muchos los que han acudido a las jornadas de reforestación, de eliminación de especies invasoras o de creación de ‘hoteles de insectos’, una actividad que gustaba especialmente a los más pequeños.

Además, “también ha sido fundamental la colaboración de los Ayuntamientos de toda la cuenca, y también la de entidades y propietarios que, a través de los llamados Acuerdos de Custodia del Territorio, han permitido que se llevasen a cabo las actuaciones de conservación”.

El proyecto LIFE Miera, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, ha contado con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y se ha desarrollado gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través de su programa LIFE de conservación medioambiental; al apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica; y al de la citada Consejería.

Galería de imágenes

Más recursos

Presentación Resultados Finales LIFE Miera (PDF)
Reportaje en El Diario Montañés sobre los cinco años del proyecto LIFE Miera
Reportaje en El Diario Montañés sobre la presentación de resultados finales del proyecto LIFE Miera
Vídeo de TVE Cantabria sobre la presentación de resultados finales del proyecto LIFE Miera

Paso para peces en la presa de Rubalcaba

Ya han comenzado los salmones a remontar las escalas para peces recientemente acondicionadas junto a las tres presas del río Miera a su paso por Liérganes. La creación de estas escalas, que es una de las actuaciones del proyecto LIFE ‘Conservación de la Biodiversidad en el río Miera’, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, pretende ayudar a estos peces y a otros como truchas o anguilas a superar el obstáculo que suponen estos azudes de modo que puedan completar su ciclo de reproducción y su población se vea incrementada en el río.

“Hacía más de 200 años que los salmones no llegaban a ese tramo del río”, recuerda Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre. “Ahora los peces van a poder remontar hasta la cuenca alta del Miera. Gracias a estos pasos, el mejor hábitat del río se está liberando ahora”. También las truchas están remontando las presas, como se sabe por la información que se recibe de algunos ejemplares marcados con microchip.

Las escalas, todas en el marco del proyecto LIFE Miera, se han acondicionado junto a las presas de Revolvo (o Regolgo, como se conoce en la zona), de cuya adaptación se ha encargado la Confederación Hidrográfica del Cantábrico; El Arral y Rubalcaba, estas dos últimas bajo la supervisión de Fundación Naturaleza y Hombre.

Hacía más de 200 años que no se veían salmones en ese tramo del río

En el caso de El Arral se ha optado por una escala de artesas (una especie de escalera para peces) levantada en la margen izquierda, completamente separada de este Bien de Interés Cultural e integrada en el entorno por medio de su recubrimiento con piedra. En Rubalcaba, por su parte, la intervención consistió en un murete de piedra similar a la del azud, también en la margen izquierda y también separado que, reteniendo el agua a modo de estanque, favorecerá que los salmones puedan salvar el obstáculo realizando dos saltos a contracorriente de menos de un metro de altura cada uno.

Previo al comienzo de estas intervenciones, y para que tampoco la fauna se viese afectada, se efectuaron sendos rescates de peces, que después fueron liberados río arriba.

El remonte del salmón al curso alto del río supone la culminación del proyecto LIFE ‘Conservación de la biodiversidad en el río Miera’, que comenzó en 2013 y que durante estos años ha llevado a cabo distintas actuaciones de protección y fomento de la fauna y flora autóctonas, entre las que destaca una intensa labor de reforestación, y que han favorecido a especies como la nutria europea o el salmón atlántico en una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000.

El proyecto LIFE Miera está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y cuenta con la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. El proyecto se ha desarrollado gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través de su programa LIFE de conservación medioambiental; al apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica; y al de la citada Consejería.

MÁS INFO:

Mira aquí los vídeos.

Más noticias.

Aerogenerador

Más de cien aerogeneradores amenazan la candidatura de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre, WWF, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo queremos alertar sobre la instalación de industrias eólicas en plenos Valles Pasiegos y Montaña Oriental, espacios con grandes valores paisajísticos y culturales.

Los proyectos contemplan, por el momento, la instalación de 144 aerogeneradores distribuidos en distintos parques eólicos: Ribota, Berana y Monte Garmas (Villacarriedo, San Roque, Selaya, Saro y Santa María de Cayón); Cildá (Luena, Molledo y Corvera de Toranzo); La Rasa y Garma Blanca (Arredondo, Ruesga, Solórzano, Entrambasaguas, Río Tuerto y Miera); y Zalama (Soba).

Algunos de estos parques están situados entre las cuencas de los ríos Pas, Pisueña y Miera, y junto al Lugar de Interés Comunitario (LIC) Montaña Oriental, perteneciente a la Red Natura 2000, y suponen un asalto inútil al paisaje.

A ello hay que sumar los proyectos situados fuera de la Montaña Pasiega, como Bustasur en el Monte Hijedo con 17 aerogeneradores más, y otros.

Estos planes son incompatibles con la deseada declaración de los Valles Pasiegos como Reserva de la Biosfera, cuyo objeto es la conservación del paisaje, las especies, los ecosistemas naturales y la biodiversidad para, a partir de ahí, promover un desarrollo socioeconómico sostenible y compatible.

En la Montaña Pasiega ya se han ubicado diferentes instalaciones  de energías renovables y numerosas en Cantabria y Burgos, por lo que es imprescindible evaluar el impacto acumulativo del conjunto, en lugar de tratar individualmente cada parque.

Impacto sinérgico y biodiversidad

La industrialización de la montaña repercutirá negativamente en el paisaje, aparte de por los propios aerogeneradores, por la instalación de tendidos eléctricos kilométricos, la apertura de accesos o la construcción de  instalaciones complementarias como edificaciones o subestaciones eléctricas.

Los parques eólicos, en algunos de los emplazamientos en que se quieren levantar, implicarán la destrucción de hábitats de gran calidad como turberas altas degradadas, brezales húmedos atlánticos de zonas templadas con Erica tetralix (brezo de turbera), que todavía pueden regenerarse de manera natural.

La fauna se vería gravemente afectada, en particular las aves, y especialmente planeadoras como el buitre leonado, el alimoche, de las que existen poblaciones muy importantes en el inmediato LIC Montaña Oriental, y otras rupículas que, según los diferentes estudios, se ven afectadas por frecuentes colisiones. En este sentido, las industrias eólicas se pretenden ubicar a escasos metros de las zonas de Red Natura 2000, en contra de lo recomendado por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), así como de lo contemplado por la propia Directiva Comunitaria de Hábitats.

Economía local

El proyecto podría afectar seriamente a la economía local y al turismo, y a emprendimientos como alojamientos rurales, hostelería, rutas de montaña, educación ambiental…

El plan altera el paisaje y afectará a algunas de las mejores áreas pasiegas, con excelentes panorámicas, cabañales y rutas turísticas. Supone un grave impacto que pondría en riesgo la declaración de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos, fundamentada en la integridad de un paisaje construido por el hombre y marcado por el uso ancestral que este ha hecho de prados, cabañas, bosques y pastos.

Una de las industrias eólicas previstas afecta precisamente al núcleo de la proyectada Reserva de la Biosfera, lo que podría frustar esta importante iniciativa.

Las organizaciones firmantes están comprometidas con la lucha contra el cambio climático y las energías renovables pero recuerdan que esta debe desplegarse protegiendo la biodiversidad para evitar la posible fragmentación de hábitats, la perdida de conectividad ecológica, la muerte por colisión de vertebrados voladores, la destrucción de paisajes conservados y otros efectos de índole social. Motivos todos ellos suficientes para que su ubicación necesite una valoración exhaustiva al objeto de dotar a la misma de todo su sentido.

Por último, las organizaciones firmantes apoyan el documento que ya en 2011 presentó Fundación Naturaleza y Hombre, con una Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica en Cantabria refrendada por numerosas entidades dedicadas a la conservación del medio ambiente, y que pretendía servir de herramienta para el desarrollo sostenible de las energías renovables tanto para los promotores eólicos como para las administraciones encargadas de velar por la conservación de la biodiversidad en Cantabria, así como para ONG’s y asociaciones.

En dicha propuesta se recomendaba que un área tan excepcional como la de Ribota y Alto del Caracol, donde iría uno de los parques proyectados, o la de Monte Garmas, deberían estar excluídas sin duda de cualquier proyecto como el que se quiere llevar a cabo. Y también el Plan Regional de Ordenación Territorial (PROT) contemplaba como zonas de exclusión eólica aquellas en las que se quieren instalar los parques.

Las organizaciones firmantes abogamos por un desarrollo territorial respetuoso con la biodiversidad, el paisaje y los recursos endógenos, en donde una propuesta de Reserva de la Biosfera debería ser el emblema para la protección de un área de gran significación e identidad regional.

FIRMANTES:
Fundación Naturaleza y Hombre, WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo.

MÁS RECURSOS:
Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica

Rescate de peces previo a la obra de los pasos para salmones.

Ayúdanos a evaluar el proyecto LIFE Miera que, desde su comienzo hace unos años, ha llevado a cabo numerosas actividades por la conservación de la biodiversidad en el río Miera, desde su nacimiento hasta su desembocadura:

  • Reforestaciones en áreas especialmente afectadas por talas e incendios.
  • Mejora del hábitat del río y acciones para mejorar la presencia de especies emblemáticas como la nutria, el salmón, el helecho Woodwardia radicans, el ciervo volante o el caballito del diablo.
  • Acciones de divulgación y sensibilización ambiental…

Haz clic en el siguiente enlace. Solo te llevará unos segundos.

RESPONDER LA ENCUESTA FINAL LIFE MIERA

RESPONDER LA ENCUESTA FINAL LIFE MIERA

Voluntarios europeos en el Miera

Los 26 jóvenes proceden de Finlandia, Macedonia, Rumanía y España

Como parte de un programa de intercambio juvenil del Servicio Voluntario Europeo (SVE), cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea, 26 jóvenes procedentes de Finlandia, Macedonia, Rumanía y España han participado en labores de reforestación en la cuenca del Miera.

Previamente, ya habían estado en Turquía, Macedonia y Finlandia en un programa que trata de “salvar la naturaleza a través de la cultura”. Los 26 jóvenes han colaborado en la repoblación de bosque de ribera y en tareas de mantenimiento de plantaciones.

Este programa de intercambio juvenil europeo colabora así con el proyecto LIFE Miera.


Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de sus autores. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

Visita supervisión LIFE Miera 2018

Como cada año, el proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera” ha recibido la visita de seguimiento del programa Life. Durante dos jornadas se ha desarrollado la evaluación de las actuaciones que se están llevando a cabo, realizada por José Alvarez, supervisor del proyecto, y Santiago Urquijo, de la Unidad Life de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea.

El recorrido por este proyecto, que coordina Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que además cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España y del programa LIFE de la Unión Europea, comenzó en la cuenca alta del Miera y siguió su curso fluvial hasta llegar a la ría de Cubas; extraordinaria desembocadura del río en la Bahía de Santander frente a la que se sitúa la isla de Santa Marina con cuya visita se puso fin al reconocimiento de las zonas de actuación del proyecto.

Las reforestaciones llevadas a cabo con especies autóctonas en el área de Peña Negra en el LIC Montes de Valnera, un recorrido a pie por la finca El Cabañal, donde se inicia las rutas interpretativas para lo que se han instalado paneles informativos en el Alto Pas y Miera. Asimismo se prolongó el itinerario por las áreas donde se ha realizado mejoras de hábitats de nutria en la unión de las cuencas del río Pas y el Miera. También se ha actuado en sus zonas de alimentación como charcas en las que se han mejorado sus condiciones naturales con la finalidad de favorecer la reproducción y presencia de anfibios. Junto a las restauraciones de zonas de turberas y tremedales fueron en conjunto los enclaves que centraron la atención en los valles pasiegos.

Revisión de la cartelería interpretativa

Revisión de la cartelería interpretativa

Durante el trayecto también se analizaron los resultados obtenidos en cuanto a custodia del territorio, en los que el proyecto ha desarrollado acuerdos tanto con la administración pública, como ayuntamientos, como con propietarios privados y con la adquisición de terrenos por parte de FNYH. La comitiva se detuvo en la finca La Jarrota, en el LIC Montaña Oriental, donde se ha vallado y reforestado para fomentar el bosque montano.

Al llegar a Liérganes se hizo hincapié en las actuaciones para la mejora del hábitat del salmón visitando las acciones hechas de permeabilización en el ZEC Río Miera concretamente en la presa de Rubalcaba, donde FNYH construyó un estanque intermedio para facilitar el ascenso por una cascada natural que actúa a modo de escala para peces migratorios. Asimismo se visitó la presa y escala para peces de la presa de Revolvo o Regolgo, ejecutada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y de la presa del Arral, donde se ubicará la escala para peces durante el verano 2018.

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

La bondad climatológica de la segunda jornada de supervisión comenzó en la finca Rubalcaba en ZEC Río Miera donde se analizaron las reforestaciones realizadas para la mejora del bosque ripario, así como las actuaciones practicadas con la finalidad de mejorar el hábitat de la nutria gracias a la instalación de un refugio-madriguera junto al que se encontraron huellas y rastros de nutria.

En la zona se revisaron los acuerdos de custodia del territorio establecidos para proseguir con la visita de la futura Reserva Entomológica del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus) en Liérganes. Al llegar a Rucandio se supervisaron las actuaciones de protección y restauración de la población del helecho Woodwardia radicans, otra de las especies objetivo del proyecto, que han sido posibles gracias al acuerdo de custodia del territorio establecido con el ayuntamiento de Riotuerto.

Brezal costero en Isla Santa Marina

Brezal costero en Isla Santa Marina

Sin salir del ZEC Río Miera al llegar a Ceceñas se pudieron contemplar las actuaciones de restauración del hábitat y de sensibilización y difusión del Parque Fluvial La Regata, que será futura Reserva Entomológica del caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y del ciervo volante (Lucanus cervus). Durante el recorrido se avistó a la libélula caballito del diablo, así como los hoteles de insectos, algunos de los cuales servirán de refugio para este último, construidos durante las actividades de educación ambiental ya desarrolladas con los estudiantes de la zona para motivarlos y despertar su sensibilización ambiental.

Tras una parada para almorzar en la zona exterior del ecomuseo Fluviarium, en Liérganes, con productos locales, se procedió a presentar los resultados obtenidos en materia de educación ambiental, divulgación y comunicación del proyecto. Tras lo que se partió hacia Pedreña para embarcar camino de la isla Santa Marina incluida en el ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera. En esta localidad costera también se aprovechó para supervisar la restauración realizada en la población de Woodwardia radicans.

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Es así como se pudo comprobar el gran trabajo realizado para la eliminación de las especies invasoras y restauración del brezal costero acompañados por Gonzalo Valdeoliva y Javier Goñi, los botánicos colaboradores del proyecto. Resultó un magnífico broche natural por ver el asombroso cambio conseguido desde el comienzo de los trabajos de eliminación de plantas invasoras y como el brezal se ha extendido con fuerza y por toda la superficie insular a medida que la chilca desaparecía. Dada la recuperación del territorio y la espléndida primavera de lluvias los botánicos pudieron constatar nuevas especies de plantas no censadas en las salidas anteriores. Lo que antes era solo una masa de chilca se está convirtiendo, gracias a los trabajos de FNYH, en un paraje natural que empieza a albergar una notable biodiversidad.

El grito de las gaviotas acompañó durante el recorrido por la isla hasta la vuelta al barco que esperaba para adentrarse con la bajamar por la ría de Cubas, donde el río desemboca y encuentra el mar en la Bahía de Santander.

Educación Ambiental en La Regata

Menos plantas invasoras y nuevos refugios para las larvas del caballito del diablo y el ciervo volante convierten al Parque Fluvial La Regata en el primer espacio natural cántabro candidato a convertirse en Reserva Entomológica.

Desde que el pasado mes de noviembre se firmara el convenio entre la Junta Vecinal de Ceceñas y Fundación Naturaleza y Hombre, establecido por 20 años, para la protección de la ribera del río Miera a su paso por el municipio de Ceceñas, concretamente en el área del Parque Fluvial de La Regata, muchas son las tareas realizadas para lograr la recuperación del estado natural ribereño. Además de favorecer especialmente los hábitats de insectos como el caballito del diablo y el ciervo volante.

Las tareas desarrolladas hasta el momento han comprendido la eliminación de flora invasora existente en el área como el amor del hombre o Tradescantia fluminensis, que afecta al hábitat potencial de caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) pues impide el desarrollo de sus larvas, La Regata es una de las 6 colonias de esta especie localizadas en la cuenca del Miera.

Para favorecer la presencia y protección de las citadas especies de dichos insectos, tal y como estima la Directiva Hábitats de la Unión Europea,  se han construido pirámides-nido que permitan la alimentación de las larvas de ciervo volante. Asimismo se ha construido e instalado próximo a la ribera un hotel de insectos que facilite la diversidad biológica de estos pequeños animales esenciales para el equilibrio del ecosistema.

Libélula observada por estudiantes

Caballito observado por los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas

Las tareas también han desarrollado una importante fase divulgativa como es la edición e instalación de paneles informativos autoinpretativos para los visitantes del parque fluvial. La información desplegada confiere especial atención a hallarse en territorio incluido en la Red Natura 2000 y haciendo incidencia en el frágil estado de conservación del caballito del diablo y el ciervo volante.

Gracias al avance en el estado de restauración natural de la ribera, Fundación Naturaleza y Hombre ha presentado a la Asociación Española de Entomología la propuesta de declaración de la Reserva Entomológica del Parque Fluvial de La Regata. Con la finalidad de proteger y mejorar el hábitat del caballito del diablo y el ciervo volante.

La propuesta ha sido avalada por la Junta Vecinal de Ceceñas que es la propietaria de los terrenos y que se ha implicado plenamente en la conservación de dichas especies y su hábitat. La figura de protección de Reserva Entomológica fue creada en el año 2012 por la Asociación Española de Entomología (AeE) con el fin de impulsar y apoyar los programas dirigidos a la designación de áreas que alberguen poblaciones de artrópodos singulares y endémicas, que se encuentren en estado amenazado; así como comunidades de insectos que reúnan una gran diversidad biológica o grupos entomológicos de especial interés para su conservación.

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Para acercar el valor natural del área a la población se está trabajando con los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas, situado en las inmediaciones del parque. Esta primavera, los estudiantes, desde educación infantil hasta secundaria, han participado en unas jornadas de exploración y conocimiento de su entorno y de especies extraordinarias que habitan el río como el salmón atlántico. Las actividades desarrolladas abarcan desde la realización de una ruta interpretativa del paisaje y sus valores, juegos como “encuentra mis hojas” para reconocer los árboles y arbustos del entorno y su importancia, plantación de arbolado de ribera con protectores para evitar daños del ganado y creación de una pirámide-nido.

Lamentablemente la existencia de una de estas pirámides-nido, creadas en las actividades educativas y de sensibilización ante los valores de nuestro entorno, ha sido destruida en un acto vandálico pues su madera fue empleada para realizar una barbacoa.

Estas tareas en el Parque Fluvial La Regata representan no solo una importante actuación para el proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad del río Miera, que cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados; además del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, sino un gran paso para la biodiversidad cántabra ya que este es un espacio ZEC o Zona de Especial Protección Río Miera donde alianzas conservacionistas de este tipo resultan muy positivas para su supervivencia.

Propietarios de custodia de LIFE Miera visitando la Finca reforestada de El Cabañal

El equipo de LIFE Miera reunió este sábado una representación de los propietarios de terrenos que participan en la reforestación de la cabecera del Miera

El sábado 19 de mayo, con motivo de la celebración del día europeo de la Red Natura 2000, el equipo de FNYH y LIFE Miera organizó una visita a los espacios forestales recuperados en el marco del proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”. Así, un grupo formado por distintos propietarios de terrenos custodiados por FNYH realizó una ruta circular por la zona de Bernallán. Visitaron las reforestaciones de FNYH cuyo control se mantiene mediante gestión silvopastoral, con ayuda del rebaño de raza autóctona de oveja carranzana rubia, las charcas restauradas para favorecer la reproducción de anfibios y el tremedal de Bernallán, donde se han realizado mejoras ambientales para reducir la presión ganadera y disminuir la erosión de la turbera.

Uno de los motivos del encuentro era generar sinergias entre FNYH y los propietarios de fincas en custodia del territorio; así como favorecer el encuentro entre ellos y saberse parte de un gran grupo de particulares que creen en la custodia del territorio como una de las herramientas más eficaces para hacer conservación de la naturaleza.

El proyecto LIFE Miera así ha desarrollado una acción preparatoria centrada en la realización de acuerdos de custodia del territorio con una vigencia de 20 años; hasta la fecha se han firmado 19 acuerdos con propietarios privados y públicos, tanto en el ámbito de la cabecera de los ríos Miera y Pas, como en el curso medio de los ríos Miera y Pontones o en los espacios propuestos como reserva entomológica de Liérganes y Ceceñas. La superficie custodiada por el proyecto asciende actualmente a 75 hectáreas, que han permitido ampliar la superficie de bosques montanos y bosques de ribera; a la vez que mejorar el hábitat de especies esenciales de dichos hábitats como los insectos: la libélula o caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y el escarabajo o ciervo volante (Lucanus cervus).

Estos acuerdos se unen a los que FNYH ya tiene firmados en el ámbito de la Montaña Oriental de Cantabria y de la Bahía de Santander, así como del oeste de Salamanca, la provincia de Cáceres y la frontera de Portugal.

Día Red Natura 2000

Todas las acciones de conservación del LIFE Miera se desarrollan en espacios incluidos en la Red Natura 2000, se trata de espacios naturales protegidos en base a la Directiva Europea Hábitats, que cumple hoy 21 de mayo 26 años de vigencia. Se trata de la Zona de Especial Conservación (ZEC) del Río Miera, la ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera; el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Montaña Oriental y el LIC Montes de Valnera.

En Europa, para garantizar la supervivencia de los hábitats y las especies más valiosos y amenazados, se creó hace casi tres décadas la Red Natura 2000. Incluye más de 27.000 espacios naturales de alto valor ecológico en toda Europa hallándose en un 30% en territorio español. La gran riqueza natural y la diversidad biológica que alberga nuestra territorio ha dado lugar a que, con cerca de 2.000 espacios naturales, seamos el país europeo que más superficie territorial aporta a la Red.

Efectivamente somos los que más aportamos y también los principales beneficiarios, ya que disponemos de un aire más limpio y agua de buena calidad además de una fuente de alimentos saludables. Además de los beneficios directos para nuestra salud, la Red favorece la economía en general ya que fomenta el desarrollo económico complementando las actividades productivas tradicionales e impulsa nuevas actividades recreativas y vinculadas al turismo en la naturaleza.

La Comisión Europea ha estimado que los espacios Red Natura 2000 proporcionan a los ciudadanos europeos servicios vitales como el almacenamiento de carbono, el mantenimiento de la calidad del agua o la protección frente a inundaciones y sequías, valorados entre 200.000 y 300.000 millones de euros al año.

Súmate a la Red Natura 2000 y haz la mariposa. Bajo el lema “El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo” se invita a la ciudadanía a conocer y disfrutar los espacios en Red Natura 2000, y a compartir sus fotos formando una mariposa con las manos a través de la web www.natura2000day.es y en redes sociales.

Natura2000 Day

Natura2000 Day