Home Authors Posts by Amigos Fundación

Amigos Fundación

469 POSTS 0 COMMENTS

0 583

Oferta de empleo: ingeniero forestal.

Requisitos:
• Elaboración de proyectos/cartografía y labores de secretaría técnica.
• Idiomas: inglés, nivel alto.
• Conocimientos sobre el medio físico y natural.

Se valorará la capacidad de elaboración de Sistemas de Información Geográfica (SIG – Arc View, Idrisi, etc.). Así mismo, se valorará el dominio del software de generación de cartografía digital (Surfer, Map Maker, etc.) y de diseño asistido por ordenador (Autocad).

Tipo de contrato: jornada completa.
Lugar del puesto de trabajo: Cantabria.

Las personas interesadas deberán enviar CV antes del domingo, 10 de marzo.
Mail: fundacion@fnyh.org

0 593
Incendios en el Hayedo de La Zamina. Foto de FNYH.

El Hayedo de La Zamina es una franja de bosque que corre paralela a la carretera que va desde La Concha, en San Roque de Riomiera, en dirección al Puerto de Lunada. Esta semana ha sufrido un incendio cercano, por Portillo Ocijo, que personal de Fundación Naturaleza y Hombre se afana ahora en apagar, y a principios de año hubo otro, aún mayor, que lo cercó y cuyos daños fueron muy graves.

La Zamina es la mancha forestal de mayor extensión de la zona. Cobija a corzos y jabalíes, entre otras especies, y forma parte de la Red Natura 2000 en el LIC (Lugar de Interés Comunitario) Montaña Oriental. Pero no es todo lo grande que debiera, especialmente en un tramo en que se ve arrinconada apenas en la cresta de la montaña.

El rastro de los incendios en la ladera es muy evidente: una mancha oscura entre los árboles y los prados bajos, y que es la responsable de que el hayedo no pueda crecer, y mucho menos regenerarse. Porque la práctica de prender fuego para supuestamente crear y mejorar pastos no da ninguna oportunidad a las hayas jóvenes que circundan la mancha de árboles adultos, en una zona limítrofe que es esencial para el mantenimiento de la biodiversidad porque es el lugar donde los ejemplares nuevos pueden recibir la luz del sol y prosperar.

Fuegos que no se apagan

La gran cantidad de incendios que se dan en épocas de viento sur hace que la extinción de aquellos en los que no hay riesgo para las personas o las viviendas se vea relegada. Pero esto ocurre también aunque no haya otros frentes que atender. Pasó en enero en el Hayedo de La Zamina, que se dejó arder durante días, y ocurre también con frecuencia en el resto de la Montaña Oriental.

De esa forma, áreas con gran biodiversidad sufren un año tras otro la pérdida de especies animales y vegetales así como de refugios para pequeños mamíferos y anfibios, lo que compromete la conservación en una zona que goza de un rango especial de protección por la Unión Europea.

El fuego y los pastos

Las quemas, además, no son la mejor opción para conseguir pastos y los brotes de hierba que logran son poco duraderos. La realidad es que los nutrientes liberados a través de estas cenizas no se fijan al suelo, sino que son arrastrados por la lluvia, lo que empeora la calidad del suelo y lo erosiona, especialmente en zonas de pendiente, que son mayoría en la región, y compromete también el cauce de los ríos, que tendrán que soportar un exceso de sedimento.

Si acaso, la especie que más se ve favorecida a la larga es el tojo (Ulex europaeus), un matorral de flores amarillas que soporta bien el fuego, y que destaca por su gran capacidad de regeneración y colonización.

Alternativas

Por el contrario, la descomposición natural de la vegetación en un lugar no incendiado, por ejemplo manejado a través del desbroce, allí donde sea posible, es lenta, lo que permite la incorporación de los nutrientes al suelo de forma duradera. Después, la gestión del monte con ganado como ovejas o cabras contribuiría a mantenerlo en buenas condiciones.

La puesta en valor de los bosques pasa por la educación de la población, la lucha contra el abandono del mundo rural, la mejora de las condiciones de vida en el campo… Para lograr todo esto, es imprescindible la participación de todos: juntas vecinales, ganaderos, administraciones, organizaciones conservacionistas, negocios locales…

PARA SABER MÁS:
Información sobre incendios en la web de FNYH
Editorial publicado en El Diario Montañés sobre los incendios en Cantabria, firmado conjuntamente por Fundación Oso Pardo, Fundación Naturaleza y Hombre y Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos

Consulta aquí la programación de talleres que van a tener lugar en el Centro Etnobotánico de El Pendo y en la Casa de la Naturaleza de las Marismas de Alday. La programación completa se irá anunciando a través de esta web y de nuestra página de Facebook. Los cursos requieren de inscripción previa, así que no te olvides de apuntarte.

INSCRÍBETE AQUÍ

PROGRAMACIÓN:

Sábado, 16 de marzo:
REMEDIOS HERBALES CON PLANTAS MEDICINALES
Aprende a convertir las plantas autóctonas en remedios herbales.

Iniciación a la elaboración de los remedios herbales básicos para un botiquín natural en el hogar. En este taller se trata de reconocer las cualidades de las plantas aromáticas y medicinales de nuestra flora autóctona y aprender a convertirlas en remedios herbales; promover su cultivo y utilización, aprendiendo a elaborar preparaciones medicinales sencillas con seguridad y eficacia; y despertar el espíritu druida y alquímico en los asistentes, en el camino responsable de la búsqueda de
nuestro bienestar, en una conciencia ecológica de respeto medioambiental.

Remedios herbales

PROGRAMA:

  • Información teórica y práctica.
  • Ejercicios prácticos de reconocimiento e identificación de plantas, en sus diferentes formatos, e identificación de otras materias primas naturales básicas y necesarias para las elaboraciones básicas.
  • Explicación de recetas.
  • Colaboración activa de los asistentes en las elaboraciones.

EN DETALLE:
Métodos de secado, conservación y preparados básicos. Indicaciones terapéuticas, contraindicaciones, modos de uso, recomendaciones específicas para dolencias habituales y recetas de las plantas aromáticas y medicinales de nuestro entorno. Elaboración de preparados (que podrán variar a criterio de los profesores): tónico capilar fortificante de romero, colonia de lavanda y pomada de caléndula e hipérico para heridas y quemaduras.

Imparte: Azu Cosmética Natural / Factoría Natural
Precio: 25€ (se incluyen muestras de los preparadas y las recetas por escrito).
Hora: 10:30 a 12:30 h.
En el Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – El Pendo (junto a la cueva del mismo nombre – Escobedo de Camargo).

INSCRÍBETE AQUÍ

TALLERES PASADOS:

Sábado, 23 de febrero (inscripciones abiertas hasta el martes, 19 de febrero):
TALLAR LA PIEDRA
Taller para toda la familia de iniciación/primer contacto con la talla de piedra.

“Deja tu huella en la piedra” es un taller enfocado para toda la familia, desde niños a partir de 8 años en adelante, cuyo objetivo es mostrar la antigua relación de los seres humanos con la piedra y su utilización como vehículo de expresión y comunicación, así como despertar el interés por la talla y la creación artística a través de este noble material.

El curso, de cuatro horas de duración, será impartido por el artesano de la piedra Óscar Tobías, que desarrolla su trabajo en el taller Tobías Stone.

A través de esta iniciativa promovemos una actividad en la que pueden participar padres y madres acompañados por sus hijos, o bien sólo adultos. Todos los materiales que se faciliten en él se podrán luego llevar a casa.

La jornada comenzará con una parte teórica de unos 45 minutos donde realizaremos una introducción a la estrecha relación de los hombres con la piedra a lo largo de la historia, las características de las diferentes rocas que podemos encontrar en Cantabria, y las herramientas que se usan para la talla y su correcto uso.

Tras un breve descanso, continuaremos con la parte práctica del taller durante las tres horas restantes del curso. El objetivo es que cada participante realice un trabajo individual de tallado mediante un básico diseño que le facilitamos, y que permita su terminación bien en el propio taller o en casa (a la piedras no les gusta la prisa).

Imparte: Óscar Tobías (Tobías Stone)
Hora: 10 a 14 h.
Precio: 15 € (cada participante recibirá una piedra caliza redondeada y lisa de 1kg. aprox. para tallar, un cincel, un saquito de arena para asentar la piedra durante el trabajo y unas gafas protectoras, y todo podrá llevárselo después a casa).
Dirigido a: de 8 años en adelante (aprox.). Pueden ir tanto familias como adultos solos.
En el Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – El Pendo (junto a la cueva del mismo nombre – Escobedo de Camargo).

INSCRÍBETE AQUÍ

DÓNDE ESTAMOS

CENTRO ETNOBOTÁNICO BOSQUES DEL ANILLO VERDE – EL PENDO:

CASA DE LA NATURALEZA HUMEDALES DEL ANILLO VERDE – MARISMAS DE ALDAY:

MÁS RECURSOS:
Consulta aquí toda la programación de Educación Ambiental de FNYH.

0 292
Editorial Incendios Cantabria

Reproducimos aquí el editorial publicado en El Diario Montañés el lunes, 25 de febrero de 2019, justo tras una gran oleada de incendios en Cantabria (parece ser que intencionados la mayor parte de ellos), y que firmamos conjuntamente Fundación Oso Pardo, Fundación Naturaleza y HombreFundación para la Conservación del Quebrantahuesos:

Cantabria ha vuelto a sufrir en los últimos días una nueva oleada de incendios que nos dejaron más de doscientos fuegos presuntamente intencionados y afectaron a la mitad de los municipios de la Comunidad, lo que ya de por sí resulta alarmante. Pero, con todo, lo peor es que los datos dibujan una tendencia muy preocupante y reclaman el análisis urgente de lo que está pasando, especialmente por parte de la administración cántabra. No sin rubor se debe aceptar que nos encontremos a la cabeza de las regiones de la Unión Europea en número de incendios en relación con su superficie. Mientras que en todos los países del Sur de Europa y en todas las demás regiones de España se ha conseguido ir reduciendo la incidencia de los incendios, en Cantabria y Asturias no ha dejado de aumentar durante las últimas décadas tanto su número, como la superficie afectada por el fuego y la frecuencia de los grandes incendios (los que recorren más de 100 ha). De esta forma, Cantabria registra una media de 730 incendios al año, lo que nos da una idea de la magnitud del problema. ¿Por qué ocurre?

Los expertos en incendios forestales, y cualquiera que conozca nuestro medio rural, saben que quienes queman en Cantabria son gente del territorio que usan el fuego como herramienta para crear o mantener los pastos, o bien como espita y altavoz de sus quejas, justificadas o no, pero asociadas a la crisis sin precedentes que está sufriendo el mundo rural. Alguno de los incendios puede ser imputable a la acción de pirómanos (que, tal como define la RAE, son enfermos con una “tendencia patológica a la provocación de incendios” –sin una razón o a cambio de nada, podríamos añadir nosotros-), aunque las estadísticas oficiales les atribuyen un porcentaje de siniestros muy bajo.

Un rasgo distintivo de los incendios cantábricos es que muchos se producen en invierno o principio de primavera, una época a priori desfavorable al fuego, pero favorable para quemar el matorral con la intención de regenerar los pastos o ampliar la superficie pastable. Estas quemas pueden ser autorizadas y tienen que ser vigiladas para evitar que el fuego se descontrole. Pero algo no está funcionando bien para que la mayoría de las quemas se lleven a cabo con nocturnidad, sin permisos y sin vigilancia. Las quemas pasan entonces a ser ilegales e incontroladas, y pueden convertirse en un grave problema para la conservación de nuestra biodiversidad y para otras actividades de mucho interés como la apicultura.

Una medida muy recomendable sería fomentar los desbroces de matorral realizados de forma manual o mecanizada. Son una buena alternativa a las quemas prescritas allí donde la orografía del terreno permite realizarlos, y siempre que posteriormente vayan asociados a una adecuada carga ganadera. Es una medida que además puede generar empleo local.

Lo que bajo ningún concepto se puede admitir o justificar es el uso del fuego para protestar, aun comprendiendo que la gente del medio rural sufra escasez de infraestructuras y servicios o asista impotente al vaciamiento de sus pueblos, entre otros desasosiegos. Porque, con el denominador común de la sensación de abandono, se está creando una caja de Pandora en la que se enmarañan todo tipo de agravios percibidos, incluyendo a la fauna salvaje y el retraso en el pago de indemnizaciones. Las crisis sociales y/o económicas no son exclusivas de un sólo sector o grupo social, y asistiríamos a un caos si todos aquellos que se encuentran en problemas encauzaran sus protestas de una manera tan destructiva.

Durante décadas la política de lucha contra el fuego se ha basado casi exclusivamente en la mejora de los medios de extinción, y los esfuerzos en prevención han sido pocos. Sin embargo, tal como nos dicen los datos, esta política en la montaña cantábrica ha fracasado. Hay que apostar decididamente por las medidas de prevención; no sólo se trata de apagar bien el incendio sino de que éste no llegue a producirse. No hay que olvidar, además, que en prevención y también en investigación de los incendios, es esencial contar con una plantilla suficiente de Agentes del Medio Natural.

Creemos necesario que todos los incendios deben ser abordados y extinguidos independientemente del tipo de hábitat al que afecten. Ante oleadas de incendios como la de estos días, es evidente que se debe priorizar la extinción de los que amenacen directamente a las personas o sus bienes. Pero cuando esto no ocurre y los incendios afectan a determinados hábitats y, además de esto, se producen en zonas de elevada altitud y alejadas de zonas habitadas, es muy frecuente observar cómo no se interviene y permanecen activos durante varios días calcinando un elevado número de hectáreas, muchas veces en espacios de la Red Natura 2000 (la red europea de espacios naturales protegidos).

Abordar la complejidad de este escenario requiere una administración que entienda y atienda a los habitantes del medio rural, que demuestre su capacidad para el diálogo, pero que a la vez se enfrente de forma enérgica a aquellos que infringen la ley en beneficio propio o por pura inmoralidad. De otro modo, asistiremos un año sí y otro también a oleadas de incendios, a la pérdida de biodiversidad y al empeoramiento de la fractura social entre el medio rural y el urbano.

Por último, queremos hacer un llamamiento a la colaboración ciudadana que entendemos decisiva para combatir con éxito esta lacra y la impunidad que la rodea. El encubrimiento del autor, mal entendido como silencio de vecindad, es un error muy caro que pagamos y sufrimos todos los cántabros.

Guillermo Palomero. Fundación Oso Pardo.
Carlos Sánchez. Fundación Naturaleza y Hombre.
Gerardo Báguena. Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.
El Diario Montañés.
Lunes, 25 de febrero de 2019.

PARA SABER MÁS:
Información sobre incendios en la web de FNYH
Fundación Oso Pardo
Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos
Información sobre incendios en El Diario Montañes

El viernes, 22 de febrero, los “árboles sanadores” será el tema de la charla de ‘Los viernes del Fluviarium’, en Liérganes (Cantabria), que correrá a cargo de Azucena San Pedro, de Factoría Natural.

“Solo aquel que conoce los árboles siente el deseo de protegerlos”.

Peter Wohlleben, guardabosques y autor del libro ‘La vida secreta de los árboles’.

La charla, que se enmarca en las acciones de divulgación ambiental del proyecto LIFE ‘Anillo Verde de la Bahía de Santander, se dedicará, en palabras de Azucena San Pedro, al “poder mágico y sanador de los árboles autóctonos de nuestro entorno más próximo. A esos árboles que, a menudo, pasan desapercibidos, que no valoramos, que no conocemos, pero que nos acompañan y forman parte de nuestro paisaje, y que pueden contribuir a nuestra salud y bienestar, si conocemos todas sus propiedades medicinales”.

Descubriremos, continúa la ponente, “por qué eran mágicos y sagrados para todas las civilizaciones y culturas que nos antecedieron y, a la luz de los descubrimientos científicos, haremos una puesta en valor actualizada de su importancia sanadora”.

Además, se hará una práctica de olfatoterapia con los asistentes.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander”, en que se inscriben estas jornadas, pretende dotar a los municipios en torno a la bahía de una red de áreas verdes a partir de espacios que, a pesar de su gran valor ecológico, se hallaban en estado de degradación… El municipio de Liérganes, en concreto, aporta a esta red los Pozos de Valcaba, en Pámanes, que son una muestra muy destacada de laguna artificial creada a partir de los usos mineros de la zona, y que se encuentra ahora en un estado de conservación magnífico.

El proyecto está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE, y se lleva a cabo gracias a la cofinanciación de la Comisión Europea por medio de su programa LIFE de conservación medioambiental, así como a la de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

DATOS PRÁCTICOS
Charla: Los árboles sanadores.
Con práctica de olfatoterapia.
Imparte: Azucena San Pedro (Factoría Natural).
Día: viernes, 22 de febrero.
Hora: 19 h.
Lugar: Fluviarium de Liérganes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Inscríbete en el curso de Remedios Herbales del sábado, 16 de marzo.
Factoría Natural

I Workshop Regional sobre Infraestructuras Verdes: el camino hacia la sostenibilidad

Ya están abiertas las inscripciones para el I Workshop Regional sobre “Infraestructuras Verdes: el camino hacia la sostenibilidad”, que se enmarca dentro del proyecto LIFE ‘Anillo Verde de la Bahía de Santander’, y que se celebrará los días 7 y 8 de febrero en el Centro de Interpretación del Litoral, en La Maruca (Santander).

Las jornadas, organizadas por Fundación Naturaleza y Hombre, consistirán en una serie de charlas y en unas salidas de campo a algunos de los espacios que componen las infraestructuras verdes en torno a la bahía de Santander.

Inscríbete aquí.

Workshop Infraestructuras Verdes Santander Febrero 2019

Programa del “I Workshop sobre Infraestructuras Verdes: el camino hacia la sostenibilidad”, que se celebrará en La Maruca (Santander), el 7 y 8 de febrero de 2019.

Inscríbete aquí.

PROGRAMA

En la primera jornada, expertos de distintos ámbitos debatirán sobre:

  • Problemas y soluciones en espacios degradados.
  • Involucración de las Administraciones Públicas en los temas verdes.
  • Arquitectura sostenible (edificios eficientes y respetuosos).
  • Mecenazgo de proyectos ambientales.
  • Crecimiento económico sostenible.
  • Papel activo de la población.

Mientras que el segundo día se harán unas salidas de campo a algunos de los espacios del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander:

  • Pozón de la Yesera.
  • Pozos de Valcaba.

…que servirán para ilustrar cómo la población puede cuidar y dotarse de espacios verdes.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander”, en que se inscriben estas jornadas, pretende dotar a los municipios en torno a la bahía de una red de áreas verdes a partir de espacios que, a pesar de su gran valor ecológico, se hallaban en estado de degradación.

Este proyecto, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE, se lleva a cabo gracias a la cofinanciación de la Comisión Europea por medio de su programa LIFE de conservación medioambiental, así como a la de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

Las jornadas están dirigidas tanto a público especializado como a la población general, y la entrada es gratuita, aunque requiere de inscripción previa en la web del Anillo Verde de la Bahía de Santander o en la de Fundación Naturaleza y Hombre.

DATOS PRÁCTICOS:
Inscríbete aquí.
7 y 8 de febrero de 2019.
Gratis.
Centro de Interpretación del Litoral (La Maruca – Santander).

SALIDAS DEL SEGUNDO DÍA:
Se hará una visita guiada al Pozón de la Yesera (Gajano – Marina de Cudeyo) y a los Pozos de Valcaba (Pámanes – Liérganes).
Autobús gratuito a cargo de la organización.
Hora de salida: 10 h.
Hora prevista de finalización: 14 h.
Punto de encuentro: Casa de la Naturaleza ‘Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday” (frente al parking del Centro Comercial Valle Real, en Camargo)

Paso para peces en la presa de Rubalcaba

Ya han comenzado los salmones a remontar las escalas para peces recientemente acondicionadas junto a las tres presas del río Miera a su paso por Liérganes. La creación de estas escalas, que es una de las actuaciones del proyecto LIFE ‘Conservación de la Biodiversidad en el río Miera’, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, pretende ayudar a estos peces y a otros como truchas o anguilas a superar el obstáculo que suponen estos azudes de modo que puedan completar su ciclo de reproducción y su población se vea incrementada en el río.

“Hacía más de 200 años que los salmones no llegaban a ese tramo del río”, recuerda Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre. “Ahora los peces van a poder remontar hasta la cuenca alta del Miera. Gracias a estos pasos, el mejor hábitat del río se está liberando ahora”. También las truchas están remontando las presas, como se sabe por la información que se recibe de algunos ejemplares marcados con microchip.

Las escalas, todas en el marco del proyecto LIFE Miera, se han acondicionado junto a las presas de Revolvo (o Regolgo, como se conoce en la zona), de cuya adaptación se ha encargado la Confederación Hidrográfica del Cantábrico; El Arral y Rubalcaba, estas dos últimas bajo la supervisión de Fundación Naturaleza y Hombre.

Hacía más de 200 años que no se veían salmones en ese tramo del río

En el caso de El Arral se ha optado por una escala de artesas (una especie de escalera para peces) levantada en la margen izquierda, completamente separada de este Bien de Interés Cultural e integrada en el entorno por medio de su recubrimiento con piedra. En Rubalcaba, por su parte, la intervención consistió en un murete de piedra similar a la del azud, también en la margen izquierda y también separado que, reteniendo el agua a modo de estanque, favorecerá que los salmones puedan salvar el obstáculo realizando dos saltos a contracorriente de menos de un metro de altura cada uno.

Previo al comienzo de estas intervenciones, y para que tampoco la fauna se viese afectada, se efectuaron sendos rescates de peces, que después fueron liberados río arriba.

El remonte del salmón al curso alto del río supone la culminación del proyecto LIFE ‘Conservación de la biodiversidad en el río Miera’, que comenzó en 2013 y que durante estos años ha llevado a cabo distintas actuaciones de protección y fomento de la fauna y flora autóctonas, entre las que destaca una intensa labor de reforestación, y que han favorecido a especies como la nutria europea o el salmón atlántico en una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000.

El proyecto LIFE Miera está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y cuenta con la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. El proyecto se ha desarrollado gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través de su programa LIFE de conservación medioambiental; al apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica; y al de la citada Consejería.

MÁS INFO:

Mira aquí los vídeos.

Más noticias.

El Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico acaba de celebrar su encuentro anual en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba (Salamanca), en una jornada organizada por Fundación Naturaleza y Hombre en la que hubo una suelta de perdices rojas, charlas sobre distintos aspectos de la conservación de la dehesa y la entrega de un premio a la Finca La Parrilla, de Monfragüe, por su promoción de la biodiversidad.

El Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico engloba 27 espacios naturales entre fincas privadas, reservas biológicas y enclaves protegidos que alcanzan en total 20000 hectáreas en Salamanca, Cáceres y Portugal, en las áreas de Campanarios de Azaba, Monfragüe, Sierra de Gata y Faia Brava.

Esta red de fincas es clave en la preservación de los hábitats del Oeste Ibérico, pues en ella se llevan a cabo actuaciones de fomento de la biodiversidad como la plantación de encinas, la creación de charcas, la instalación de nidos de rapaces o la mejora de las poblaciones de conejo, paloma torcaz o perdiz roja, básicas en la cadena trófica de la dehesa.

Se soltaron perdices rojas en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en Salamanca

Precisamente una de las actuaciones de la jornada fue la suelta de perdices rojas, que estuvo precedida de un taller sobre la metodología de ese tipo de iniciativas a cargo de Jesús Antonio Jiménez, y se entregaron ejemplares a la Sociedad de Cazadores de La Alamedilla y al Acotado de Nave de Haver. Además, Juan José Gómez Aguado, de la Finca La Parrilla, recibió un premio por su implicación en la conservación de la biodiversidad.

El encuentro sirvió también para discutir sobre distintos aspectos de la conservación de la dehesa: José Sánchez, de la Universidad de Salamanca, dio una charla sobre las técnicas de micorrización, que emplea hongos para favorecer el crecimiento de encinas; el veterinario Carlos Aldea habló sobre el lince ibérico; y la técnico de FNYH, Miryam Palomo, recordó el papel de los insectos en los ecosistemas y destacó la importancia de Campanarios de Azaba, primera Reserva Entomológica de España.

La Finca La Parrilla, de Monfragüe, recibió un premio por su implicación en la conservación de la biodiversidad

Este encuentro se produce poco después de que Fundación Naturaleza y Hombre, que organizaba el mismo, haya recibido el Premio de Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, quizá el más importante del país en ese ámbito, por su trabajo en el Oeste Ibérico que, en palabras de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, es un “continuo digno de ser preservado” en el que encontramos dehesas, sierras, cañones fluviales… y que acoge especies emblemáticas como el buitre negro, el águila imperial, la cigüeña negra, el alimoche o el lince.

El Club de Fincas nació con la intención de llevar a cabo actuaciones de cuidado y promoción de la biodiversidad a través de la fórmula de Custodia del Territorio, por la cual el propietario del terreno y la entidad de custodia llegan a un acuerdo para colaborar en la conservación. Este proyecto, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la Universidad de Salamanca y la Associação Transumância e Natureza, se lleva a cabo en áreas protegidas de la Red Natura 2000, y ha contado durante años con la ayuda de la Unión Europea a través de los fondos del programa LIFE y el apoyo de Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica.

Cabaña pasiega

Este domingo, 2 de diciembre, todo aquel que lo desee puede participar en una actividad encaminada a reforestar el Alto Miera, en la finca de Bernallán (entre Arredondo y San Roque de Riomiera), y que está organizada por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de Fundación Banco Santander. La actividad, abierta a todos los públicos, incluso a los más pequeños, consistirá en la plantación de árboles autóctonos como hayas, abedules, serbales o mostajos y en la restauración de plantaciones previas que pudieran necesitar algún arreglo como la reposición de tutores.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE

La cuenca del Miera ha sido un área tradicionalmente castigada por talas e incendios que la han desnudado de bosques. Eso, además de problemas de erosión del suelo, ha supuesto una merma en la fauna que, además, no disponía de una vía arbolada que favoreciera sus desplazamientos. En un intento de revertir esta situación, Fundación Naturaleza y Hombre y Fundación Banco Santander han trabajado conjuntamente durante años para crear un corredor ecológico que, pasando por el Alto Miera, conectara el Alto Asón y el Alto Pas. Para ello, se plantaron hayas, fresnos, tilos, abedules, robles y serbales para beneficio de corzos, gatos monteses, jabalíes y todo tipo de aves.

Ahora, y para que esas plantaciones tengan éxito, hay que seguir llevando a cabo actuaciones de mantenimiento de las mismas. Una de ellas la protagoniza el rebaño de ovejas lachas y carranzanas que pacen entre las reforestaciones para mantener el bosque libre de maleza y prevenir incendios que malograrían el proyecto.

Pero además hay que hacer trabajos de mantenimiento, reponer árboles que no han salido adelante… Y concienciar a la población de la importancia de todo esto. Por eso, FNYH y Fundación Banco Santander han organizado para este domingo una jornada de voluntariado, dirigida a todo tipo de público, en la que, para participar, solo hace falta inscribirse en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h.

Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes. Información e inscripciones en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h. Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE


HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

DATOS PRÁCTICOS:
Lugar de la actividad:
Finca de Bernallán, cerca del Collado de la Espina, entre Arredondo y San Roque de Riomiera.
Punto de encuentro:
Fluviarium de Liérganes

Coordenadas de Collado de la Espina
En caso de querer ir directamente al lugar de la actividad, el punto de encuentro en el Collado de la Espina es este:

Fecha:
Domingo, 2 de diciembre

Hora:
10:30 h.

Hora fin:
15:30 h.

Inscripción:
En el botón habilitado en esta página, o bien en el tlf. 679 181 472 ó el mail educacionambiental@fnyh.org
Apto para todos los públicos.
Se recomienda ropa y calzado cómodos.
Aperitivo a cargo de la organización.
No habrá autobús, pero ponemos a disposición de los participantes un servicio para que puedan compartir coche si lo desean.
HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

0 613

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido reconocida con el premio a la Conservación de la Biodiversidad, que otorga la Fundación BBVA, y que es quizá el más prestigioso en esa materia en España y Europa. Carlos Sánchez, presidente de FNYH, recogió esta semana el galardón de manos del presidente de la Fundación BBVA y resaltó en su discurso la ayuda que la organización conservacionista que dirige presta “no solo a la preservación de especies y hábitats sino también al desarrollo humano”, en un momento, además, en que quienes se ocupan de la conservación de la naturaleza “se encuentran más amenazados que nunca”.

Cantabria y el Oeste Ibérico: los escenarios de trabajo

Fundación Naturaleza y Hombre nació en Cantabria hace 25 años y, desde entonces, ha llevado a cabo numerosos proyectos tanto en esa región como en Castilla y Léon, Extremadura e incluso Portugal. En el Oeste Ibérico destacan las acciones en Campanarios de Azaba – Malcata, Faia Brava, Sierra de Gata o Monfragüe, en un esfuerzo por proteger los hábitats de la dehesa y favorecer la presencia de especies emblemáticas como el buitre negro, el águila imperial, la cigüeña negra, el alimoche o el lince. El Oeste Ibérico, subrayó Sánchez, son dos millones de hectáreas en una franja fronteriza entre España y Portugal que constituyen “un continuo natural digno de ser preservado, con dehesas, sierras, cañones fluviales…”. Un hábitat cuyos principales problemas son la sobreexplotación ganadera, que impide la regeneración natural de la flora y el agotamiento de los recursos y, en el otro extremo, paradójicamente, el abandono de la actividad en las zonas rurales.

En Cantabria, FNYH ha llevado a cabo la reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental; la mejora de los hábitats de la cuenca del Miera, con la habilitación de pasos para salmones o intensas campañas de plantación de árboles autóctonos (también en Burgos) en una zona especialmente castigada por la deforestación; o la creación del Anillo Verde de la Bahía de Santander, proyecto en que la organización se halla actualmente inmersa.

Ecoturismo y Acuerdos de Custodia: la gestión de los espacios naturales

La participación tanto de propietarios de los terrenos como de ganaderos es clave para que todos estos proyectos salgan adelante: “No podemos legislar pero sí acordar. Nada podemos imponer. Todo lo que hacemos son acuerdos de protección voluntaria”, en palabras de Carlos Sánchez, y que se enmarcan en la figura fundamental de los Acuerdos de Custodia del Territorio.

En la gestión de los espacios naturales, el ecoturismo se presenta como una opción especialmente apropiada, y  Campanarios de Azaba, en Salamanca, es un ejemplo de ello: la reserva acoge visitas de fotógrafos de naturaleza o de personas que buscan disfrutar del entorno. Y, en Cantabria, FNYH ha abierto el Fluviarium de Liérganes, la Casa de los Humedales del Anillo Verde, en Camargo; y el Centro Etnobotánico de El Pendo.

Todas estas instalaciones sirven, además, para desarrollar una extensa labor divulgativa.

La Fundación BBVA y la conservación de la biodiversidad

El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, resaltó en su discurso que “seguimos sin ser plenamente conscientes de nuestra total dependencia de la biodiversidad. Sin insectos polinizadores, o sin el plancton sostenedor de la cadena trófica, no es posible nuestra civilización. Damos por hecho la obtención ininterrumpida de estos servicios proporcionados por los ecosistemas; y, sin embargo, estamos alterándolo gravemente”. Para González, “contraponer la especie humana a las demás, como si el resto de los habitantes de la Tierra poblaran un escenario que nosotros solo contemplamos, es una visión errónea”. El presidente de la Fundación BBVA criticó también a los dirigentes que “siguen negando o deflactando la evidencia sobre la gravedad del desafío ambiental”, pero también a “otros líderes y decisores mejor informados” que sin embargo expresan “tan solo un compromiso genérico, tibio, muy por debajo de lo esperable”.

Los otros galardonados de esta edición han sido, en la categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización, los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, por su labor al frente de la revista Quercus; y Fundación Moisés Bertoni en la categoría internacional por su trabajo en Paraguay.

Las fotos de la ceremonia

Los proyectos

MÁS RECURSOS:
Discurso de Carlos Sánchez en la ceremonia de entrega del premio
Fundación BBVA